Compartir
Publicidad
Canon PowerShot G1X Mark III, análisis: la cámara compacta con corazón de réflex
Análisis y pruebas

Canon PowerShot G1X Mark III, análisis: la cámara compacta con corazón de réflex

Publicidad
Publicidad

La Canon PowerShot G1X Mark III es una cámara compacta de gama alta. Para subir de nivel han decidido apostar por un sensor APS-c, como algunas Leica y Fuji que ya llevan años en el mercado. En principio tiene todo para triunfar, pero vamos a ver cómo funciona en el día a día la compacta más avanzada del gigante japonés.

Ya lo hemos dicho en otras ocasiones. El mercado fotográfico ha cambiado por la irrupción de los móviles. Nadie quiere una sencilla compacta, basta con la calidad de los teléfonos. Por este motivo se ha derrumbado su venta. Y para no desaparecer las marcas están apostando por la gama alta. Y empezamos a ver en los escaparates auténticas maravillas que hace apenas seis años no nos podíamos ni imaginar. Como la nueva Canon PowerShot G1x Mark III que tenemos ahora entre las manos.

Canon G1xmkiii Realmente pequeña

Por sus características y sobre todo su precio (su gran problema) estamos ante una cámara de altas prestaciones. Su seña de identidad, lo que marca las diferencias con sus competidoras, es el tamaño de su sensor. Hasta este momento todas las de la casa tenían uno mucho más pequeño. Pero han decidido dar un golpe sobre la mesa y situar a la G1x Mark III a la altura de la Fuji X100, por poner un ejemplo directo. ¿Pero basta para sobrevivir en este mundo?

Canon G1x Mk Iii Iso10000 F 8 01 160 ISO 10000 F8 1/160

Especificaciones técnicas de la Canon PowerShot G1x Mark III

Sensor de imagen:

CMOS APS-C 3:2 de 24,2 MP

Procesador de Imagen:

DIGIC 7

Sensibilidad ISO:

100 - 25600

Sistema de enfoque:

AF Dual Pixel CMOS. Píxeles de detección de fase incorporados en el sensor de imagen

Objetivo:

15 – 45 mm (equivalente en 35 mm: 24 – 72 mm) f/2.8 - f/5.6

Pantalla LCD:

Pantalla LCD (TFT) táctil de ángulo variable de 7,5 cm (3”) con vidrio reforzado. Formato 3:2. Aprox. 1 040 000 píxeles. Tipo capacitivo electrostático.

Visor:

EVF, aprox. 2 360 000 píxeles, tipo OLED

Disparo en ráfaga:

Máximo 9 fps hasta 24 fotogramas en jpeg

Formatos de imagen:

RAW + JPEG

Formato de vídeo:

MP4

Almacenamiento:

SD, SDHC, SDXC (compatible con UHS Speed Class 1)

Conectividad:

Wi-Fi, compatible con NFC Activo y Bluetooth®

Dimensiones:

115,0 x 77,9 x 51,4 mm

Peso:

Aprox. 399 g

Precio:

1.219,99€

Diseño y construcción

Es una cámara compacta que recuerda a una réflex clásica. Se olvida del diseño cuadrado de la anterior G1x MarkII y se inspira directamente en esa maravilla que es la Canon PowerShot G5x: aspecto retro, visor electrónico en el centro y controles similares a los de las cámaras más grandes.

Este tipo de diseño tiene serios problemas con el espacio. Si quieres un aspecto profesional tienes que sacrificar algo. Y lo que siempre pasa, bajo la misma trampilla nos encontramos la batería y la tarjeta de memoria. Para acceder a esta última tienes que tener dedos pequeños o un poco de uña porque si no la experiencia es un poco complicada, así como meter la batería de 1250 mAh, la misma que utiliza muchas cámaras de la serie PowerShot y EOS M. Parece pequeña, pero aguanta con soltura un fin de semana tranquilo.

Canon G1xmkiii La pequeña trampilla

Lleva un brillante visor electrónico con toda la información, al contrario de lo que pasaba con el modelo anterior. Y si lo recuerdo ahora es porque era una de las quejas más recurrentes de aquella versión. Curiosamente el tamaño del cuerpo no ha aumentado, sino que se ha reducido con respecto a la generación anterior. Y es algo que llama la atención. ¿Con un sensor más grande cómo pueden hacer algo más pequeño? ¿No decían que era imposible? En los departamentos de diseño habrán mirado las inolvidables Minox o las Olympus Miu.

Canon G1x Mk Iii Iso2000 F 5 61 160 ISO 2000 F5,6 1/160

La explicación es muy sencilla. Han sacrificado el objetivo zoom que incorpora. El anterior era un 5x con una luminosidad f2-3,9 y en la nueva nos encontramos con un 15-45 mm (3X) f2,8-5,6. La calidad sigue siendo alta, pero la luminosidad ha descendido un paso. Nada grave en los tiempos que corren... ¿o sí? Depende como siempre del futuro comprador.

Canon G1x Mk Iii Iso100 F 5 61 500 S 1 ISO 100 F5,6 1/500

El objetivo cumple su función como ya veremos en el siguiente apartado. El recorrido del zoom y del enfoque es enteramente automático y estaría bien poder trabajar de forma manual, pero no podemos olvidar que estas cosas no están presentes en máquinas de este nivel...

Respecto a todo lo demás, la G1x Mark III es una pequeña EOS. O si lo preferís, una EOS M con óptica fija. Si vienes del universo Canon, todo te sonará y no tendrás ninguna necesidad de consultar el manual de la cámara. Cada botón, cada rueda, cada anillo está donde se espera. No hay ninguna revolución respecto al diseño. Salvo ese pequeño botón de encendido que de nuevo nos obliga a dejarnos las uñas largas si tenemos las manos grandes.

Canon G1xmkiii Ese botón de encendido...

Es una cámara que se maneja sin problemas, con un tamaño justo para llevar en el bolsillo de un abrigo o en los anchos de los pantalones de moda siempre y cuando no nos guste ir ceñidos. La pantalla es táctil, de tipo capacitivo electrostático. Es de ángulo variable, muy útil para grabar vídeo o para hacer fotografías en posiciones forzadas para llamar la atención o por motivos de seguridad.

Calidad de imagen

Y llegamos al punto más importante de todo análisis. Está muy bien saber si la cámara es bonita, está bien construida o tiene dos o tres millones de píxeles en la pantalla LCD. Lo que queremos saber es si la calidad de imagen es buena. Y en este caso se sitúa un punto o dos por encima de sus competidoras. Y todo gracias al tamaño del sensor. Ahí está la diferencia.

Canon G1x Mk Iii Iso6400 F 5 61 160 ISO 6400 F5,6 1/160

Según podemos intuir, el sensor que lleva es el mismo que el de la Canon EOS 80D. Y encima con un procesador más moderno, el DIGIC 7. Esto explica los buenos resultados que podemos observar en las fotografías que hemos tomado a lo largo de estas semanas. Son, efectivamente, propias de un sensor grande. No me quiero ni imaginar cómo sería esta cámara con un objetivo fijo... (qué bueno sería que sacaran un modelo así).

Imágenes limpias, con una buena separación de luces y sombras, con detalles finos y una buena representación del color. Que no sufren cuando subimos la sensibilidad por falta de luz... Todo lo que solemos ver en una cámara moderna con un sensor generoso de tamaño.

Canon G1x Mk Iii Iso2000 F 3 51 20 ISO 2000 F3,5 1/20

El objetivo es menos luminoso que el de la anterior versión y tiene menos zoom. No es un objetivo puntero, pero ofrece una nitidez aceptable y una buena rapidez a la hora de enfocar con precisión, aunque la luz sea escasa. Como siempre hay que intentar buscar el contraste para evitar problemas.

Canon G1xmkiii Rango ISO

El rango de sensibilidades es muy amplio, desde los 100 hasta los 25600 ISO. Podemos utilizarla sin miedo hasta los 6400 y si exponemos correctamente, y no tenemos miedo a pasarle un reductor de ruido, hasta los 12800 ISO. Como siempre, la última sensibilidad solo sirve para ponerlo en la publicidad.

Canon PowerShot G1X Mark III, la opinión de Xataka Foto

Es una cámara réflex de pequeño tamaño. Y tiene todo lo bueno de estos modelos, con las novedades de las sin espejo, como un excelente visor electrónico. Si queremos podemos disparar hasta 7 fps, grabar vídeo en FullHD a 60 fps (no tiene 4K, con lo útil que es). Se conecta sin problemas a los dispositivos móviles para tener la fotografía en cualquier momento y lugar...

Dudo que mucha gente necesite mucho más para lograr buenas fotografías. Hasta ahora el problema de las compactas era el tamaño del sensor para trabajar en zonas de poca luz. Pero la Canon G1x Mark III lo ha solucionado con este movimiento inteligente para quitarse de un plumazo a sus más inmediatos competidores, los móviles de alta gama.

Canon G1x Mk Iii Iso100 F 8 01 80 ISO 100 F8 1/80

Es una cámara perfecta para profesionales, para aficionados y para todo aquel que quiera algo mejor que la media y que por supuesto que su teléfono móvil. Me ha llamado la atención la calidad de los jpeg directos, pero donde tenemos todo es de nuevo en los archivos RAW. No veo ventaja alguna en disparar con el formato comprimido.

El único gran problema es el precio. Es excesivo si lo comparamos con el de la misma Canon EOS 80D o con algunas de las nuevas sin espejo de la marca. Los 1220€ que hay que pagar hoy en día son excesivos, a pesar de la calidad del producto. Con el tiempo sabemos que bajará, que pagamos la novedad. Pero un precio más ajustado sería, como siempre, más atractivo para nosotros los fotógrafos. Sobre todo si empezamos a comparar con otros modelos. Eso sí, es una cámara que no va a decepcionar a nadie.

8.4

Características8,0
Diseño y ergonomía8,0
Controles e interfaz8,0
Rendimiento9,0
Calidad de imagen9,0

A favor

  • Calidad de imagen
  • Excelente visor digital
  • Diseño

En contra

  • Luminosidad del objetivo
  • Tamaño del botón de encendido
  • Precio

Galería a máxima resolución| Canon PowerShot G1X Mark III

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de Canon España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio