Publicidad

Esto es lo que le pedimos a unas hipotéticas Canon EOS R1 y Nikon Z1 para competir contra la Sony A1
Actualidad

Esto es lo que le pedimos a unas hipotéticas Canon EOS R1 y Nikon Z1 para competir contra la Sony A1

Parece claro que la Sony A1 ha sido un "golpe sobre la mesa" y ha supuesto un sorpasso técnico a Canon y Nikon en el mercado fotográfico. Por eso, cobra fuerza la hipótesis de que, a no tardar mucho, ambas marcas presentan su respuesta en forma de unas cámaras que, dicen los rumores, se llamarían Canon EOS R1 y Nikon Z1.

Y, claro, la rumorología está que arde pensando en cómo deberían ser estos dos modelos para plantar cara a la fuerte apuesta presentada por Sony. Eso si realmente llegan a presentarse... Lo cierto es que, como os hemos venido contando, desde que se lanzaron al mercado de las sin espejo de formato completo (Nikon en agosto de 2018 y Canon sólo unos días después), se ha venido hablando de la posibilidad de que ambas lanzaran un modelo TOP de su familia mirrorless, comparable con las réflex Canon EOS 1Dx Mark III y la Nikon D6, hoy por hoy sus modelos más profesionales.

Sony A1 Lateral

Por tanto, lo más lógico es que estos modelos ya "lleven en el horno" algún tiempo, y sólo sea cuestión de darles vía libre ahora que Sony aprieta; pero también podría ocurrir que sólo fueran una idea, en cuyo caso su desarrollo podría ser mucho más complicado.

Nikon parece estar en peor situación para aceptar el reto mientras que Canon ya lo hizo de alguna manera cuando presentó la EOS R5

De hecho, en el caso de Nikon parece menos probable que se "lancen al ruedo" toda vez que ellos mismos han reconocido que su situación no es la mejor. Además, tienen un importante handicap: su dependencia de terceros fabricantes en el campo de los sensores, de hecho muchas de sus cámaras utilizan sensores manufacturados por Sony (aunque adaptados).

En Canon la cosa parece un poco más probable, primero por su propia fortaleza que la mantiene en el liderato del mercado , segundo porque fabrica sus propios sensores, y tercero porque desde que el año pasado hizo un movimiento similar con la Canon EOS R5, pudiera parecer que está dispuesta a "entrar en el juego" de Sony: "si tú sacas una cámara que destaca en el mercado yo saco otra mejor..."

¿Resolución o velocidad?

Si decíamos que Sony ha dado un golpe sobre la mesa no es sólo por los datos puros que promete la Alpha 1, sino porque es la cámara más avanzada y completa del momento y reúne las ventajas de todos los modelos de la casa. Así, es una cámara que puede servir para todo tipo de profesionales; ya no se trata de elegir entre un modelo que ofrezca una alta resolución (ideal para fotografía de estudio) o una en la que prime la velocidad (tan necesaria para los fotoperiodistas deportivos) o, incluso, una que rinda bien en grabación de vídeo: la Sony A1 lo tiene todo (en teoría).

De hecho ya se habla de que este modelo podría perjudicar a las ventas de las Sony A7R IV, A9 II y A7S III, que serían los modelos punteros de Sony en esos ámbitos. La A1 reúne lo mejor de todas ellas (no totalmente, claro) y ofrece un todo en uno muy interesante que, eso sí, tiene un precio muy alto.

En cualquier caso, esto plantea una gran duda: ¿van Canon y Nikon a apostar por lo mismo? Es decir, ¿van a lanzar una cámara que sirva para todos los terrenos y destaque en prácticamente todas sus características? ¿o seguirán apostando por los modelos especializados? Es una pregunta de momento sin respuesta.

Sea como fuere, vamos a ver qué es lo que podrían ofrecer esas hipotéticas Canon EOS R1 y Nikon Z1 que apuntábamos al principio según lo que hemos podido leer en páginas web. Eso quiere decir, para que quede claro desde el principio, que estamos hablando exclusivamente de rumores y conjeturas sobre sus posibles características.

Canon EOS R1

Como decíamos, con la Canon EOS R5 la marca ya dio "un puñetazo en la mesa", pero claramente la Sony A1 le ha atacado donde más duele, porque la supera en tres puntos clave: velocidad de disparo (30 fps frente a 20), resolución (50 Mpíxeles frente a 45) y grabación de vídeo 8K... sin calentarse. Es cierto que la Canon parece seguir siendo mejor en algunos puntos, como un estabilizador que llega a los ocho pasos (en lugar de los 5,5 de Sony) y más puntos AF, pero sobre el papel la Sony queda por encima.

Canon Eos R1 Este podría ser el aspecto de una hipotética Canon EOS R1.

Por tanto, ¿qué tendría que tener la nueva EOS para ponerse a la altura de la A1? Pues en Digital Camera World apuntan cinco cosas concretas. La primera, cómo no, sería un sensor nuevo que podría tener una elevada resolución; quizá ese hipotético sensor de 90 Mpíxeles con pixel shift que ya se rumoreó podría haber llevado la R5.

La EOS R1 debería mejorar la velocidad de disparo, resolución y grabación de vídeo respecto a la R5, aunque ya tendría ventaja en cosas como el estabilizador y el número de puntos AF

Otra opción sería que incorporaran una evolución del sensor con obturador global que presentaron hace años sólo para aplicaciones industriales. En el artículo apuntan que esto probablemente supondría conformarse con una resolución menor (alrededor de 21 Mpíxeles dicen) debido a la naturaleza de la tecnología, pero a cambio permitiría superar ampliamente esos 30 fps de velocidad. Esto haría por tanto que esa hipotética EOS R1 fuese un "demonio de la velocidad", a cambio de una alta resolución, con lo que no competiría en todos los terrenos como lo hace la A1.

Otro componente a mejorar sería el estabilizador, que aunque en teoría supera en eficacia al de Sony aún podría mejorar y llegar a ofrecer una estabilización de imagen equivalente a nueve pasos, utilizando determinadas ópticas, y seis pasos usando objetivos no estabilizados. La tercera posible mejora estaría en un sistema de disipación del calor en el cuerpo de la cámara que, claramente, debería hacer olvidar los problemas manifestados en las EOS R5 en este sentido. Quizá para ello se podría optar por un ventilador interno (o algún otro tipo de disipación activa del calor) que se podría alojar en un cuerpo que, presuponen, sería mayor que la R5. Un cuerpo que, lógicamente, tendría que estar al nivel de los resistentes cuerpos profesionales de la marca, famosos por su resistencia.

Así, se atreven a comentar que "para ser un verdadero sucesor de la familia EOS-1D X de Canon, la EOS R1 no debería escatimar en esta características; tendría que ser sólida como una roca, sellada contra la intemperie y contar con el agarre vertical incorporado que facilita la toma de fotografías en orientación horizontal y vertical". Este grip incorporado también permitiría incoporar una batería mucho más grande para mejorar las 530 fotos que declara la Sony A1 (usando la LCD), y de paso empezar a acabar con uno de los principales lastres de las sin espejo frente a las réflex.

Por último, hablan de un sistema AF mejorado al incorporar el Quad Pixel AF, un mecanismo que ya fue patentado y que sería una evolución del ya conocido Dual Pixel AF que tan bien llega a rendir en la EOS R5 como ya comprobamos. Si este sistema está basado en puntos AF con dos fotodiodos independientes, la nueva tecnología lo haría con cuatro fotodiodos permitiendo ofrecer hasta 83 millones de puntos de detección AF, lo que da una idea de las posibilidades que se abren.

Nikon Z1

Por su parte, en la marca que tantos años disputó el liderato del mercado fotográfico podrían estar preparando un regreso a lo grande. Es cierto, como ya hemos adelantado, que no parecen partir en la mejor situación, pero los rumores van en la dirección de tranquilizar a los fieles Nikonistas, y aseguran que esa hipotética Nikon Z1 sería la cámara que devolviera a la marca "al lugar que se merece".

Nikon Z1 Y así podría ser el cuerpo de una hipotética Nikon Z1.

Así lo cuenta en Petapixel y en su propia web el fotógrafo Thom Hogan, un conocido supergurú nikonista del mundillo fotográfico, quien cree que no hay razón para desconfiar. Hogan asegura que la marca tiene entre manos muchos productos para el futuro, que incluso tiene en mente algo que podría ser revolucionario, y está convencido de que la marca estará a la altura de la competencia.

El conocido gurú Thom Hogan está convencido de que Nikon dará la talla con una cámara que quizá no llegue a competir con la Sony A1 pero sí convencerá a los Nikonistas

Se atreve a decir incluso que la Sony A1 no ha tenido nada de sorprendente, ya que "hizo exactamente lo que dijeron que harían", unir de alguna forma en una cámara velocidad, resolución y capacidad para captar fotos con poca luz. Sin embargo cuestiona las capacidades de la cámara para hacer fotos en condiciones de baja luminosidad, dice que incluso hay algunos "pasos atrás" y comenta que sus mayores novedades están en la "combinación de píxeles" sin blackout en el visor, la sincronización ampliada de flash y sus capacidades de comunicación. Siempre según Hogan, Sony tendría que haber apostado por un cuerpo más robusto, una mejor pantalla LCD y más opciones de recorte, aunque reconoce que "ha puesto un listón".

Entonces, aparte de "poner verde" a la nueva Sony, se hace la pregunta que tienen todos los usuarios de la marca: ¿podrá Nikon superar ese listón? Para responder, se plantea una serie de preguntas adicionales que va contestando una a una. La primera, si llegará una Nikon Z de gama alta en 2021, el autor se muestra convencido de que sí lo hará, problemente a finales de la primavera o principios del verano.

Siempre según Hogan la cámara ofrecerá vídeo en resolución 8K pero no tendrá un sensor con mayor resolución que el de la Nikon Z7 II porque la marca ha invertido muchos recursos en mejorar sus chips de 20, 24 y 45 Mpíxeles para sus próximas cámaras. "Más tarde llegarán sensores con más píxeles, y puede que sean más de los que esperas".

También está convencido de que la nueva cámara será más rápida disparando que la Z7 II, que tendrá un mejor rendimento y un cuerpo más profesional (recordemos que esta cámara no cumplió las expectativas). Lo que no tiene claro es si contará con tecnología de desplazamiento de píxeles o un mejor visor electrónico, ni cómo mejorarán las posibilidades de conexión para fotógrafos deportivos y otros profesionales.

Finalmente, Hogan dice que claramente la nueva cámara tendrá un precio mayor que la Z7 II y que se convertirá en la nueva gama alta de la familia Nikon Z. Sin embargo, el gurú nikonista habla de que la supuesta Z1 no será eactamente un modelo equivalente a la Sony A1: "los objetivos de Nikon son un poco diferentes a los de Sony. Pero me siento cómodo al decir que creo que la cámara, tal como se me ha descrito, sería completamente satisfactoria para los fieles de Nikon. De alguna manera, podría verse como mejor".

¿Qué va a pasar entonces?

Por supuesto no tenemos una bola de cristal pero apostamos a que sí, a que tanto Canon como Nikon sacarán esas cámaras para competir de alguna manera con la Sony A1; sin embargo, vemos complicado que ambas marcas vayan a aceptar la apuesta de Sony como tal. Es decir, podría ser que su cámara tratara de competir en todos los terrenos, pero no nos extrañaría con que se "conformaran" con presentar una que se sitúe en lo más alto de su catálogo, que contente a sus usuarios pero, quizá, no llegue a lo que ofrece Sony con su nueva apuesta.

Apostamos a que sí, a que tanto Canon como Nikon presentarán un nuevo modelo TOP, pero no está claro si competirá con la Sony A1 en todos los terrenos

Tradicionalmente ambas marcas han sido bastante conservadoras y normalmente no les ha ido mal; así que ¿por qué hacerlo ahora? Es cierto que Sony les ha comido bastante terreno, pero una vez que se lanzaron al ruedo de las sin espejo de formato completo no es cuestión de ponerse a hacer locuras. Ambas tienen una estrategia marcada y, por experiencia, nos parece complicado que se salgan de ella, por mucho que la competencia presione.

Sony A1 Canon Eos R1 Nikon Z1 02

Aún así, debemos confesar que resulta divertido imaginarse a los más altos responsables de Canon y Nikon discuentiendo entre ellos o devanándose los sesos, sin poder dormir pensando qué hacer... Claro que también nos podemos imaginar una reunión de ejecutivos riéndose a carcajadas, imaginándose la sorpresa que se van a llevar en Sony cuando conozcan sus planes...

No tenemos más remedio que seguir expectantes y esperar unos meses a ver qué pasa; por cierto que no hemos hablado de que este año debería haber Juegos Olímpicos en Tokio (a partir del 23 de julio). Así, igual que el año pasado las tres marcas se apresuraron a que estuvieran preparados sus modelos más capaces (las mencionadas Canon EOS 1Dx Mark III y Nikon D6 y, en el caso de Sony, la A9 II) para "lucir palmito" en este evento, todo hace suponer que este año se podría repitir la jugada.

Porque, si finalmente se pueden celebrar las olimpiadas, no serán como siempre las hemos conocido pero las fotos que inmortalicen las gestas de los deportistas seguirán siendo importantes y un buen escaparate para las marcas. Sin embargo, si se confirmara su suspensión, seguro que podría afectar a las futuribles cámaras que, incluso, quizá podrían volver a quedarse metidas en un cajón. ¿Quién sabe qué pasará?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio