Síguenos

cabecera-flujoii.jpg

En la primera parte del punto sobre Selección/Organización, veíamos la importancia de una buena estructuración a la hora de realizar la descarga de imágenes y la elección sobre los diferentes programas para llevarla a cabo. En este segundo punto, continuamos con el proceso de Organización de lo descargado.

Organización

Una de las mejores maneras de realizar este punto es la organización de todas las fotos en función del día de trabajo, para posteriormente organizarlas en diferentes sesiones de trabajo, si es que hacemos muchas cada día. Otra buena opción, es organizar las fotografías en carpetas por cada sesión realizada (con el respectivo nombre de la sesión o proyecto).

Una postura muy buena también es organizar las sesiones por sus aplicaciones: Moda, Publicidad, Retrato... Todo esto a pesar de que en programas como Lightroom podamos etiquetarlas perfectamente con dichos tags, ya que muchas veces para hacer copias de Seguridad de los mismos, o cuando necesitemos dar el trabajo a los clientes nos será mucho más sencillo.

flujo-de-trabajo-organizacion.JPG

Como digo el proceso de Organización es muy personal, y sólo expongo algunas pistas de las que yo considero puede ser de ayuda, ya que hoy día hacemos una cantidad ingente de fotografías.

Selección y borrado

Llegamos a un momento en el que los gestores de imágenes hacen su principal función. Tras la descarga, uno de los principales intereses debería ser siempre el de una primera visualización o un primer vistazo a las fotos descargadas. En ese vistazo empezaran nuestros descartes.

Pero antes de que se produzca esto debemos elegir que camino seguir para realizar este visionado y posterior selección/etiquetado: elegir el programa adecuado según nuestras necesidades.

  • Como muchos sabéis el Adobe Lightroom es un potente programa que engloba todas las herramientas para un buen flujo de trabajo fotográfico, ya que tenemos todo en uno, desde la descarga/gestión de imágenes hasta la posterior edición. En él podemos gestionar todas nuestras fotografías en colecciones y/o albums, tan sólo diciéndole donde se encuentra cada fotografía en el disco duro sin necesidad de tener que juntarlas por carpetas.

    Por ejemplo, supongamos que hemos descargados dos sesiones de moda, pero como pertenecen a diferentes medios (Elle y Marie Claire), no podemos juntarlas en una misma carpeta. Pues gracias al Adobe Lightroom podremos ponerlas tags o etiquetas a las fotos ya sea de una u otra sesión, para que con sólo pinchar en cada tag nos aparezcan dichas fotografías, estén en las carpetas del disco duro que estén, incluso aunque se encuentren en carpetas separadas.

    flujo-de-trabajo-lightroomseleccion-y-etiquetadojpg.jpg

    También podemos usar el método de etiquetar por colores, y estrellas. Métodos, que quizá son útiles para cuando empezamos a seleccionar fotografías. Yo personalmente recomiendo una primera selección amplia de las tomas que nos gustan en un color, y posterior a estas tomas hacer una segunda selección mucho más pequeña con las tomas definitivas en otro. Todas las tomas que no han sido seleccionadas ni en la primera ni en la segunda selección, son tomas que deberían ser borradas para así no ocupar espacio en nuestro disco duro (que esto no significa borrarlas para siempre pues, como comenté en la primera parte, tenemos que haber hecho antes una copia de seguridad de todo anteriormente)

    Este método de organización es muy rápido y cómodo, sobre todo para aquellas personas que tienen un cantidad muy alta de fotografías.

  • En otro orden, existe la posibilidad de realizar esta organización mediante Adobe Bridge. Este software sin duda se compenetra muy bien con Adobe Photoshop, y si nuestra edición se realiza con PS, sin duda, lo recomiendo por encima de cualquier otro programa.

    Adobe Bridge no permite una catalogación tan amplia como Lightroom, y el uso de tags está mucho más limitado. La selección se resume a colores y estrellas, y es por tanto que una buena organización previo de carpetas es muy necesaria. La realización de selección es exactamente igual que en el Lightroom.

  • A pesar de su gran utilidad, hay que comentar que Adobe Bridge es un software que consume gran cantidad de recursos de nuestro ordenador, y por tanto, debemos intentar tener muy claro su uso y su configuración.

    flujo-de-trabajo-bridgeiii-compracion.jpg

    Comparativa de dos imágenes en Adobe Bridge

    Tanto en un programa como en otro (y en cualquier gestor de imagenes), la comparación de tomas es más que importante, ya que nos ayudará en tomas muy similares a ver pequeños detalles que no podríamos apreciar si mirásemos una a una. Temas como el enfoque (y más si es muy critico) o la trepidación, son apreciaciones que se hacen poco perceptibles a la hora de seleccionar fotografías debido al siempre pequeño tamaño al que vemos dichos imágenes al seleccionarlas, al igual que un antes y un después.

    Después de unos cuantos visionados, y agregarles tags y etiquetas, ya tendremos perfectamente seleccionadas las fotografías que se quedaran en nuestra Selección Final, y cuales podrán ser borradas.

    Metadatos

    Este punto lo expongo como el último, aunque más bien se puede usar en casi cualquier momento trás la descarga. Los metadatos son datos que van agregados a las fotografías. Estos datos incluyen información de gran valía como pueden ser: el autor de las mismas, la cámara con la que fueron disparadas, información técnica de cada toma o datos Exif (diafragma, obturación, equilibrio de blancos…), objetivo usado, espacio de color…

    Generalmente este apartado no siempre es usado por mucha gente, pero se convierte en algo muy importante cuando necesitamos realizar tomas de un mismo proyecto en días diferentes, o incluso llevar implícito el programa con el que ha sido editada o modificada alguna imagen.

    El revisar todos estos datos cuando tenemos que seguir un proyecto es de gran ayuda, ya que conseguiremos usar valores ya definidos en tomas anteriores (o al menos muy similares) que hagan que la homogeneidad pueda mantenerse. Tienen gran cantidad de usos, pero como toma de contacto a ellos en el proceso de selección y organización es suficiente con esto.

    Como siempre, os recuerdo que todos los puntos de este Flujo de Trabajo son meras pistas y ayudas, cada persona puede tener el suyo y puede ser igual de válido. Es por ello que os animo, como en otros puntos ya tratados, a que nos comentéis vuestros métodos para que así los demás lectores puedan aprender de ellos.

    Flujo de Trabajo| Rodrigo Rivas

    Fotografías| Rodrigo Rivas

    En Xatakafoto | Flujo de Trabajo: Selección/Organización (I)Especial Flujo de Trabajo

    Los comentarios se han cerrado

    Ordenar por:

    3 comentarios