Síguenos

Piel de porcelana

El conocido retoque de nombre “piel de porcelana” tiene tantos fans como detractores del mismo. Como técnica en sí no tiene nada malo. Aunque como en todo uso, la mesura y el grado justo de aplicación es justo equilibrio para un buen resultado final.

Este tipo de retoque del que, es cierto, se abusa en el mundo de la moda y la publicidad es, sin embargo, un buen ejercicio para poner a prueba tus habilidades con la edición. Porque si antes era el revelado, un ejercicio de estilo necesario, ahora es la edición el ejercicio de estilo para diferenciarte como fotógrafo. Veamos el vídeo.

Lindsay Adler, la fotógrafa que ha preparado este tutorial, nos indica que su objetivo ha sido la limpieza de manchas, la mejora del contraste (dodge and burn) y dar un aspecto final de piel de porcelana.

Lo que no me termina de convencer, pero entiendo que se haga en ese ámbito de la moda, es el uso de la herramienta licuar para modificar la anatomía de la modelo. Me gusta, por otro lado, en esta ocasión el aspecto equilibrado del resultado final (confieso que esta técnica no me hace mucha gracia, o más bien el abuso desmedido de la misma, sería más correcto decir). Pieles de porcelana, son … ¿pieles sin textura? ¿pieles licuadas? Una técnica con la que es fácil caer en el abuso de la misma, pero que ha de saberse.

Vídeo | Speed Retouch – High Key Lighting de Lindsay Adler en Vimeo.

Vía | ISO1200

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios