Sigue a

Análisis de la Sony-SLT-A37

Como sabéis hace unos meses se presentó oficialmente esta nueva SLT-A37 de Sony, y se planteaba como una alternativa en la gama de entrada pseudo-réflex (con espejo semitransparente inmóvil) compacta y potente. Hemos podido probarla a conciencia y os contamos qué nos ha parecido.

Antes de nada, recordemos algunas de sus principales puntos destacados por el propio fabricante:

  • 16,1 megapíxeles efectivos Sensor CMOS Exmor™ APS HD
  • Captura continua de hasta 7 fotogramas por segundo (en modo de zoom telescópico)
  • Sistema de enfoque automático con detección de fases de 15 puntos con 3 sensores reticulares
  • Visor electrónico Tru-Finder™ con resolución de 1,44 millones de puntos
  • Pantalla Clear Photo LCD ajustable de 6,7 cm (2,7”)
  • Vídeos Full HD
Montura y espejo semitranslúcido de la Sony STL-A37 El espejo semitransparente de la Sony STL-A37, fuente de ventajas y problemas.

Como véis, nada del otro mundo para ser un modelo tan reciente, pero sí bastante completa e interesante para la gama en la que se encuentra.

Sony SLT-A37: muchas alegrías

Cada vez estos modelos vienen más completos y cargados de funcionalidades que hace años sólo se incluían en gamas superiores, además de otras interesantes bazas reservadas precisamente para ellos, como es en este caso la pantalla abatible, que en gamas profesionales no se suele incluir dado que introducen un punto débil que puede comprometer la robustez del conjunto en condiciones de uso extremas, y que nos proporciona una gran comodidad para adoptar determinados puntos de vista así como para una mejor visualización al grabar vídeos.

La sujeción de la pantalla me ha parecido correcta y suficientemente resistente aunque un poco aparatosa cuando tratamos de moverla con las manos un tanto atareadas. Se trataba de una unidad completamente nueva, por lo que supongo que con un poco de uso estará algo más suave, no tan recia.

Sujección pantalla abatible Sony SLT-A37 Detalle del sistema de sujección de la pantalla abatible (¡perdón por el polvo en la cámara!)

Una de las principales ventajas de este modelo respecto a sus competidores directos es el enfoque continuo, que se mantiene en funcionamiento incluso mientras disparamos ráfagas (¡que alcanzan los 7 fps!) o haciendo vídeo, gracias al sistema del semiespejo fijo que tanto comentamos. Dado que no tiene sistema réflex, el sensor de enfoque por detección de fase puede funcionar todo el tiempo sin perderse nada entre disparo y disparo.

Como digo, esta es una de sus grandes bazas que valoraréis especialmente aquellos a los que os guste la fotografía deportiva, por ejemplo, ya que la Sony SLT-A37 incorpora además un sistema de seguimiento de objetos que tengo que decir que me ha gustado bastante. Su activación es un tanto confusa según la situación, pero una vez acostumbrados se hace muy fácilmente y os aseguro que funciona bastante bien.

Un gallifante de oro por tanto para Sony en cuanto a temas de enfoque, cuestión esta que queda bordada gracias a la incorporación también de reconocimiento de rostros/sonrisas y del tan apreciado sistema focus peaking que nos muestra – cuando enfocamos en modo manual – unos resaltados superpuestos (también llamado comunmente “moco”) sobre las zonas de la imagen que están a foco.

He de decir que soy un fanático de este sistema y que me parece especialmente útil en condiciones de baja luminosidad, cuando grabamos vídeo o cuando usamos objetivos que no permiten autofocus. Además, podemos configurar ese moco para que se muestre en color rojo, amarillo o blanco, así como ajustar el nivel de focus peaking deseado. ¡Una maravilla!

Contenido del paquete Sony SLT-A37K Contenido del paquete de la Sony SLT-A37K

Otra de las características que también me han gustado mucho es la estabilización de imagen en el cuerpo, algo que sin duda ayuda mucho especialmente al hacer vídeos. Su uso resulta muy cómodo y agradecido si lo comparamos con cualquier cámara réflex sin sensor estabilizado, ya que nos evita en gran medida esas molestas vibraciones al grabar a pulso y todos los problemas de nitidez derivados de ello.

Y por supuesto, se trata de una cámara con una gran versatilidad de usos y numerosas funcionalidades especialmente interesantes para aquellos que gusten de tirar en JPG. Esto incluye posibilidad de hacer HDR directamente, un modo de Dynamic Range Optimization (algo así como el D-lighting de Nikon), panoramas 2D-3D con modo de disparo guiado en barrido, un número considerable de escenas con guía de ayuda que facilita muchísimo el aprendizaje, selección de la mejor toma, modos de vídeo, etc.

Todavía no contamos con los datos de DxoMark – como sabéis, la referencia en cuanto a comparación de rendimiento de sensores – pero sin duda se trata de un buen sensor de cuyos RAW se puede extraer “mucha foto”, a juzgar por los resultados que obtuve simplemente revelando con Lightroom. Y os aseguro que hice muchas fotos, ya que la probé durante bastantes días y situaciones lumínicas muy diversas.

DRO de Sony Lado izquierdo: DRO activo / Lado derecho: DRO desactivado (Dynamic Range Optimization)

Al final del artículo os dejo una galería de fotos para que juzguéis vosotros mismos (obviamente sin ningún retoque, sólo revelado RAW con Lightroom y JPG directos de cámara).

Sony SLT-A37: y también bastantes decepciones

El sistema de espejo inmóvil semitranslúcido, que precisamente es lo que le permite disfrutar de algunas de sus mejores bazas (enfoque, ráfaga…), es también su principal punto débil.

Esta pieza tiene la ventaja de no necesitar un mecanismo que levante el espejo y lo vuelva a bajar cada vez que disparamos, pero a cambio genera reflejos en determinadas situaciones de luz (sí, yo también pensaba que serían muy contadas pero no, resulta que me ocurrió un montón de veces y eso que sólo la estuve usando un mes) además de algunos problemas de enfoque y nitidez.

Reflejos SLT-A37 Reflejo introducido por el semiespejo fijo del sistema SLT (1/3 de la foto)

Y es que no me cansaré de decirlo: este sistema no me parece una solución seria. Si lo pensamos bien es una auténtica barbaridad que después del enorme esfuerzo y ejercicio de maestría óptica que realizan los ingenieros que diseñan las lentes y los objetivos le coloquemos un trozo de plástico a 45º entre la imagen final que produce el objetivo y el captor que registra la imagen, tirando al traste con todos esos esfuerzos por mantener el mayor nivel de transferencia posible.

Por otro lado, sí es cierto que tiene una muy buena ráfaga de 7 fps, pero eso sólo ocurre cuando disparamos a 8 megapíxeles y si queremos aprovechar los 16 megapíxeles de su sensor nos veremos limitados a 5,5 fps máximos.

También he dicho que tiene un buen sensor, y lo es, pero el ruido a sensibilidades ISO elevadas no es su mayor virtud ya que he observado que aqueja bastante de este problema, lo cual hace que no sea la mejor cámara si nos queremos dedicar a fotografía nocturna o con poca luz (en interiores, por ejemplo).

ruido ISO - Sony SLT-A37 Ruido a ISO 3200 y muy baja luz ambiente

Su visor electrónico tampoco me ha gustado y me parece un inconveniente en sí el mero hecho de no disponer de un visor óptico, pero no se puede tener todo, claro está. No estoy especialmente acostumbrado a este tipo de visores y no sé si algún día me acostumbraré, pero sí sé que el de la A37 tiene tres puntos en los que debe mejorar: el retardo, el efecto rolling shutter y la calidad de imagen previsualizada (poco tiene que ver ni con la realidad ni con la fotografía que se captura cuando disparamos).

La pantalla es abatible, lo cual se agradece mucho como ya he dicho, sin embargo sólo lo es en un sentido. Tiene dos movimientos: separación del cuerpo y balanceo arriba y abajo (una vez separado). Ya que introduces el elemento de fragilidad al no dejar la pantalla fija, hubiera sido más práctico e interesante un sistema como los disponibles en otras cámaras con un segundo grado de libertad, en los que incluso puedes colocar la pantalla para encuadrar mientras te haces una foto a ti mismo.

Además, aunque la pantalla en sí se ve bien y muestra las fotos a un nivel de detalle más que aceptable, sí que he observado muchos artefactos y problemas en cuanto al OSD. Todos los elementos de información sobreimpresionados me han parecido de bastante baja calidad, con parpadeos y artefactos como digo.

Modos creativos SLT-A37 Los efectos creativos incorporados son bastante buenos y nada exagerados.

Al hilo del visor y la pantalla, he encontrado otro gran problema al que no le encuentro una explicación demasiado lógica. La Sony SLT-A37 incorpora un sensor de proximidad bajo el visor electrónico, de manera que cuando nos acercamos para utilizarlo se apaga la pantalla y se enciende el visor electrónico. El problema viene de su sensibilidad o calibración, ya que en la práctica se te está apagando la pantalla constantemente cuando, por ejemplo, te la acercas al cuerpo para disparar desde la cintura disimuladamente o simplemente estás tratando de hacer sombra para poder ver la pantalla a pleno sol.

Quiero aclarar que no estoy hablando de un centímetro de distancia a este sensor sino más bien de unos cuatro o cinco, contando con que además el visor sobresale hacia atrás del cuerpo (y la línea de la pantalla) de la cámara. Supongo que esto lo han hecho para minimizar el impacto en la experiencia de usuario del tiempo que tarda en cambiar de la pantalla al visor, pero de este modo han introducido un problema, pues no es un parámetro configurable, y cuya única solución es desactivar el sensor de proximidad y conformarse con utilizar el botón de cambio manual de display (al menos lo tiene).

La duración de la batería es muy inferior respecto a cámaras réflex (como en cualquier compacta o CSC), debido principalmente al consumo que tanto la pantalla como el visor generan de manera constante mientras utilizamos la cámara. Pero además, también he comprobado que se descarga aún estando apagada la cámara, tras varios días sin usarse el nivel de carga de la batería ha descendido casi en un 50%, algo que sinceramente no comprendo y que considero un gran inconveniente ya que me ha ocurrido el salir a hacer un par de fotos creyendo que tendría al menos la mitad de la carga disponible (lo que le quedaba la última vez que la usé) y encontrarme con que la cámara se “muere” tras hacer la primera foto.

Como siempre, otro de los inconvenientes de las cámaras Sony es su interfaz, incluyendo el manejo de los controles y la organización de los menús. Punto negativo una vez más aquí, en mi opinión un área en la que deben ponerse las pilas si de verdad quieren aspirar a rivalizar con las principales marcas.

Comparativa tamaño SLT-A37 con D7000 En comparación con una D7000, es una cámara mucho más compacta aunque más ergonómica.

Su calidad de construcción, por otro lado, me ha parecido bastante robusta en general (por ejemplo, el herraje de la pantalla) pero me ha dejado una sensación bastante plasticosa y de baja calidad en algunos detalles como por ejemplo el botón de encendido, que ya se nota un poco flojo, o el botón selector de AF/MF que parece tener una posición intermedia que en realidad no existe sino que simplemente se queda a medio camino.

Volviendo al terreno del software, también mencionar que muchas de las opciones más interesantes sólo se pueden utilizar si disparamos en JPG, aunque esto es completamente lógico, y que las panorámicas no las podremos hacer con la cámara en vertical (para maximizar la resolución) ni de derecha a izquierda, sino únicamente en horizontal y con barrido de izquierda a derecha.

Por último, su precio en torno a los 600 euros no me parece el más competitivo, teniendo en cuenta las alternativas disponibles por un precio similar o inferior como la Canon EOS 1100D, las ya un poco antiguas pero resultonas Nikon D3100 y Canon 500D, o algunas CSC como por ejemplo la propia Sony NEX-F3.

Conclusiones

No puedo negar que, en lo que a productos fotográficos se refiere, Sony no es santo de mi devoción precisamente – y los que me conocéis lo sabéis muy bien – aunque sí que alabo algunas de sus soluciones y avances que considero interesantes (el mejor ejemplo es mi amado “focus peaking”) así como por ejemplo la gama NEX, pero en general no me suelen gustar. Sus menús son complicados e ineficientes, tienen fallos propios de su juventud y a menudo optan por soluciones arriesgadas que no siempre funcionan.

Contraluz SLT-A37 La recuperación de sombras es francamente buena en este contraluz

Pero en este caso, os juro que me había mentalizado para no dejarme llevar por esa imagen de marca creada en mi subconsciente, de hecho creía y quería realmente que me gustase esta nueva cámara, de verdad que sí. Y tras unas primeras impresiones mitad positivas y mitad negativas, creí que acabaría viendo más luces que sombras en esta pequeña luchadora, pero siento decir que al final la sensación que me deja es más bien la contraria: para mí, sus desventajas superan a sus ventajas.

A veces he dicho, hablando con amigos que me parece más bien una cámara de vídeo que hace muy buenas fotos – por criticar y exagerar un poco, no os lo toméis literalmente – y es una sensación que no me agrada demasiado.

Claro que eso ya es una cuestión personal que cada uno deberá juzgar, y yo todo esto lo digo desde un punto en el que estoy más acostumbrado a cámaras de una gama superior, e inevitablemente acabo comparando con cámaras DSLR avanzadas o profesionales, así que la buena noticia es que, precisamente por eso, no puedo decir que esté tan mal. De hecho, puede que muchos de vosotros valoréis mucho más esas grandes ventajas que tiene, al nivel de cámaras de gama superior, que las desventajas que le acompañan.

En resumen, se trata de una cámara muy interesante para aquellos que busquen versatilidad, velocidad de ráfaga y sobre todo no quieran complicarse con el retoque o revelado posterior a la toma, disparando directamente en JPG.

Por contra, y a pesar de que su rendimiento en cuanto a calidad de los ficheros RAW es bueno, no parece la mejor alternativa de los que busquen exprimir hasta la última gota de cada imagen tomada, ya que en ese caso probablemente os recomendaría más bien una CSC de precio similar a la SLT-A37, como una NEX que básicamente será una cámara muy similar pero en un formato mucho más compacto y transportable.

Ver galería completa » Sony SLT-A37 análisis (31 fotos)

Más información | Sony

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

50 comentarios