Compartir
Publicidad
Samyang XP 50 mm F1.2, análisis: un objetivo manual de alta gama que destaca por su precio
Actualidad

Samyang XP 50 mm F1.2, análisis: un objetivo manual de alta gama que destaca por su precio

Publicidad
Publicidad

Samyang es un fabricante internacional de objetivos para cámaras fotográficas y de vídeo. Es una marca desconocida para muchos, pero acaba de presentar el Samyang XP 50 mm F1,2, un objetivo manual preparado para rendir con sensores de más de 50 MP y con vídeos 8K. Y lo hemos probado a fondo.

Los objetivos de 50 mm son grandes clásicos para los fotógrafos que tenemos más de 30 años. Cuando comprábamos una cámara, el objetivo del kit era uno de estos. Manual, metálico y luminoso. Pero cuando se popularizaron los zoom este idilio terminó. Y nos empezaron a vender objetivos de plástico con una luminosidad poco menos que dudosa. Se tiraron piedras al tejado, pues estos objetivos son incapaces de rendir con los sensores actuales.

 Mg 0004 1 El recubrimiento de las lentes a la vista

¿Qué quiero decir? Un buen objetivo es capaz de sacar a la luz los 20, 30 o 40 millones de píxeles de cualquier sensor. Un objetivo básico no podrá conseguirlo nunca. Básicamente nos venden ópticas incapaces de dar la cara por sus sensores. Y el conjunto se resiente. Afortunadamente tenemos la posibilidad de comprar objetivos que aprovechan hasta el último píxel.

Y el Samyang XP 50 mm F1,2 es la última joya que ha llegado a nuestras manos. Sobre el papel promete muchas cosas. Por este motivo en Xataka Foto hemos querido probarlo para descubrir las luces (y las sombras si las hubiera) de un objetivo que viene a ser, en principio, como la piedra en el zapato para Zeiss, Sigma, Tamrom... y por supuesto las grandes marcas.

Es un objetivo de 50 mm, con una luminosidad increíble, una construcción que llama la atención y peso y dimensiones acordes con sus especificaciones: 1200 gr de peso, 117,4 mm de longitud y con un diámetro de 86 mm.

Especificaciones del Samyang XP 50 mm F1,2

Ya lo hemos dicho al principio, no podemos olvidar que estamos ante un objetivo de enfoque manual. Y que la premisa para hacerlo es ofrecer la máxima calidad posible con un precio contenido. La misma filosofía de la empresa Sigma con su famosa serie Art.

No he podido confirmarlo en ningún sitio, pero la construcción parece que obedece a la misma que siguen los objetivos Zeiss. Para conseguir la más alta calidad de imagen, de centro a esquina, las 11 lentes en 8 grupos corresponden a un teleobjetivo invertido. De ahí su tamaño y peso. A cambio se consigue subsanar el problema de no poder colocar las lentes lo más cerca posible del sensor. Pero como decimos, no está confirmado.

Longitud focal

50 mm

Rango de apertura

1,2-16

Montura

Canon Ef manual

Compatibilidad de formato

Formato completo, APS-C

Enfoque mínimo

45 cm

Campo angular

46.6 ° (FF) 31° (APS-C)

Número de lentes/grupos

11/8

Diámetro

86 mm

Tamaño (diámetro máximoxlongitud)

93x117,4 mm

Peso

1200 gr

Precio

799€

El precio puede ser su gran baza frente a sus más directos competidores. Es verdad que a mucha gente le echará para atrás el hecho de ser un objetivo manual. Pero si queremos calidad es algo a lo que debemos renunciar. Y si dominamos el tema del enfoque, o podemos trabajar sobre trípode, no es un gran problema.

Diseño

Samyang ha cambiado. Tiene el estigma de ser la marca barata de objetivos (un paseo por los foros basta para comprobarlo). Pero con la serie XP ha dado un paso de gigante. Por ahora son tres objetivos objetivos premium XP: 85mm f/1,2 y 14mm f/2,4. Además del que tenemos entre manos.

Si no viéramos el logotipo, muchos podrían pensar que estamos ante un nuevo objetivo de Zeiss, sin ir más lejos. Y os prometo que es algo que me ha pasado en una tienda de fotografía con uno de sus empleados. Su construcción es robusta; el giro del anillo de enfoque es firme, largo y preciso. El anillo de diafragmas exactamente igual.

 Mg 0002 1 En comparación con un EF 50mm f1,4

No parece que sea un objetivo muy resistente a la lluvia, pero no ha quedado más remedio que enfrentarlo al mal tiempo y no ha tenido absolutamente problema alguno. Sin duda el metal utilizado y el plástico termoestable permiten aguantar suaves inclemencias del tiempo.

Todo en él rezuma calidad. Y aumenta la confianza en que los resultados ópticos, lo que realmente importa, serán altísimos. Si quieres tener la mejor calidad de imagen con tu equipo invierte, si tienes un presupuesto ajustado, antes en objetivos de esta clase que en cámaras de gama alta. Y este es un caballo ganador.

Con el Samyang XP 50 mm F1,2 entre las manos

Pero antes de ver los resultados vamos a relatar cómo es trabajar con un objetivo semejante. Porque es distinto a lo que la mayoría está acostumbrado. Se ven pocos objetivos grandes y manuales por la calle. Tengo que decir que incluso un transeúnte se me encaró por pensar que estaba disparándole con un teleobjetivo mientras infringía la ley paseando con su perro, pero la cosa no llegó a mayores.

Un objetivo tan luminoso representa un serio problema a la hora de enfocar, sobre todo con cámaras réflex y sus temidos problemas de ajustes de autoenfoque. Se soluciona trabajando con el Live view, pero es algo que solo podemos hacer si colocamos la cámara en un trípode. O ajustando el microajuste de enfoque de las máquinas.

D1243 082 Yo enfoqué en la cara...

Nosotros nos hemos arriesgado y hemos trabajado sin las ataduras del trípode en la calle. Afortunadamente, gracias a los contactos metálicos de la montura, tenemos confirmación de foco mientras apretamos al botón de enfoque de la cámara... Menos da una piedra.

El gran problema, sobre todo en la época en la que todo parece perder gramos y más gramos, es el peso. Conozco poca gente que esté dispuesta a soportar una carga tan grande.

D1243 039 Abierto a f1,2

El problema surge cuando queremos enfocar a f1,2. Cualquier mínimo movimiento puede destrozar la toma. Y acordarte del día que compraste un objetivo tan luminoso. Todo es cuestión de andar con cuidado y llevar siempre el trípode. Así seguro que se acaban los problemas. Y el éxito está asegurado por el bonito bokeh que ofrece este objetivo, gracias a su máxima luminosidad y a las nueve palas del diafragma que consiguen una abertura casi circular.

En este caso es necesario dominar las leyes de la distancia hiperfocal... pero tiene poco sentido con una distancia focal de estas características. Si os interesa os podemos decir que hay que enfocar a 67 m para lograr una profundidad de campo desde 33m hasta el infinito... Poco práctico.

D1243 094 Samyang XP a f3,2

Pero problemas aparte, si jugamos con los diafragmas medios no tendremos problema alguno para trabajar con este objetivo. Enfocamos, confirmamos el foco y disparamos. Sería ideal tener una pantalla de enfoque partida, como la de las antiguas cámaras, pero con un poco de experiencia pronto te olvidas del autoenfoque.

Calidad de imagen

Y llegamos al último punto, al más importante. ¿Merece la pena comprar este objetivo?. Todo depende de la calidad de imagen que busquemos. Que se note cada euro invertido. Y desde luego que merece la pena. Es uno de los mejores objetivos que te puedes comprar si eres el poseedor de una Canon y buscas la máxima calidad.

D1243 113 Samyang a f2

La máxima luminosidad consigue un bokeh increíble, un desenfoque muy de moda. Pero que si se abusa puede llegar a cansar al espectador. El viñeteado es muy leve y desaparece a f2,8. La nitidez, con un sensor FF, se mantiene del centro a las esquinas sin sufrir grandes cambios. Y el diafragma cierra hasta f16, justo antes de presentar problemas graves de difracción.

D1243 141 Cuando termina el viñeteado

También sorprende el control de la aberración cromática, casi inexistente. sin duda gracias al material y al recubrimiento de las lentes del objetivo, asféricas y de alta refracción, con recubrimientos especiales. En caso de necesitar corregir estos problemas porque por algún motivo se aprecian, por ahora es imposible hacerlo con los programas de Adobe.

D1243 061 Samyang a f1,2

La nitidez general, la apreciación de los detalles que consigue hace que nos olvidemos de cualquier otro objetivo que tengamos e incluso del peso que tenemos que cargar cada vez que lo sacamos. Desde Samyang dicen que es un objetivo ideal para retratos, pero es perfecto para aprovechar todas las virtudes de un objetivo normal.

La opinión de Xataka Foto

Si estás buscando un objetivo de altas prestaciones, sin hacernos un agujero en la cartera el

es el que necesitas. Es verdad que hay una selección estupenda de objetivos de 50 mm, como el Canon EF 50/1.2 L USM, el Sigma AF 50/1.4 ART HSM DG o el Zeiss Planar T* 1,4/50. Pero este es el más económico que podemos encontrar en el reino de los objetivos de alta gama.

D1243 136 Sobre trípode a f16

Para muchos será un problema el enfoque manual pero en este caso, con un poco de práctica, y con la ayuda de la confirmación de foco de la cámara todo irá más rápido.

D1243 114 Sobre trípode a f1,2

El gran problema, como he repetido varias veces, es el tamaño y el peso. Pero cuando alguien busca la máxima calidad posible estas cosas no suelen preocuparle. Además recomendamos ir con un trípode en la mayoría de las situaciones, por lo que el futuro propietario debe ir haciendo pesas y cuidando sus cervicales. Eso sí, luego, cuando vea las copias a gran tamaño, todos los males desaparecerán.

9.2

Diseño:9,0
Construcción:9,0
Calidad de imagen:9,5

A favor

  • Calidad de imagen
  • Calidad de construcción
  • Bokeh
  • Excelente relación calidad precio

En contra

  • No está totalmente sellado
  • No tiene escala de profundidad de campo
  • Dudas sobre la duración de la serigrafía tras usos intensos

El objetivo ha sido cedido para el análisis por parte de Robisa. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

En Xataka Foto| Samyang XP 50mm F1.2 EF, nueva óptica de calidad y gran luminosidad para réflex full frame de Canon

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio