Compartir
Publicidad
Nikon Z7, análisis: una apuesta de futuro con una gran calidad de imagen a pesar algunas sombras
Análisis y pruebas

Nikon Z7, análisis: una apuesta de futuro con una gran calidad de imagen a pesar algunas sombras

Publicidad
Publicidad

Nota de Xataka Foto

El pasado mes de agosto Nikon realizó uno de sus anuncios más importantes (y esperados) en mucho tiempo. Se trataba del lanzamiento de su nueva apuesta por las cámaras sin espejo de objetivos intercambiables. Y lo hacía con dos modelos, como ya vimos, la Z6 y Z7. La Nikon Z7 es el modelo más avanzado y con el que quieren marcar un antes y, sobre todo, un después. Es un modelo muy completo, ambicioso y que llega para competir y ganar su cuota de mercado entre las CSC full frame que este año han tomado tanto protagonismo.

Con el dominio de Sony y su A7R III y A7 III, Nikon daba un paso decisivo y concebía un nuevo sistema, nueva montura y lo que vendrá a ser su futuro más inmediato, sin dejar de lado su ya conocida gama de réflex para todos las necesidades. Hemos podido probar durante unos días la Z7 para extraer unas nuevas valoraciones, tras nuestra toma de contacto en la pasada Photokina 2018.

Nikon Z7, principales características

Nikon Z7 00055

Repasamos en detalle sus principales características, donde destaca, obviamente, su sensor de formato completo y gran resolución (por cierto, idéntica a su gran D850):

SENSOR

CMOS de 35,9 mm x 23,9 mm tipo FX (formato completo)

RESOLUCIÓN EFECTIVA

45,7 Megapíxeles

VELOCIDAD OBTURACIÓN

De 1/8000 s a 30 s, en pasos de 1/3 o 1/2 EV; opciones Bulb, Time y X200

DISPARO EN RÁFAGA

Hasta 9 fps. Continuo a baja velocidad: de 1 a 5 fps. Continuo a alta velocidad: 5,5 fps (NEF/RAW de 14 bits: 5 fps). Continuo a alta velocidad (ampliado): 9 fps (NEF/RAW de 14 bits: 8 fps)

SISTEMA DE ENFOQUE

493 puntos (AF de punto único). Detección de fase híbrida/AF de detección de contraste con asistencia de AF. 90% de cobertura vertical y horizontal

SENSIBILIDAD ISO

De 64 a 25.600 (ampliable a 32 -102.400)

ESTABILIZADOR DE IMAGEN

Desplazamiento del sensor de imagen de 5 ejes

VISOR

OLED de 3.690.000 puntos con cobertura del 100% aprox, 0,8 aumentos y sensor ocular

PANTALLA

LCD TFT de 3,2 pulgadas y 2.100.000 puntos. Táctil con inclinación y ángulo de visión de 170°.

ALMACENAMIENTO

1 ranura para tarjeta XQD

RESOLUCIÓN DE VÍDEO

3840 x 2160 (4K UHD) 30p (progresivo), 25p y 24p. 1920 x 1080 120p, 100p, 60p, 50p, 30p, 25p, 24p

CONEXIONES

USB Tipo C, salida HDMI Tipo C y minijack de entrada/salida de audio

ALIMENTACIÓN

Batería de iones de litio EN-EL15b (también compatible con EN-EL15a/EN-EL15)

DIMENSIONES

Aprox. 134 x 100,5 x 67,5 mm

PESO

Aprox. 585 g solo el cuerpo de la cámara (675 g con batería y tarjeta)

PRECIO

3.799€ (solo cuerpo); 4.599€ con objetivo 24-70mm f/4 + adaptador FTZ

Diseño y ergonomía

Nikon Z7 00060

Empezamos por su diseño, que siendo la primera cámara de su nuevo sistema trae muchas novedades y detalles que comentar. Lo primero a destacar es su tamaño. Lógicamente más pequeño que una réflex full frame habitual, con lo que resulta una cámara ligera, pero sin sacrificar sensación de una cámara sólida y con buen agarre. De hecho es muy cómoda, con un tamaño y pesos ajustados. Y, por supuesto, con una construcción que garantiza su capacidad para soportar inclemencias del tiempo con un cuerpo sellado y de garantías.

Por lo que hemos probado, cumple bien en este apartado, al menos en unos días. Tendríamos que ver si con el tiempo y un uso intensivo, se mantiene en la misma línea, puesto que ya sabemos que sus réflex profesionales sí que cumplen, así que imaginamos que su construcción permitirá una gran durabilidad.

Buena ergonomía general, con un agarre muy cómodo a pesar de ese tamaño contenido

El grip es prominente y ayuda a que tenga un agarre muy cómodo a pesar de ese tamaño contenido. En líneas generales su ergonomía es muy buena, e incluso los que gustan de cámaras grandes no tendrán demasiados problemas para adaptarse a su manejo.

Nikon Z7 00069

En cuanto a los controles, su distribución y diseño no varía demasiado en los habituales de las cámaras Nikon. De hecho, los encontramos donde justo esperamos que estén, con fácil e intuitivo acceso, sin sorpresas y apostando por lo que veníamos encontrando en modelos réflex. Con lo que es una cámara con que es fácil hacerse con ella y en poco tiempo la podemos tener muy bien dominada.

Eso sí, al tratarse de un modelo de tamaño más reducido que una D850, pues no encontramos tanto espacio para algunos controles, pero los fundamentales están y situados donde se espera. Incluido un botón tipo joystick muy cómodo y preciso. El dial de modos nos sorprende con hasta tres modos personalizables (U1, U2, U3), dejando gran opción para incluir a diferentes configuraciones y tenerlas a mano.

Por ejemplo, se puede configurar una para retrato, otra para paisajes y otra para tomas nocturnas o interiores, así que solo girando este dial (aprendo el botón central que lo mantiene bloqueado para evitar su giro accidental) podemos tener la configuración que deseemos de un modo fácil y directo.

Nikon Z7 00047

Hemos probado la Z7 junto el zoom Nikon Z 24-70mm f/4, que será el objetivo del kit más habitual en su venta. Y en cuanto a diseño, cabe destacar que el objetivo cuando está bloqueado, permanece contraído y para activarlo, hay que girar el anillo del zoom para extraerlo y empezar a trabajar. Cuando encendemos la cámara nos salta el aviso para que hagamos esta operación. Es una solución para que el zoom quede más compacto, pero no deja de resultar algo engorroso cada vez que encendemos encontrarnos con este mensaje y tener que girar el objetivo para desbloquear su posición retraída. Además, resulta algo tosco y requiere de un giro contundente.

Pantalla y visor

Nikon Z7 00079

Dentro de las opciones de visualización en pantalla no encontramos la forma de dejar solo el encuadre sin ninguna info

El resto de opciones que podemos destacar son su pantalla, que cumple muy bien en líneas generales (buena capacidad táctil y resolución, inclinable aunque no completamente articulada, que hubiese sido lo ideal...), aunque curiosamente no permite, dentro de las opciones de visualización, eliminar todos los datos y dejar solo la imagen, sin nada más, para componer con máximo detalle y sin distracciones, algo que sí permite el visor, que ubica los datos fuera del encuadre.

Interesante y útil es la pantalla OLED superior, pequeña pero suficiente para tener los datos principales de un vistazo: ajustes de exposición, la compensación, el nivel de la batería, número de disparos que restan en la tarjeta… Eso sí, esta pantalla no permite ninguna personalización y no podemos añadir la información que más necesitemos en cada momento (hay otras cámaras, como la X-H1 de Fujifilm que sí lo permite). Nos tenemos que conformar tal y cómo está diseñada, y por el precio y prestaciones creemos que hubiese estado bien tenerlo.

Nikon Z7 00084

El visor es uno de los grandes logros en el diseño. Seguramente porque Nikon percibe que muchos usuarios habituales de réflex acostumbrados a visores ópticos podrían mostrar más reticencias o encontrarse con un cambio demasiado drástico. Pero, lo cierto es que se han esmerado mucho y el visor es sobresaliente. En calidad, velocidad de refresco, información completamente personalizable y su posibilidad de aumentar el brillo cuando se trabaja en escenas con poca luz ambiente. Es muy fácil acostumbrarse y los resultados son muy notables.

Una única ranura para tarjetas y formato XQD

Nikon Z7 00045

Uno de los temas que más ha dado que comentar desde su presentación es que Nikon ha decidido apostar, y muy seriamente, por el formato de tarjetas XQD. Tanto es así que esta Z7 solo dispone de una única ranura para tarjetas y tienen que ser de este formato. Usar una Z7 con tarjetas SD simplemente no es posible. Si hubieran incluido dos ranuras, es más compresible que una de ellas fuera para XQD, es un paso previo, una adaptación para que muchos fotógrafos se vayan habituando a ellas, mientras fabricantes y el mercado nos permitan más opciones (aún sigue siendo difícil encontrarlas y hay pocos modelos y precios a los que optar).

Una decisión muy arriesgada y seguramente algo que pueda frenar el interés de muchos en apostar por esta Z7, que si ya de por sí es un cambio de montura (aunque podamos seguir usando objetivos F con el adaptador), también hacerlo de formato de tarjeta, podría dificultar su elección para los que quieran combinar con otro equipo Nikon, por ejemplo. Además, está el hecho de que muchos profesionales necesitan esas dos ranuras para su trabajo habitual, es una opción que simplemente no encontraremos en este modelo.

Además, no solo necesitaremos tarjetas XQD sino algún lector de tarjetas si queremos descargarlas en nuestro ordenador. La alternativa más completa y rápida (que a través de conectividad inalámbrica desde smartphone o tablet que también dispone) es la que hemos utilizado, a través del puerto USB tipo C y el software Nikon Transfer. Algo que resulta engorroso sin duda.

Batería: ahora también permiten carga USB

Nikon Z7 00075

La Nikon Z7 usa la nueva versión EN-EL15b (similar a la habitual EN-EL15 que utilizan otros modelos de Nikon) con la particularidad de que permite la carga a través de USB. Esto es una ventaja, porque no nos obliga a usar el cargador, que también se suministra y podemos cargarla cómodamente. Eso sí, es compatible con baterías EN-EL15a, aunque en este caso no permiten la carga vía USB.

En cuanto a su autonomía cabe señalar que, según las especificaciones, permite alcanzar hasta 400 disparos, pero esto siempre es variable en función del tipo de uso que tengamos. Nuestras pruebas nos han permitido aumentar esa cantidad, sin abusar de la revisión de imágenes o incrementar el brillo. Pero si usamos la conectividad inalámbrica, grabación de vídeo, revisión constante de imágenes… la autonomía se resiente mucho. Aquí el usuario habitual de réflex lógicamente notará la diferencia notable, pero tampoco no se puede decir que disponga de una autonomía muy baja para tratarse de una cámara sin espejo. Aunque claramente para un uso profesional (y si comparamos nuevamente con la competencia, como la A7 III) se impone la necesidad de batería adicional y esperar un futuro grip que permita aumentar sus posibilidades.

El enfoque automático

Nikon Z7 0006 Nikon Z7 + 24-70 mm @ 1/30s; f/5,6; ISO 3.200

La Nikon Z7 estrena nuevo sistema de autofocus. Recordemos que posee 493 puntos y que, como hándicap, tiene la alta reputación de las Nikon D850, D750… que poseen un sistema de autofocus muy veloz y preciso. En nuestras pruebas hemos comprobado que la Z7 cumple bien y logra incluso destacar en el enfoque con poca luz, aunque en las escenas más exigentes (como acción, deportes o poco contraste) es donde no alcanza la calidad que encontramos, por ejemplo, en la mencionada D850.

Nikon Z7 0072 Nikon Z7 + 24-70 mm @ 1/10s; f/5,6; ISO 1.600

Cuando las condiciones son favorables, el autoenfoque consigue unos resultados sobresalientes

Frente a ello, la ventaja que sí vemos es cuando las condiciones son fáciles: buena luz, objetos estáticos… los resultados son sobresalientes. Y gracias al visor electrónico o la pantalla, podemos ampliar y conseguir una elevada precisión antes de disparar. Pero en el resto de escenas y circunstancias está algo por debajo de las réflex más avanzadas de la propia marca. Y no quiere decir no sea un buen autofocus, pero aún le queda margen de mejora, sobre todo si vemos lo que es capaz de conseguir su competencia (la A7R III por ejemplo).

El enfoque continuo a sujetos en movimiento es bueno cuando se usa un único punto, y algo menos preciso con el área completa (seguimiento 3D, como se denomina en los modelos avanzados de réflex Nikon), donde a veces no termina de acertar. Igual que la detección de rostros, muy buena con sujetos estáticos pero algo más irregular cuando éstos están en movimiento. Y, tampoco encontramos la opción de autofocus con prioridad al ojo, algo que ya empiezan a ofrecer otros modelos y que para la ambición de una cámara así se echa en falta con este primer modelo.

Extraordinario sistema de estabilización

Nikon Z7 0178 Nikon Z7 + 24-70 mm @ 1/2s; f/8; ISO 6.400

El rendimiento del sistema de estabilización es estupendo, mucho mejor de lo que esperábamos

Algo muy destacable es que esta Z7 haya apostado por la estabilización en el cuerpo. Es la primera Nikon que lo incorpora de esta forma. Y lo cierto es que ha sido un acierto pleno. Su rendimiento es sobresaliente, mucho mejor de lo que esperábamos. Incluso Nikon garantiza que su funcionamiento es perfectamente compatible con las ópticas estabilizadas.

Nos permite disparar a bajas velocidades con gran garantía (como la imagen anterior, disparada a 1/2 segundo y a pulso) y, por supuesto, en la grabación de vídeo es donde se aprecia su estupendo rendimiento. Sobresaliente en este aspecto para la Z7.

Calidad de imagen y rendimiento

Nikon Z7 0061 Nikon Z7 + 24-70 mm @ 1/10s; f/18; ISO 64

El hecho de utilizar un sensor de tan alta resolución nos lleva a ofrecer unos resultados de nitidez y detalle realmente sobresalientes (a pesar de que posee filtro de paso bajo). Diríamos que a la altura de la D850 que es una referencia en este sentido. La captura de detalles es fantástica, su reproducción del color es también extraordinaria, incluso cuando se dispara en JPEG se aprecian archivos muy buenos, nítidos y con un color sensacional (especialmente los tonos verdes, como suele ser habitual en Nikon). Muy real, sin abusar de excesivo procesado.

La captura de detalles y su reproducción del color es extraordinaria

Además, recordemos que nos permite utilizar una sensibilidad ISO 64, lo cual para cuando necesitamos el máximo detalle y nitidez y contamos con buenas condiciones de luz, los resultados son tan buenos como con la D850 (aunque es una conclusión sin comparar cara a cara).

Nikon Z7 0186 Nikon Z7 + 24-70 mm @ 1/60s; f/4; ISO 200

Al aumentar la sensibilidad, podemos conseguir también muy buenos resultados, incluso llegando hasta valores como 8.000 ISO (recordemos que es capaz de llegar hasta 25.600 ISO), nos entrega archivos muy contenidos en señal de ruido. Aunque cabe destacar que nos ha gustado mucho su configuración de ISO automático, con varias opciones que nos permiten trabajar, por ejemplo, en determinadas circunstancias y olvidarnos de controlar la sensibilidad de forma manual (para reportajes en interiores o con luz muy variable es una solución de garantías).

Nikon Z7 0080 Nikon Z7 + 24-70 mm @ 1/200s; f/5,6; ISO 1.600
Nikon Z7 0148 Nikon Z7 + 24-70 mm @ 1/25s; f/4,5; ISO 6.400

Nikon Z7: una cámara polivalente

Al igual que ocurría con la D850, aquí Nikon ha buscado una cámara muy avanzada, para usuarios muy exigentes, profesionales y de distinto ámbito. Es decir, una cámara que ofrezca polivalencia, tanto para el fotógrafo de viajes, reportaje, retrato, paisaje incluso para grabación de vídeo. Para deportes no muy exigentes también puede rendir bien, recordemos que nos permite hasta 9 fps con AE bloqueado (aunque no contemos con ópticas nativas específicas para estos menesteres y haya que tirar de adaptador y resto de objetivos disponibles).

Rinde bien en líneas generales en todos los escenarios, aunque en algunos no llegue a un nivel como el de la D850, con el que venimos comparando. Y si queremos, comparada con su competencia real (Canon EOS R o Sony A7R III), mantiene bien el pulso, brillando en su nitidez, manejo del ruido a altas sensibilidad y un rendimiento general bueno, con algunos puntos más débiles y mejorables en siguientes modelos.

Nikon Z7 0096 Nikon Z7 + 24-70 mm @ 1/200s; f/8; ISO 125

Galería a resolución completa | En Flickr

Nikon Z7, la opinión de Xataka Foto

Nikon Z7 00051

Estamos ante el (nuevo) aterrizaje muy serio de Nikon en las cámaras sin espejo, tras una incursión en el pasado cuya ambición no era muy elevada y quedó relegada al olvido. Ahora, ha tomado muy en serio la apuesta por ello, con dos modelos, nueva montura y ofreciendo unos resultados notables, para fotógrafos exigentes.

Se trata de una cámara de gran potencial, polivalente, cómoda y que cuenta con la calidad de su sensor como su principal valor

La competencia estaba apretando fuerte y en este terreno necesita Nikon aparecer y hacerlo con muchos argumentos, como así ha sido. Tiene sus luces y sus sombras, sobre todo en decisiones tan drásticas como prescindir de las tarjetas SD, aunque destacando por la calidad de un sensor que la coloca a un nivel muy elevado. Una cámara de mucho de gran potencial, polivalente, cómoda y que cuenta con la calidad de su sensor como su principal valor.

La Z7 aún generará muchas dudas a los profesionales, sobre todo sabiendo que su sistema de AF no es tan sobresaliente (si lo comparamos con una réflex profesional), pero sobre todo por apostar por una nueva montura en la que, de momento, solo encontramos tres objetivos disponibles, que limitan mucho sus posibilidades. Es cierto que con adaptador se nos abre un gran abanico de opciones, pero lo real es que si se busca ligereza y un tamaño más pequeño, aún hay que esperar que el catálogo de ópticas se amplíe. No nos cabe duda de que Nikon ha apostado fuerte y pronto encontraremos muchas más opciones. Pero seguro que mientras tanto el hecho de usar tarjetas XQD y un precio elevado, serán argumentos que frenarán la decisión de muchos fotógrafos. Mientras tanto, también encontramos la Z6 que, a punto de llegar al mercado, se intuye más atractiva para muchos.

9.2

Características9
Diseño y Ergonomía9.5
Controles e interfaz9
Rendimiento9
Calidad de imagen9.5

A favor

  • Excelente calidad de imagen y resolución
  • Estupendo sistema de estabilización en el cuerpo
  • Buena ergonomía y cuerpo sellado
  • Un visor electrónico de gran nivel
  • Permite carga de la batería vía USB

En contra

  • El sistema AF tiene luces y sombras, con amplio margen de mejora
  • Solo dispone de una ranura para tarjetas
  • Obliga a usar tarjetas QXD
  • Pocas opciones de objetivos para esta montura
  • Precio elevado

Nikon Z7 00058
Nikon Z7 00088

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Nikon España. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio