Compartir
Publicidad
Ocho pasos para tener éxito en Instagram como fotógrafos
Trucos y consejos

Ocho pasos para tener éxito en Instagram como fotógrafos

Publicidad
Publicidad

Lograr el éxito en Instagram no es algo sencillo teniendo en cuenta la gran cantidad de gente que utiliza esta red social que está viviendo un gran momento (más de 600 millones de usuarios). Además, tal y como se planteaba en vuestros comentarios en este artículo reciente, no es fácil definir que es el éxito en Instagram: ¿Número de seguidores? ¿Cantidad de likes? De cualquier modo, sí que podemos tener en cuenta una serie de recomendaciones para lograr una mayor influencia de nuestro perfil en esta red social.

Algunos de estos consejos son básicos para cualquiera que se inicie en Instagram pero otros son específicos para fotógrafos, incluyendo las recomendaciones que nos ofrece la mismísima Agencia Magnum. Y es que, como ya os contamos, muchos de los fotógrafos de esta agencia lejos de mirar con recelo a Instagram la han acogido con entusiasmo y están aprovechando sus posibilidades.

De hecho, una de las cosas que mencionan tiene que ver con las posibilidades que otorga Instagram para mantener un contacto directo entre el fotógrafo y el público, sin necesidad de intermediarios (como los editores de revistas) que opinen o, directamente, tengan que aprobar los contenidos que salen publicados. Por ejemplo, un veterano como David Alan Harvey dice que le “gusta Instagram, y las redes sociales en general, porque haces lo que quieres hacer y creas tu propio pequeño mundo, tienes control completo”.

1. Define bien tu perfil

Tal y como os contamos en estos consejos generales sobre cómo actuar como fotógrafo en las redes sociales, es importante cuidar nuestro perfil. En concreto, es interesante que el nombre que uses como apodo en Instagram esté unificado con el de otras redes sociales, muy específicamente con el que uses en Twitter ya que el formato es el mismo (@usuarioX). Hacer esto es una buena forma de tener un nombre de marca unificado para que los usuarios te identifiquen rápidamente.

También es importante que describas bien quién eres y qué es lo que haces: a qué te dedicas, tus especialidades, etc. Lógicamente no te puedes extender mucho (máximo 160 caracteres) así que sé breve y preciso. Puedes insertar emoticonos para darle algo de alegría aunque, por supuesto, no conviene abusar.

Por último, ten en cuenta que Instagram no permite enlaces salvo el que aparece en la biografía así que no te olvides de enlazar a tu página web, blog, Facebook o Twitter. Ten en cuenta que Instagram básicamente sirve para mejorar eso que se llama “imagen de marca” (branding en inglés) así que el enlace es fundamental para enviar tráfico a tu blog o web o para derivar a posibles clientes hacia un lugar donde ponerte en contacto directo con ellos.

Una foto publicada por @michaelchristopherbrown el

2. Escoge tu horario ideal

Es importante saber cuáles son las mejores horas para publicar tus fotos. En principio es evidente que no es lo mismo subir una foto por la mañana temprano cuando la gente aún duerme que hacerlo por la tarde. De hecho, en principio el horario de mañana, pero no demasiado pronto y el de tarde (pongamos de 18 a 21 horas), además de los fines de semana (cuando la gente tiene más tiempo libre) son los horarios con más audiencia.

Sin embargo, lo realmente interesante sería ser capaz de conocer a tu audiencia para saber a qué horas tus seguidores están más activos. Esto aumentará las posibilidades de que vean tus nuevas publicaciones y además también te ayudará a conseguir nuevos seguidores.

Una foto publicada por Nick Knight (@nick_knight) el

3. Publica con asiduidad

Es importante actualizar la cuenta frecuentemente con el objetivo de mantener el interés de tu audiencia y no perder seguidores. Normalmente, los seguidores en Instagram se van cuando hay demasiadas publicaciones que sobresaturan o, justo por lo contrario, porque no se publica lo suficiente y la cuenta resulta aburrida. Por eso es importante encontrar un equilibrio teniendo en cuenta, como antes decíamos, que lo ideal es conocer a los que nos siguen y en base a ello ser capaces de adaptarnos a lo que sea más conveniente en nuestro caso.

Un perfil de una marca comercial debería actualizar todos los días, si puede ser dos veces, pero la cuenta de un fotógrafo no tiene por qué ser tan prolífica y es casi más importante mantener una cierta constancia y regularidad en tus publicaciones. Así, para el caso concreto de un fotógrafo, si tienes muchas imágenes que quieres compartir es mejor ir dosificándolas poco a poco antes que colgar un montón al mismo tiempo.

4. Cuida el contenido

Aunque el contenido que vamos a publicar está claramente definido (nuestras fotos), es evidente que hay una serie de recomendaciones a seguir. Por ejemplo al respecto de esa cuestión tan importante que se refiere a si es mejor publicar exclusivamente fotografías de nuestro trabajo como fotógrafos o mezclarlas con otro tipo de imágenes más “cercanas”. En este sentido es muy interesante lo que comentan desde Magnum, quienes proponen que cada uno debe encontrar un equilibrio entre su trabajo y las fotos de momentos más personales y privados.

Así, las características de Instagram hacen en sea una red muy propicia para convertirse en una ventana donde tener contacto directo con tus seguidores y/o clientes y mostrar un poco lo que ocurre detrás de la cámara, el desarrollo de un proyecto, el libro en el que te estás inspirando para un trabajo o algo de tu vida personal que pueda ser interesante.

Por supuesto, no hace falta decir que si somos fotógrafos nuestras imágenes no deberían pasar por los populares filtros de Instagram, pero esto no significa que no podamos usarlos cuando publiquemos fotos ocasionales del día a día.

Una foto publicada por @michaelchristopherbrown el

5. Usa bien los hashtags

Una vez decidido qué compartir, es importante incluir un buen título (que sea descriptivo y a la vez interesante para captar la atención del espectador) y sobre todo son muy importantes los hashtags que incluyamos en la descripción de la foto. Evidentemente las etiquetas que usemos tienen que estar relacionadas con el contenido de la imagen, pero es muy interesante añadir hashtags que sean populares en la Red o que utilicen otras cuentas con muchos seguidores.

Y es que, en una red social como ésta en la que apenas hay herramientas para intercomunicarse, los hashtags son el principal elemento para crear conversaciones y una buena manera de lograr que más personas te descubran. Por supuesto puedes utilizar etiquetas genéricas como #love o #photooftheday pero hay sitios como Websta o Top Hahstags en los que se puede uno informar de cuales son las tendencias más populares del momento.

Incluso si tienes muchos seguidores puedes permitirte el lujo de crear tus propios hashtags, que pueden ser útiles para crear comunidad y dar homogeneidad a tu marca, aunque esto es más una estrategia para firmas comerciales o situaciones concretas (por ejemplo los concursos que se organizan en Instagram). Por supuesto, como en los casos anteriores, tampoco conviene abusar de las etiquetas, porque utilizarlas en demasía puede asimilarse con el spam. Así, una vez más, lo suyo es buscar el equilibrio entre el número de hashtags y el comentario de la foto, sin que una cosa prevalezca sobre la otra.

6. Cuida tu feed

Y ya terminando con el contenido, una cosa que tal vez te había pasado inadvertida es la necesidad de cuidar el feed (ya sabes, la página de inicio) y asegurarte de que existe una cierta variedad en las imágenes, ya que normalmente a la gente no le gustan las cuentas que publican lo mismo constantemente. Claro que tampoco conviene que aquello sea una “sinfonía de luz y de color” tan chillona que espante a posibles seguidores. Una vez más, la palabra mágica a aplicar es la máxima que siempre utilizaba Aristóteles: equilibrio.

Por cierto, tampoco deseches crear un mosaico en tu perfil de Instagram a través de aplicaciones como Layout, un recurso cada vez más utilizado incluso por fotógrafos profesionales.

Una foto publicada por Mike Kus (@mikekus) el

7. Interactúa con tus seguidores

Una posibilidad que hemos dejado aparte respecto al contenido es la de etiquetar personas en tus publicaciones, una de las maneras de usar la interactividad que Instagram proporciona como red social que es. Esto puede ser útil pero siempre que… sí, exacto, lo hagamos con equilibrio y no nos pasemos.

Respecto al tema de los comentarios que recibas en tus propias fotos, sin duda es muy importante que contestes, aunque simplemente sea agradeciendo el gesto. Piensa que no solo tus fotos sino también los comentarios de éstos representan tu “marca” en Instagram.

Y aunque lo habitual es que uno publique una imagen y espere las reacciones de la gente, también hay que pensar que es útil interactuar con ellos sin necesidad de que sean seguidores o le den al “Me gusta” de una de tus fotos. Por eso es importante seguir a otra gente, repartir likes y comentar sus imágenes, todo lo cual puede convertirse en nuevas visitas a tu propio perfil. Además, piensa que la gente suele limitarse a darle al “Me gusta” por lo que si comentas probablemente estarás ganando la atención del propietario de la cuenta (y con ello una visita a la tuya).

Una foto publicada por David Guttenfelder (@dguttenfelder) el

8. Sigue a otros fotógrafos

Piensa que Instagram es una comunidad y si participas en ella de forma activa lo más probable es que vayas consiguiendo cada vez más seguidores. Por supuesto, desaconsejamos la manida táctica del “yo te sigo, tú me sigues”, pero si la cuenta es interesante no te cortes. Eso sí, deberías seguir sólo a las cuentas que te parezcan interesantes para que tu red de “amistades” sea de calidad.

Además, no es recomendable que tu ratio de seguidores/seguidos esté muy descompensada porque eso puede dar la idea de que tu perfil no es muy interesante. Así, lo ideal es que tengas siempre más seguidores que seguidos lo que, en principio, dará la sensación de que tu perfil es popular. Por el contrario, si tienes 1000 seguidores pero sólo sigues a unos pocos, salvo que seas un referente como el famoso Steve McCurry, puede dar la sensación de que sigues a las personas y luego dejas de hacerlo o, sencillamente, de que no te interesa nada lo que los demás hacen.

Y eso es todo, como siempre esperamos que os sea útil y os animamos a dejar vuestros comentarios si tenéis ideas que podáis aportar al respecto para lograr éxito como usuarios de Instagram.

En Xataka Foto | 11 fotógrafos influyentes a seguir en Instagram en 2017

Foto de portada | Pixabay

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos