Compartir
Publicidad
Publicidad

Image Deblurring: maravillas pero no milagros

Image Deblurring: maravillas pero no milagros
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los momentos que más revuelo ha causado recientemente en el mundo del postproceso ha sido posiblemente la presentación de la herramienta de “des-desenfocado” por parte de Adobe, hace un par de semanas. Como recordaréis, este algoritmo era capaz de analizar las imágenes trepidadas para deshacer el desenfoque por movimiento.

Los ejemplos que pudimos ver en su vídeo de presentación eran bastante espectaculares, volviendo a la vida fotografías inutilizables y convirtíendolas en algo más que aprovechables. Como apuntaba nuestro compañero Miguel Ángel, hubo quién se atrevió a pronosticar el final de los estabilizadores.

Desde entonces hemos tenido pequeñas pinceladas de decepción: primero, Adobe reconoció en su blog que este sistema no es infalible, y que tiene sus puntos débiles (lógico, por otra parte), pero las críticas de verdad llegaron cuando admitieron que una de las imágenes de prueba (a continuación) no es real, y que se había desenfocado digitalmente para después volverla a corregir.

Adobe se escudó diciendo que esta práctica es común en la investigación de este tipo de algoritmos, pero los más críticos con la marca aprovecharon este fallo para atacar duramente a la marca y minar las esperanzas que muchos habían puesto en esta tecnología.

Deblur Falso

En favor de Adobe debo decir que no es culpa suya la expectación que creó esta presentación, y que ni ellos mismos esperaban: muchos medios se lanzaron a exaltar sus capacidades sin profundizar en su funcionamiento. Por ejemplo, sus creadores ya indicaron que sólo corrige el movimiento de la propia cámara, y no que no trabaja correctamente cuando las fotografías tienen varios tipos de desenfoque simultáneamente.

Así, si tenemos una foto angular, con sujetos moviéndose en las esquinas y otros en el centro, cada uno tendrá una velocidad relativa bastante distinta con respecto al observador, y ningún programa (al menos, a día de hoy) será capaz de eliminar todo el movimiento. De hecho, ni tan siquiera un estabilizador lo habría hecho, ya que la única solución habría sido usar una velocidad de obturación más rápida.

Por último, muchos han comentado que este tipo de algoritmos no son ninguna novedad en el mundo universitario y de la investigación, aunque es cierto que hasta ahora no se habían visto muchas aplicaciones prácticas. De hecho, en el artículo del blog de Photoshop que enlazamos más arriba, cuentan cómo Adobe estuvo a punto de colocar esta tecnología en Photoshop CS2, pero aún no estaba suficientemente madura.

El mejor ejemplo que he visto hasta ahora de qué podemos esperar de este software es el que tenéis en cabecera, y que nos enlaza Petapixel: la conocida foto del desembarco de Normandía de Robert Capa. En el análisis que hace el ingeniero Jue Wang se descubre que la cámara permaneció quieta durante casi toda la captura, pero en el último momento se movió a la izquierda, y es que cualquiera mantiene el pulso en cuando estás suficientemente cerca.

Si tengo que elegir, por cierto, me quedo con la foto original y su desenfoque: al fin y al cabo, ni Photoshop ni ningún otro software va a ser capaz de trasmitir la sensación de una guerra como los grandes maestros.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos