Síguenos

portada


La luz y el contraste, elementos importantes en la fotografía de naturaleza
La fotografía de naturaleza es para mí la disciplina más gratificante a la que un fotógrafo, tanto aficionado como profesional, puede dedicar su tiempo. Lo inesperado de las situaciones, la paciencia para conseguir la toma, el reto técnico, en muchas ocasiones hacen que conseguir una fotografía que nos guste sea algo más complicado de lo que parece. Quiero mostraros con tres ejemplos lo importante que es la luz y el contraste en la fotografía de naturaleza y cómo estos elementos pueden hacer que nuestras fotografías sean más atractivas.

La luz en la fotografía de naturaleza


luz en la fotografia
Una de las primeras cosas que aprendí como fotógrafo es que sin luz no hay fotografía, pero pronto me di cuenta de que lo realmente importante no era tener luz, sino tener la luz adecuada. Si hablamos de la luz en la fotografía de naturaleza y sobre todo en el paisaje, estamos hablando de que la luz adecuada es la de las primeras horas del día, incluso antes de la salida del sol, y la de las últimas horas del día, sobre todo después de la puesta de sol.

La razón por la que estas horas son las mejores tiene su explicación en lo rasante que llega la luz al estar el sol muy bajo. Esto, junto al tono cálido y la suavidad de la luz, hace que los objetos que son iluminados por este tipo de luz tengan un brillo atractivo, sean ricos en detalles y tengan una sombra suave. Como en la fotografía que tenéis a continuación. Durante una salida en la que la situación meteorológica era la protagonista con nubes muy llamativas, hubo un minuto de luz solar directa sobre la orilla, proporcionado el brillo suficiente para destacar sobre el fondo grisáceo.

ejemplo luz

Disponer de una ventana de tiempo tan pequeña implica hacer sacrificios, como levantarse tan pronto que parece imposible que sea para ir a hacer una fotografía, y muchas desilusiones, como llegar al sitio y que las nubes tapen la salida del sol o lo peor de todo, caminar dos horas para una puesta de sol y que en el mejor momento, aparezcan las nubes. Pero el día que todo te sonríe o en ese momento en que parece que tiene que empezar a llover y aparece la luz, no puedes dudar, tienes que hacer la fotografía, la luz puede durar sólo unos segundos.

Para poder aprovechar lo mejor posible el tiempo, yo os recomiendo dos cosas: en primer lugar, reconocer la zona que vamos a fotografiar durante el día para saber cómo es el sitio y decidir cuál puede ser el punto más interesante, ya que en el momento del amanecer o atardecer todo cambiará muy rápido, y en segundo lugar, anticiparse a los movimientos del sol usando un software como el TPE para conocer los horarios y la dirección de la luz.

braketing

La fotografía que he elegido como ejemplo resume muy bien todo lo que os he dicho. El lugar, Ses Salines en Campos – Mallorca. Lo había visitado en diferentes horarios para conocer bien por dónde pasar, coloqué la cámara unos segundos después de que el sol desapareciera por el horizonte, empecé a fotografiar probando la medición y el encuadre hasta que el degradado de luz me pareció el ideal. Seguí haciendo fotos pero la intensidad de luz desapareció.

El contraste


contraste
Si explicamos qué es el contraste diciendo que es la manera como vemos un color en referencia a los colores que tiene alrededor, tenemos la respuesta a lo que tenemos que buscar en una fotografía para tener una buena composición por contraste. Un ejemplo fácil es pensar en un objeto oscuro. Si lo fotografiamos sobre un fondo también oscuro, la falta de contraste hará que no percibamos la forma que tiene el objeto, pero si, por el contrario, fotografiamos ese objeto oscuro sobre un fondo claro, gracias al contraste, apreciaremos perfectamente la forma que tiene.

En la fotografía del helecho a ras de suelo que encontré cuando caminaba por un sendero, aprecié un cierto cambio de coloración en algunas de las hojas. Lo que me llamó suficientemente la atención como para hacer una rápida y sencilla fotografía cenital que una vez visionada en el ordenador tampoco me gustó tanto como lo que mis ojos veían al natural.
helecho color

El contraste entre los dos colores había disminuido en la toma y decidí pasar a blanco y negro la fotografía. Aclaré el amarillo y oscurecí el verde para obtener más contraste entre una rama y otra. El resultado visual es que la rama más amarilla queda mejor recortada sobre el fondo verde, llamando más la atención al espectador.

antes y despues

Finalmente apliqué el recorte cuadrado para centrar más la atención y eliminar parte del fondo que no me gustaba.

recorte

En Xatakafoto | Cómo fotografiar amaneceres y puestas de sol
Fotografías | José Juan Gonzálvez

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

7 comentarios