Fotografía callejera

La fotografía callejera es un género muy popular, muy antiguo y realmente interesante. No para todo el mundo, pero particularmente me parece una manera de capturar la realidad de forma espontánea, directa y muy estimulante. Voy a afrontar un especial en varias entradas para tratar en profundidad este tipo de fotografía, que hoy día está viviendo nuevas perspectivas, gracias a la creciente afición y a los muchos aficionados que cada día lo prueban y se enganchan.

Y es que la fotografía callejera tiene algo realmente adictivo, quizás porque a pesar de su dificultad para conseguir resultados óptimos y brillantes, cuando se lograr capturar el momento decisivo o una imagen espontánea e inesperada supone una enorme satisfacción. Aunque no requiere ningún equipo fotográfico especial, sino tener buena predisposición, disparar mucho, además de disfrutar de la calle y la fotografía.

La fotografía callejera se viene realizando desde siempre y su definición es bien simple: se trata de fotografiar gente en lugares públicos, en la calles, parques, plazas, playas,... A primera vista induce mucho respeto, puesto que disparar con la cámara a desconocidos no resulta fácil y a veces produce cierta incomodidad. Pero superando cualquier timidez y, sobre todo, interactuando cuando es necesario, mantenerse relajado y demostrando que tan sólo quieres hacer una foto se pueden lograr buenos resultados. Si alguna vez nos encontramos con alguien que nos increpa por hacerlo, debemos ser respetuosos, explicar nuestra intención y se pone la cosa seria, pues borrar y ya está. No es cuestión de buscar un problema cuando hay tantísimas opciones.

¡Vótalo!

Editores 9

Comunidad 8,7

Actividad de la comunidad