Estas son las razones de un fotógrafo de paisaje para cambiarse a una cámara sin espejo o quedarse con su reflex
Trucos y consejos

Estas son las razones de un fotógrafo de paisaje para cambiarse a una cámara sin espejo o quedarse con su reflex

HOY SE HABLA DE

Es posible que muchos fotógrafos lleven tiempo planteándose si ha llegado el momento de "dar el salto" a una mirrorless, ahora que las réflex parecen haber perdido el trono; entre ellos los de paisaje, para los que algunas de las ventajas de las sin espejo (como el enfoque) no son especialmente importantes. Por eso vamos a repasar cuáles serían las razones para pasarse a una cámara sin espejo y cuáles para quedarse con su reflex "de toda la vida" que puede tener un fotógrafo de paisaje.

Partimos de la base de un vídeo de Attilio Ruffo, un fotógrafo y YouTuber que ha publicado sus cinco razones para cambiarse a una Nikon Z7 y sus cinco para quedarse con su actual Nikon D810. En ellas nos hemos inspirado para este artículo, pero como evidentemente se trata de un caso muy concreto (usuario de Nikon y dudando entre dos modelos muy específicos), nosotros hemos querido extrapolarlo y aplicarlo a cualquier fotógrafo de paisaje.

Pero antes, aquí os dejamos el vídeo por si le queréis echar un vistazo (está en inglés pero se entiende perfectamente y se pueden activar subtítulos en castellano):

Razones para dar el salto al CSC

Tamaño y peso

La primera razón que esgrime el autor del vídeo es una de las claras ventajas de las cámaras sin espejo sobre las réflex y, desde luego, algo que nos parece fundamental para un fotógrafo de paisaje. Un tamaño y peso más contenidos parece importante para alguien que trabaja al aire libre y, normalmente, suele desplazarse muchos kilómetros (ya sea andando, en coche, moto...) para llegar a los lugares que inmortaliza. Así que en este punto la cosa parece bastante clara para "dar el salto".

Más resolución

El segundo punto es tener una cámara con mayor resolución, ya que la Nikon D810 cuenta con 36 Mpíxeles mientras que la Z7 tiene 45,7 MP; es decir, son prácticamente diez millones de puntos más, sin duda otra ventaja para la Evil toda vez que, sin duda, esto es un pro interesante para fotografías paisajísticas.

Nikon Z7

Sin embargo, esta comparación no se puede aplicar de forma general, ya que puede variar mucho dependiendo de los modelos que estemos considerando. Es más, incluso puede ocurrir que pensemos en una mirrorless que comparte sensor con un modelo réflex, con lo que este punto no nos parece que sea definitivo en este caso concreto (aunque sí podría serlo).

Capacidades de vídeo

Sin duda las cámaras sin espejo están bastante más preparadas para grabar vídeo que las réflex, por lo que de nuevo vemos claramente una ventaja de las primeras sobre las segundas. Esto puede ser interesante para un fotógrafo como éste que suele realizar vídeos para mostrar en su canal de Youtube, pero no parece que sea una gran ventaja para uno dedicado al paisaje (aunque tampoco es desdeñable).

Pantalla táctil y de ángulo variable

La cuarta ventaja citada de las mirrorless frente a las DSLR es contar con pantallas traseras que incluyen función táctil y que se mueven girar en distintos ángulos. De nuevo algo bastante concreto referido a las dos cámaras que compara el ejemplo del que estamos hablando pero que no son aplicables a todos los casos.

Pantalla Tactil

Hay réflex con pantallas táctiles y de ángulo variable, y no todas las sin espejo lo tienen pero, para ser justos, sí que es cierto que es una característíca más habitual en las modernas cámaras CSC y algo que puede ser útil para el fotógrafo paisajista.

"Disfrute de uso"

La última razón que da el autor del vídeo como ventaja de las sin espejo es lo que él mismo denomina como "disfrute de uso" de una cámara; una razón un tanto sui generi toda vez que él mismo habla de lo gratificante que puede ser utilizar algo nuevo para hacer fotografías (sería el caso si se cambiara a una nueva cámara).

Razones para quedarse con la DSLR

"Disfrute de uso"

Sí, no nos hemos equivocado, la misma razón que da para cambiarse la utiliza para defender el quedarse con la réflex que tiene, una cámara que le encanta, con la que se siente cómodo y de la que conoce todas sus funciones; además, confiesa que con una cámara más pequeña muy probablemente perderá en cuestión de agarre.

Disfrutando De La Fotografia

Resolución

De nuevo no nos hemos equivocado y el autor del vídeo repite una ventaja de las mirrorless y la convierte en pro de las réflex pero con un argumento bastante contradictorio: hay cámaras con bastante más resolución que la Nikon Z7 luego, afirma, quizá debería esperar a una hipotética Z8.

Rango dinámico

La tercera y fundamental razón para seguir apostando por su "vieja" réflex (y esta sí que es más convincente) está en el rango dinámico, un aspecto que considera clave para un fotógrafo de paisaje (y nosotros estamos de acuerdo). Sin embargo, en este caso concreto se da la circunstancia de que ambas cámaras ofrecen una respuesta muy similar, por lo que para el fotógrafo no es un factor determinante.

Sí lo sería, a nuestro entender, si comparáramos cámaras que ofrezcan resultados muy distintos en este ámbito en el que, sin embargo, es más importante el tamaño y tipo del sensor que en qué clase de cámara esté montado (y, como decíamos antes, hay muchas sin espejo y réflex que comparten sensor).

Objetivos

Llegamos a un factor que sí parece determinante para cualquier fotógrafo de paisaje (pero también de otras disciplinas) y lo es para el autor del vídeo: la necesidad de cambiar todas nuestras ópticas si "damos el salto" para aprovechar todas las ventajas de las mirrorless. Es cierto que, como él mismo comenta, podemos echar mano de los adaptadores que las propias marcas ofrecen, pero eso supone perder la primera ventaja de la que hemos hablado (tamaño y peso) con lo que no tiene mucho sentido.

Cambiar Objetivos

Formato medio

El último punto que se menciona en el vídeo es también curioso (porque no es realmente un pro de las réflex), ya que habla de la posibilidad de optar por un modelo de formato medio, cámaras que cada vez son más ligeras y asequibles. Para el autor, una cámara de formato medio ofrece una mayor resolución y rango dinámico, y por tanto mayor calidad de imagen para las fotos de paisaje, de modo que se pregunta si no será mejor esperar y comprarse una de estas cámaras. Una disyuntiva sin duda interesante, pero que se sale del propósito de este artículo.

¿Qué hay del visor?

Ya hemos acabado con las razones que se dan en el vídeo, pero como ya hemos contado que sólo es la idea de la que hemos partido, hay que hablar de algunas otras cosas que seguramente estaréis pensando ni se las ha planteado. Exacto, cosas que son claramente diferenciales entre cámaras réflex y sin espejo y que el autor ni menciona como el asunto del visor y la autonomía.

Lo del visor es posiblemente lo más polémico cuando se comparan ambos sistemas, porque aún no está nada claro cómo puede afectar a nuestra vista el uso constante de los visores electrónicos. Por eso, dejando aparte este tema (que es más bien una cuestión de opiniones personales), habría que considerar las ventajas e inconvenientes de cada uno de estos visores.

Visor Reflex

La vista previa de la luminosidad que va a tener la foto, la información adicional que aportan y la posibilidad de revisar las fotos y los menús directamente, serían las ventajas del visor electrónico, mientras que una visión más natural y la posibilidad de ver la imagen real, sin ningún tipo de retrasos, serían las de la réflex. Desde nuestro punto de vista, y pensando en foto de paisaje, nos parece que aquí los EVF llevan algo de ventaja.

¿Y de la autonomía?

Tampoco se habla en el vídeo de la autonomía, otro de los puntos en los que aún hay importantes diferencias entre mirrorless y DSLR. Pues bien, teniendo en cuenta que en la disciplina del paisaje no se suelen hacer disparos en ráfaga y que las tomas suelen ser pausadas, creemos que aunque las réflex sigan teniendo ventaja por su gran autonomía, no parece que este tema sea definitivo para no apostar por una sin espejo.

En cualquier caso, conociendo los pros y las contras de ambos sistemas llega el momento de que cada uno evalúe los datos y decida qué es lo más conveniente según sus gustos, costumbres, su forma de trabajar, presupuesto, etc. ¿Vosotros qué opináis? ¿Os parece que para foto de paisaje resulta conveniente dar el paso a una cámara sin espejo o mejor quedarse con la réflex que uno ya tiene?

Vía | FStoppers

Temas
Inicio