Compartir
Publicidad

La Vía Lactea, la Luna, Marte, Saturno… y la lava del volcán Kilauea de Hawái en la misma toma (y no es un montaje)

La Vía Lactea, la Luna, Marte, Saturno… y la lava del volcán Kilauea de Hawái en la misma toma (y no es un montaje)
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Parece imposible pero no lo es. Y de hecho lo consiguió el fotógrafo norteamericano Mike Mezeul II hace un par de años en una visita a Hawái. Es decir, que no está hecha en las recientes erupciones del volcán Kilauea que tienen en vilo a la población de esta zona de los EE.UU. Aún así, tiene mucho mérito conseguir que en una misma fotografía, realizada en una sola toma, aparezcan el volcán con su lava incandescente más un cielo impresionante en el que se puede apreciar la Vía Láctea, la Luna, los planetas Marte y Saturno y hasta un iridium flare (que no es otra cosa que el rastro que produce un tipo de satélite).

La historia completa la ha contado el fotógrafo en su blog, entre otras cosas porque no son los pocos que han pensado que la foto era un fake o, al menos, un montaje de varias tomas. “Mientes, la lava estaría sobreexpuesta”, “no hay forma de sacar la Vía Láctea y la Luna en la misma toma” o “Has tenido que mezclar dos tomas para crear esta fotos” son algunas de las cosas que le han dicho sobre ella. Pero Mike explica que no, que tuvo suerte y la ayuda de “los Dioses de la fotografía”, pero que la foto fue realizada en una sola toma.

Vialactea Lava Mike Mezeul Completa La fotografía completa en formato vertical (que es como fue tomada).

En concreto fue hecha con una cámara Nikon D810 con un objetivo Nikkor 14-24 mm, ajustando la exposición a 2500 ISO, ƒ2.8 de diagrama y una larga exposición de 25 segundos. Además, para demostrar que todo es cierto, el fotógrafo muestra la foto original en formato RAW volcada en Lightroom. Gracias a ello se puede comprobar que, efectivamente, del original al resultado final hay una diferencia, pero que la foto original ya contenía todos los elementos.

Según Mike Mezeul II (fotógrafo profesional radicado en Texas con una amplia trayectoria y “adicto a la fotografía y la aventura”), los elementos que le ayudaron a conseguir la foto fueron varios. Primero, por lo que toca al cielo, el hecho de que la Vía Láctea y la Luna estaban relativamente cerca la una de la otra esa noche, y que el astro lunar estuviera en fase media. De esta manera no desprendía mucha luz, lo que permitió una larga exposición que absorbió la suficiente luz estelar de la Vía Láctea sin sobreexponer la imagen ni hacer que la luna apareciera quemada (lo que hubiera ocurrido con una luna más grande). En cuanto al hecho de capturar Marte, Saturno y el iridium flare en la misma fotografía fue también “pura suerte”.

Vialactea Lava Mike Mezeul Aquí el fotógrafo indica los distintos elementos celestes que aparecen en la imagen.

Por lo que toca al equilibrio de luz entre la lava y el cielo nocturno, Mike cuenta que la lava que aparece era reciente, pero ya estaba en proceso de enfriamiento con lo que ya tenía una costra formada sobre ella. Esta corteza redujo en gran medida la cantidad de brillo de la lava, haciendo posible (de nuevo) la larga exposición y el uso de un ISO alto sin que se sobreexpusiera y, al tiempo, permitiendo que la lava roja brillante se viera a través de las grietas.

Eso no impidió que durante la exposición algunas zonas corrieran peligro de sobreexposición. Es el caso de la parte inferior izquierda de la imagen, en un área donde había bastante lava en la superficie que provocó algún resplandor brillante. Un problema que el fotógrafo intentó evitar (sin demasiado éxito) usando su mano como parasol y que, finalmente, corrigió poniéndose él mismo como barrera. Aún así, en el RAW se puede observar que todavía se coló alguna ráfaga de luz que tuvo que eliminar en la postproducción.

Vialactea Lava Mike Mezeul La foto original volcada en Lightroom.

Porque, evidentemente, la imagen tuvo un proceso de postproducción para llegar al resultado final que el propio Mike también explica. Según el fotógrafo, el proceso consistió únicamente en hacer algunas correcciones del balance de blancos, algo de ajuste del contraste mediante la técnica del Dodge&burn, un ligero recorte del marco, algo de reducción de ruido y la eliminación de algunos píxeles calientes (los que se producen en largas exposiciones). “Eso fue todo” cuenta el fotógrafo, que ha compartido la historia no sólo para que se crean que no es un fake sino también para dar un pequeña lección sobre cómo equilibrar la luz en una fotografía. Sin duda un gran trabajo.

Mike Mezeul II | Página web | Instagram | Facebook

En Xataka Foto | Trucos prácticos para llevar tus fotos de paisaje a un nivel superior

Fotografías de Mike Mezuel II reproducidas con permiso del autor para este artículo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio