Publicidad

Sony A7R IV, toma de contacto y muestras de la nueva cámara a batir
Actualidad

Sony A7R IV, toma de contacto y muestras de la nueva cámara a batir

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Después de muchas especulaciones, por fin se ha presentado la nueva Sony A7R IV, el nuevo buque insignia de la marca japonesa. Han decidido renovar la serie R, equipada con los sensores de formato completo con más millones de píxeles del mercado. Vamos a ver que nos ofrece una cámara que será el modelo a seguir durante los próximos meses.

A la hora de la presentación no se sabía que íbamos a encontrarnos en las afueras de Dublín. Algunos hablaban de cuatro cámaras, otros de la sustituta de la serie 6000; unos pocos esperaban la gama A7S preparada para el mundo del vídeo... Pero al final nos hemos encontrado con la flamante Sony A7R IV, equipada con un sensor de formato completo de 61 MP. Un golpe sobre la mesa para dejar las cosas claras.

Sony A7R IV En acción

La nota de prensa de estos días tenía muchas páginas de información, así que os podéis imaginar la cantidad de cosas que nos han contado. Después de dos años, de una importante actualización de firmware, aparece un nuevo modelo que reinará sobre todas las cámaras que podemos comprar ahora mismo.

Sony A7R IV Objeto de deseo para muchos

Se ha convertido instantáneamente en el objeto de deseo de muchos, la herramienta imprescindible para otros y una pesadilla para los que no puedan pagar semejante máquina y la quieran. Luego llegará el momento de meditar y cada uno tendrá que decidir si realmente la necesita o no. Porque en la fotografía actual no hay que comprarse siempre lo último, sino lo que realmente necesitamos (o podemos amortizar).

Principales características de la Sony A7RIV

El sensor CMOS Exmor R™ de formato completo de 61 MP retroiluminado es su seña de identidad. El espejo en el que se mirarán todos los demás fabricantes y que sin duda querrán alcanzar. Porque de nuevo se ha iniciado la carrera por conseguir todo más grande, más rápido...

Pero sería injusto quedarnos solo con el tamaño del sensor. El rendimiento (ya lo veréis en las fotografías al 100% es espectacular). Este nuevo modelo tiene muchas cosas más además de un 50% de píxeles más que la Sony A7RIII. A la vista está un nuevo diseño del cuerpo, un funcionamiento más rápido en general y unas cuántas cosas que la convierten en lo que es:

  • Rango dinámico mejorado de 15 pasos.
  • Estabilización de imagen en el cuerpo de 5 ejes con 5,5 pasos.
  • Disparos a 10 fps con seguimiento completo de AF / AE.
  • 567 puntos de AF de detección de fase, 74% de cobertura.
  • Real time Eye-AF en tiempo real para fotografía y vídeo.
  • Visor OLED UXGA de 5,76 millones de puntos (Tru-Finder™)
  • Conectividad y operabilidad actualizadas.
  • Grabación de video 4K, S-Log 2/3, HLG
  • Resistencia a la humedad y al polvo mejoradas.
  • Zapata multi-interfaz (zapata MI) con interfaz de audio digital.
  • Rango de ISO: 100 – 32.000 (ampliable a: 50 – 102.400 ISO).
  • Transferencia de datos inalámbrica más rápida a través de Wi-Fi de alta velocidad (2.4 GHz y 5 GHz).
  • Conector USB Type-C™ SuperSpeed USB (USB 3.2 Gen 1) para una transmisión de datos más rápida.
  • Empuñadura actualizada.

Como bien se habrán fijado muchos lectores, algunas cosas que aparecen en la lista no son novedades, ya estaban en el modelo anterior, como la estabilización del cuerpo que no ha cambiado; la grabación de vídeo (gran decepción para muchos) o el rango ISO que se mantiene entre 100-32000... Pero sí que podemos destacar los cambios más importantes que hemos apreciado durante el corto periodo de tiempo en el que hemos estado con ella intentado sacar el máximo jugo a sus posibilidades. Vamos a verlo.

El diseño y la ergonomía de la Sony A7RIV

Para muchos fotógrafos este ha sido uno de los aspectos más importantes del nuevo modelo.La linea estética de la serie Alpha ha sido constante a lo largo de todos los modelos y todas las series. Ese cuerpo que nos lleva directamente a las cámaras clásicas apenas ha cambiado.

Una rueda más, una menos, más o menos separadas, nuevos botones y joystick... Pues bien, la nueva empuñadura recuerda más a los diseños redondeados de Colani para aquella Canon T90 que cambió todo en su momento, que a las cámaras de los años setenta en los que está inspirada.

Sony A7r Iv Empuñadura de la Sony A7R IV

Es más grande y robusta. Trasmite una mayor sensación de seguridad a la hora de cogerla. Ahora parece que tienes una réflex en la mano. Y es algo que se agradece mucho. Durante la toma de contacto he estado trabajando también con una Sony A7 III y el cambio de sujetar una u otra es muy llamativo.

Otra cosa que han mejorado en el nuevo modelo es la disposición de los botones. Ahora hay más sitio y los han podido redimensionar. Puede que sea un detalle mínimo pero su mayor tamaño hace que sea más cómoda y ergonómica en cualquier situación, incluso si tenemos que llevar guantes en algún momento.

Sony A7r Iv Ii Cambios en la botonera

Y tenemos en el lateral el conector Sync para nuestros flashes de estudio, una vieja gloria que se agradece que esté presente. Además de los ya clásicos HDMI y USB 3.2 de máxima velocidad, claro está.

El botón Af-On, el joystick o la rueda trasera han sido modificados en mayor medida. Y todos los demás tienen un tacto y un funcionamiento más certero. No es que antes hubiera que usar las uñas para accionarlos pero es que ahora los encuentras sin tener que buscarlos con los ojos o al tacto.

Otro cambio importante y que pocas veces han destacado en las crónicas es la trampilla de las tarjetas (las dos son SD UHS-II). Ya no hay que accionar el botón de liberación para abrirla. Solo hay que arrastrar una gran trampilla que sigue en el lateral (y separada de la batería) y listo. La cámara es así mucho más hermética y segura ante situaciones imprevistas de polvo y agua. Algunos querrían haber visto el doble seguro de las Nikon de gama alta. Pero han optado por la rapidez de este sistema presente en muchas réflex.

Si has tenido una Sony anteriormente, te sentirás como en casa con la A7R IV

Por lo demás las Sony han alcanzado un importante estatus que hasta ahora solo tenían las marcas tradicionales como Nikon o Canon. Me refiero a que si has tenido una Sony anteriormente, te sentirás como en casa con la A7R IV. No es que sea más sencillo, sino que sientes que conoces lo que tienes en las manos. Todo está donde esperas después de hacer un máster para sacarle todo el provecho.

Sony A7 Riv1 200 Sf 5 6 1 Sony A7R IV 1/200 f5,6 ISO 400

En los menús han cambiado alguna que otra cosa. Hay nuevas funciones (muy llamativo el Pixel Shift Mode de 16 disparos para generar archivos de 240 Mp en la propia cámara) y ha cambiado el aspecto de la configuración de asignación de los botones. Pequeños detalles cosméticos que hacen más entretenida la navegación por la multitud de opciones de estas máquinas complejas.

La calidad de imagen de la Sony A7RIV

¿Tiene sentido tantos millones de píxeles? Depende de cada uno. Muchos lectores pensarán que no. Otros diremos que según el destino final de nuestras imágenes. Para la mayoría de los mortales es una exageración, sin duda. Pero impresiona la calidad que se consigue con 61 MP en un sensor de 24x36 mm...

Sin Titulo Detalle de la fotografía anterior

Los archivos RAW que genera esta cámara pesan la friolera de 120 MB (archivo en bruto sin compresión alguna). Los jpeg son más comedidos de tamaño. Varían entre los 8 MB y los 23 MB. Esto indica que la inversión no tendría que ser solo la cámara, sino ordenadores que sean capaces de mover toda la información.

Sony A7 Riv1 500 Sf 1 Sony A7R IV 1/500 f1,8 ISO 320

Tantos millones de píxeles necesitan objetivos que estén a la altura (estos días hemos trabajado con objetivos de la serie GM y alguno ha tenido la oportunidad de probar el nuevo 35 mm)... Y desde luego dan los mejores resultados cuando colocamos la cámara en una superficie estable o disparamos con una velocidad alta de obturación. Es verdad que el estabilizador hace muy bien su trabajo. Pero esta cámara agradece que se use con un buen trípode.

Sin Titulo Detalle de la fotografía anterior

En la presentación hemos podido probarla en diversas situaciones. Un estudio con luz de flash, otro con luz continua. Y también algunos hemos salido a las cuatro de la mañana para ver amanecer en un bello jardín que recuerda al de La Granja de San Ildefonso en Madrid. Sony confirma que es una cámara de estudio y paisaje.

Sony A7 Riv1 5 Sf 8 Sony A7R IV 1/5 f8 ISO 400

En todos los palos que hemos tocado la calidad de imagen ha sido muy alta. Impresionante. Y todavía sin poder jugar con los archivos RAW. En este sentido hay que destacar el aspecto de los jpeg directos de cámara. Las fotografías que veis no han sido tratadas en absoluto. Es lo que consigues al descargar directamente los archivos. Así que os podéis imaginar lo que se podrá hacer con un ARW en Capture One o en Adobe Camera RAW...

Uno de los puntos destacados de la nueva cámara son los 15 pasos de rango dinámico. Queda poco para olvidarse de las famosas técnicas HDR. Con un solo disparo tendremos detalle y poco ruido en las luces y las sombras aún con situaciones muy contrastadas de luz. Todo esto solo con un archivo RAW.

Sony A7 Riv1 40 Sf 2 Sony A7R IV 1/40 f2,8 ISO 3200

Dejamos para el final de este apartado la sensibilidad. Si os habéis fijado en las especificaciones tiene el mismo rango ISO que su antecesora. Pero con muchos millones de píxeles más. El píxel es más pequeño y en teoría el resultado debería ser peor.

Pero una cosa es la teoría y otra la realidad (algo tendrá que ver el procesado interno que desconocemos). Es verdad que el procesador Bionz X es de nueva generación y que la respuesta, hasta ahora, de estos sensores ha marcado una nueva época. Pues parece que Sony lo ha vuelto a hacer.

Sin Titulo ISO 100/32000

El ruido está muy contenido en los archivos jpeg. Falta hacer las pruebas más específicas, de laboratorio, para confirmarlo. Pero la primera impresión sigue la estela de los demás modelos de serie Alpha 7. Cada nueva generación mejora la anterior. El ruido se ve a 32000 ISO, pero estas fotografías se podrían publicar sin duda con un poco de retoque. Mejor no tener que llevarlo al extremo (12800 ISO me parece un límite aceptable), por supuesto, pero el ruido parece algo del pasado. Aunque es verdad que se pierde rango dinámico... Pero hasta que no se puedan ver los RAW es pronto para hablar.

Otro tema es la grabación de vídeo. La Sony A7R IV ha cambiado pocas cosas en este campo. Para muchos ha sido una decepción. Pero es que no es una cámara de vídeo... Ahí tenemos a la noble anciana Sony A7SII. La Sony A7R IV es una cámara de fotos que hace buenos vídeos en 4K y con la posibilidad de llegar a los 6K si recortamos a Super 35 mm.

Sigue grabando a 30p a 100 Mps, pero han eliminado la limitación de grabación a 29 minutos

Sigue grabando a 30p a 100 Mps, pero han eliminado la limitación de grabación a 29 minutos. Han incorporado el Eye-AF al mundo del vídeo y es compatible con las curvas logarítmicas HLG para procesar posteriormente en HDR y S-Log2/3 (con un 500 ISO como sensibilidad nativa) para llegar a los 14 pasos de rango dinámico en nuestras grabaciones...

Algo muy interesante para los que quieran grabar en Super 35 mm en 6K es que en el recorte no hay lo que se conoce como Pixel Binning, un algoritmo muy utilizado en tiempos pasados que merma la calidad. No hay un agrupamiento de píxeles que nos provoque una pérdida de calidad sino que conseguimos un aumento de detalle significativo.

Y tenemos un nuevo grip, el VG-C4EM que se acopla a la perfección con la nueva cámara que nos permite empuñar la cámara en vertical y meterle dos baterías para aumentar su capacidad gracias a las baterías FZ100 que tantos disparos ofrecen.

Sony A7r Iv Iiii El nuevo micrófono ECM-B1M

Además, junto con la cámara han presentado dos nuevos micrófonos para el audio, el novedoso ECM-B1M y el XLR-K3M, con una zapata exclusiva (Multi Interface Shoe), que permite una calidad de sonido profesional.

La opinión sobre la Sony A7R IV

Esta cámara mejora al modelo anterior en todos los aspectos, salvo en el vídeo y la pantalla LCD, que no cambian. Pero los cambios son muy significativos como los 567 puntos de AF por detección de fase, de los 399 del modelo anterior, que cubren el 74% del área. Y si trabajamos en modo APS-C (otra opción más muy interesante para aprovechar los teleobjetivos) cubrirán el 99% por el recorte.

Este recorte APS-C es muy interesante. Con esta opción tenemos 26 MP con toda la calidad del sensor original. Dicho recorte la convierte en una cámara con una resolución similar a la de la competencia, como por ejemplo la Fuji X-T3, pero con 325 puntos de AF por detección de fase.

Y podemos, con las tarjetas SD adecuadas, disparar igualmente 10 fps hasta llegar a los 200 disparos frente a los 68 que es capaz la cámara si disparamos en formato FF. Es una opción que algunos fotógrafos, como los de fauna, mirarán con buenos ojos y ayudará a algunos a superar la espera de esa soñada Sony A7000 profesional de formato APS-C...

El visor electrónico sube hasta los 5,76 MP para cerrar de una vez por todas el debate de si son mejores los ópticos. Ya no hay vuelta atrás ni para los nostálgicos que aún miramos por ellos. La experiencia fotográfica es totalmente digital en todos los sentidos.

Sony A7 Riv1 3200 Sf 3 Sony A7R IV 1/3200 f3,5 ISO 1000

Son datos y más datos de los importantes cambios de este nuevo modelo. ¿Se notan? Por supuesto que sí. La Sony A7R IV será el modelo a batir cuando se ponga a la venta en el mes de agosto de 2019. Será la cámara profesional sin espejo de formato completo de referencia en el mercado.

Sin Titulo Detalle al 100%

Por hacer una prueba rápida, aproveche que llevaba también la Sony A7 III e hice la misma fotografía con el mismo objetivo, el FE 24-70 mm F2,8 GM. Las dos fotografías están al 100%, a f8. Una forma de ver el aumento de resolución y de apreciar el aumento de nitidez.

Sonya7r Iv Iv Sony A7R IV vs. Sony A7 III con el FE 24-70 mm F2,8 GM

Su precio puede asustar a muchos. Que si es cara, que si no es accesible para los fotógrafos. Sony mantendrá en el catálogo los modelos anteriores. Bajarán de precio y seguirán siendo equipos fantásticos. Ya no serán el último grito y algunos pensarán que no se podrá presumir ya de ellos. Cada uno tendrá que decidir en función de sus necesidades, su corazón y su cartera.

La Sony A7R IV es la cámara del momento. A partir de ahora proliferarán los debates en los foros, subirán multitud de vídeos para tener la mejor configuración. Habrá gente que solo cuente maravillas y otros que amplificarán cualquier fallo. La partida empieza de nuevo y esta cámara tiene, en teoría, las mejores cartas. ¿Apuestas por ella?

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir