Síguenos

Misha Gordin

En estos tiempos en que todos pensamos que la fotografía digital, ha dejado casi de lado a la fotografía analógica o química, como pudimos debatir en uno de nuestros anteriores post; aún podemos encontrar, como hay fotógrafos que continúan realizando su obra, por este medio fotográfico.

Este es el caso de Misha Gordin, fotógrafo ruso, muy famoso por recrear en su obra, grandes universos mentales, en los que deja patente el concepto del hombre sobre su entorno. Obras que evocan misterio, soledad y un gran número de emociones; las cuales, intentan transmitirnos, esas sensaciones tan importantes en el ser humano; como son el pensar o recapacitar. Todo esto, ayudándose del Blanco y Negro.

Lógicamente, no escribo para analizaros su obra únicamente, sino para enseñaros, que aún hoy en día, fotógrafos de este nivel, son capaces de realizar imágenes tan impactantes, y sin el uso de ningún elemento digital. En todas sus imágenes, podemos observar fotomanipulaciones, máscaras, tapados, quemados, y así, hasta un sin fin de técnicas tanto de positivado como de revelado fotográfico; que las hacen una delicia a la vista, de cualquier apasionado de la fotografía. Técnicas que hoy en día, con el uso de software fotográfico, se nos antojan bastante más sencillas; pero que para un medio como es el analógico/químico, no solo duplican o triplican su dificultad, sino que requieren de un gusto, y un saber fotográfico por encima de lo normal.

Misha Gordin

Gordin, ha llegado a juntar hasta más de cuarenta negativos a la vez, para conseguir muchas de sus tomas finales; o lo que sería igual, a realizar una fotografía digital manipulada, con alrededor de cuarenta capas diferentes (y no de ajuste); pero con todas las dificultades, que encierra esta similitud en el positivado analógico.

Una vida entregada al arte y a la fotografía conceptual, es lo que han hecho a este ruso, no trabajar más que dos meses al año fotografiando, y dejar los demás meses del año para positivar en su casa. Cada una de sus obras, sale al mercado con siete copias, en lugar de diez (como suele ser habitual); dejando esas tres restantes para sus hijos como legado. Copias que pueden llegar a triplicar su precio, por el hecho de realizarse “artesanalmente”.

Misha Gordin

Os dejo con una reflexión de Misha sobre la manipulación de imágenes, que para los tiempos que vivimos creo que os resultará muy interesante; a la par que posiblemente genere un debate muy sano. Y tened en cuenta sobre todo, que hablamos de un hombre que ya manipulaba imágenes, mucho antes de la introducción de la fotografía digital moderna.

“...No es nueva la idea de manipular imágenes fotográficas. De hecho, en cierto grado, toda imagen se manipula. El verdadero poder de la fotografía surge cuando la realidad alterada se presenta como existente, y se da por supuesta. Una imagen evidentemente manipulada acaba siendo engaño que muestra la carencia de comprensión del particular poder que posee la fotografía: grabar fehacientemente en nuestro subconsciente que lo capturado por la cámara ha existido. En el mejor ejemplo de la imagen exitosamente manipulada, nunca surgiría la pregunta “¿Es esto real?”

Más Información | Misha Gordin

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios