Síguenos

Ve el video en el sitio original.

Si algunas vez has tenido problemas iluminando una escena para conseguir tiempos de exposición aceptables, imagina que tienes conseguir tomar 600 imágenes por segundo en plena noche. Ese problema se encontró el fotógrafo Vincent Laforet grabando un anuncio un anuncio para una empresa de calzados, y tuvo que solucionarlo con la friolera de 225.000 vatios de luz (según sus propias palabras, suficiente para freir un huevo en diez segundos, o un pavo en una hora).

El principal problema que tuvo fue que, incluso con esta ingente cantidad de luz, sólo pudo conseguir trabajar con una apertura de f/2.0, que con las focales de hasta 100mm con las que trabajaba, le daba una profundidad de campo ínfima. Teniendo en cuenta que cada segundo real se traducía en 25 segundos en el resultado, un pequeño instante fuera de foco podía dar al traste una secuencia completa. Afortunadamente, Vincent contaba con un operador de cámara con 26 años de experiencia, y el apoyo de sistemas automatizados de enfoque.

Si alguno ha pensado en que debería haber iluminado aún más la escena, pensad que subir un paso de exposición requiere duplicar el equipo de iluminación, y sólo le permitiría llegar a f2.8. Eso sí, por lo menos no creo que pasaran demasiado frío, con todas esas luces calentando el escenario.

En su blog personal tenéis un vídeo del making-off, y un timelapse con el montaje del equipo. Para los curiosos, la cámara usada fue una Phantom HD Gold, tirando a ISO 640, con ópticas Cooke S4/i. El resultado, tecnicismos aparte, tiene una calidad estética y un impacto visual que, pese a la nieve, no dejará frío a nadie.

Web oficial | Vicent Laforet
Via | Petapixel

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios