Publicidad

Sony patenta en Japón un objetivo multiópticas que permitiría cambiar el punto de enfoque posterior a la toma

Sony patenta en Japón un objetivo multiópticas que permitiría cambiar el punto de enfoque posterior a la toma
Sin comentarios

Las patentes son una buena manera de ver hacia dónde se dirige el futuro de la fotografía. Es por eso que la más reciente patente de Sony llama tanto la atención: un objetivo multi-óptico que permitiría ajustar foco y profundidad de campo posteriormente.

El concepto de control de profundidad de luz viene desde la época de Lytro y se comenzó aplicando sobre algunos sistemas móviles como los de Nokia y, posteriormente, a otros intentos como los de Panasonic. Bajo estos principios, algunas compañías de smartphones aplicaron variaciones al modelo y, con los dispositivos multicámara, han logrado crear el efecto de reenfoque o de control de profundidad de campo aprovechando la información en paralelo que pueden capturar con más cámaras y sensores.

Uno de los ejemplos más recientes de este principio fue Light L16, la monstruosa cámara de 52 megapíxeles con 16 cámaras integradas; en la cual Sony es uno de sus principales aliados. Esta monstruosidad permitía usar la información multicámara para capturar imágenes de muy alta resolución, permitir hacer zoom, variar la profundidad de campo y el punto de enfoque. Monstruosa pero versátil.

Patente 001

La patente, encontrada por Sony Alpha Rumors, se especula ser parte de esta alianza que Sony y Light tienen, ya que el principio es similar. El sistema funciona anclando el objetivo multiópticas a la cámara. Probablemente mediante la conexión electrónica, la cámara entendería que el sensor estará configurado para una lectura simultánea en varios campos. Y el procesador de imagen crearía un mapa de profundidad basado en la información de cada área del sensor que fue expuesta.

Patente 002

Como reporta PetaPixel, esta tecnología parece más lógica teniendo en cuenta que cada vez el poder de procesos es más grande y los sensores cuentan con mayor resolución. Pero, dentro de esa lógica, los sacrificios de las capacidades totales de la cámara serían muchos solo por la habilidad de poder cambiar el punto focal posteriormente. Habría que ver qué mercado podría aprovechar esto al máximo.

Sin embargo, las patentes toman años en aparecer en el mercado, dependiendo de su verdadero potencial comercial. Así que una idea tan loca como ésta es probable que no la veamos aplicada dentro de mucho tiempo. ¿Os gustaría un objetivo así?

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios