Publicidad

La venta de Olympus, ¿es el principio del fin del sistema Micro Cuatro Tercios?
Actualidad

La venta de Olympus, ¿es el principio del fin del sistema Micro Cuatro Tercios?

HOY SE HABLA DE

Sin duda, la noticia bomba de la semana pasada fue la confirmación de que Olympus venderá su división de cámaras a un fondo de inversión cuando acabe el verano. Esto supone la ¿desaparición? de un histórico de la fotografía y un montón de interrogantes para los usuarios de sus cámaras y, más en concreto, para la supervivencia del sistema Micro Cuatro Tercios.

Es El Fin Del Micro Cuatro Tercios Cierre Olympus 03

Y es que Olympus no sólo fue uno de los inventores del sistema, sino que es el único que se ha mantenido fiel a él cuando, como sabréis, hace unos dos años el otro socio fundador, Panasonic, se lanzó al ámbito de las mirrorless full frame con una nueva alianza, L-Mount, esta vez con Sigma y Leica.

¿Por qué ha ocurrido esto?

Era algo largamente rumoreado, porque las cifras de ventas hace mucho que decían que la división fotográfica de Olympus era deficiente. El propio comunicado de la marca confirma que la medida se toma tras tres años fiscales consecutivos de pérdidas operativas.

Sin embargo esto era algo conocido, y de alguna manera se asumía que a Olympus no le importaba tener pérdidas siempre que las ganancias en sus otras divisiones, la médica y científica, compensaran la cuenta de resultados (y teniendo en cuenta que el negocio fotográfico sólo representaba, aproximadamente, un cinco por ciento del total).

Es El Fin Del Micro Cuatro Tercios Cierre Olympus 02

Ciertamente, es lógico pensar que la división de fotografía era el mayor escaparate de esta marca de larga tradición (con 84 años en el mercado fotográfico y más de cien años en total), con una exposición mucho mayor que sus otros negocios.

Hace mucho que las cifras de ventas no eran buenas pero, de algún modo, se asumía que a Olympus no le importaba siempre que las ganancias en sus divisiones de salud lo compensaran

Pero las cifras mandan, y finalmente parece que la situación habría llegado a un punto insostenible. Y ya no sólo por las pérdidas acumuladas, sino también por unas previsiones que tampoco auguran nada bueno, con un mercado contrayéndose, y que encima ha sufrido otro duro golpe con la pandemia del COVID-19.

Pero para entender cómo hemos llegado a esta situación tenemos que remontarnos más atrás y pensar en que el mercado fotográfico ha sufrido enormemente la competencia de los teléfonos móviles, que prácticamente han hecho desaparecer las cámaras de “apuntar y disparar” y han afectado mucho al resto de tipologías de modelos.

Curiosamente, hoy día se hacen más fotografías que nunca pero se venden cada vez menos cámaras de fotos porque una gran parte de estas imágenes se toman con smartphones. Además, también resulta paradójico que, ante semejante competencia, el sistema Micro Cuatro Tercios, que permite cámaras más pequeñas y ligeras y, en teoría, sería el que podría competir con mejores argumentos, esté en riesgo de desaparecer.

Micro Cuatro Tercios Camaras Las cámaras actuales del sistema.

Tras el fracaso de sistemas como el Nikon 1 y el Pentax Q, el sistema Micro 4/3 se quedó como el que usaba un sensor más pequeño

Lo cierto es que, desde que se presentó la primera Micro 4/3 hace algo mas de diez años, las diferentes marcas han apostado por cámaras con distintos tamaños de sensor. Los que lo hicieron por sensores más pequeños, como Nikon con su sistema Nikon 1 y Pentax con sus Q, tuvieron que desistir, de modo que el sistema Micro 4/3 se quedó como el que utilizaba un sensor de tamaño más reducido.

Mientras, otros fabricantes que apostaron por sensores mayores han hecho un buen trabajo (hay que reconocerlo), logrando que sus cámaras fueran lo suficientemente pequeñas y ligeras, a pesar de utilizar un sensor del mismo tamaño que las réflex más comunes (APS-C). En general no ofrecen la misma ligereza que los modelos basados en el estándar ahora en peligro, pero sí una relación tamaño-prestaciones-resolución muy interesante que ha convencido a muchos usuarios.

Incluso, si en un principio podemos pensar que el sistema Micro Cuatro Tercios es el más adecuado para desarrollar cámaras muy portables que puedan convencer a quien quiera dar un paso más allá del móvil, lo cierto es que la realidad no ha sido así y, según sabemos por representantes de esta y otras marcas, las ventas no han sido buenas.

Micro Cuatro Tercios Lentes

De hecho, como hemos contado, el anunciado relevo de las réflex a favor de las sin espejo como referencia del mercado es algo que se ha producido de una manera extremadamente lenta: más de diez años se ha tardado. Y, curiosamente, ahora que por fin las sin espejo parecen haberse impuesto sobre las réflex como el sistema de futuro (de presente podríamos decir), el sistema que inauguró este tipo de cámaras podría desaparecer.

Por último, paradójicamente, según hemos podido saber de boca de responsables de la marca, resulta que las ventas de Olympus en España eran buenas, pero esto sólo era una excepción, porque en el resto del mundo (salvo Japón) no ocurría igual. Incluso a pesar de tratarse del único sistema creado desde cero para el mundo digital y que muchos consideran el mejor del mercado… Pero, como ya sabemos, no siempre la mejor tecnología triunfa en el mercado.

¿Qué dice Panasonic a todo esto?

Como sabéis, Panasonic es el otro socio principal del sistema, aunque lo “traicionara” de algún modo al adentrarse en el formato completo. Sin embargo, desde esta empresa siguen apoyando oficialmente el estándar Micro 4/3. Así nos lo han hecho saber desde Panasonic España donde nos dan la postura oficial de la empresa al respecto:

“Continuamos con el negocio de cámaras Lumix, incluyendo nuestras cámaras y objetivos Micro Cuatro Tercios de nuestra Serie G. Estamos comprometidos con mantener nuestros esfuerzos para ofrecer productos y servicios a nuestros clientes.”

Lo cierto es que Panasonic, justo el mismo día que se supo lo de Olympus (que ya es casualidad), anunció un nuevo modelo del sistema, la Lumix G100. Una cámara que tiene como uno de sus argumentos principales la portabilidad, y que además está muy orientada a un ámbito, el de la grabación de vídeo.

Panasonic Lumix G100 08 La última (de momento) representante del sistema, la Panasonic Lumix G100

Un campo en el que las cámaras Micro Cuatro Tercios ha tenido bastante popularidad, básicamente con modelos como la Lumix GH5, que ofrecen muy buena calidad y prestaciones para los videogórafos en cuerpos considerablemente más pequeños de los que es estila en ese ámbito.

Las cámaras Micro Cuatro Tercios de Panasonic han tenido bastante popularidad en el campo del vídeo, ofreciendo cámaras de calidad en cuerpos considerablemente más pequeños de lo habitual

Claro que aquí Panasonic “juega a dos bandas”, ya que en su familia de cámaras full frame también hay un modelo pensado para el vídeo, la Lumix S1H, aunque con miras más profesionales. Y claro, la idea de mantener dos monturas distintas, una para un usuario más pro y otra para aficionados y entusiastas, parece buena pero, estando cómo está la cosa ¿da de sí el mercado para que sea rentable?

De todos modos, tampoco podemos olvidar que, aunque sea el socio principal de Olympus, Panasonic no es el único del estándar Micro Cuatro Tercios. Hay otras marcas adheridas como Leica, Sigma, Tamron, Kenko-Tokina o Voightlander que, entendemos, también tendrían algo que decir en un posible final del sistema, aunque su papel sea secundario. De momento, todo lo que podemos hacer es especular, a la espera de ver qué sucede con Olympus y si Panasonic se mantiene fiel al estándar, lo cual podría garantizar el futuro del sistema Micro 4/3.

¿Qué pasa con las cámaras Olympus?

En principio no pasa nada, las cámaras van a seguir funcionando tan bien como hasta ahora, aunque es cierto que la incertidumbre sobre el futuro haya puesto nerviosos a los usuarios de la marca. Así, en foros como Olympistas y Sinespejo.com se ven reacciones de todo tipo (como era de esperar): desde el que se siente triste por tener una fuerte vinculación con la marca, hasta el que ve en esto la oportunidad de hacerse con nuevo equipo a precios de saldo.

Olympus Is System

De hecho en algún apartado de compraventa ya se ven anuncios recientes de gente que ha decidido desprenderse de su equipo. Por otro lado, muchos se preguntan en qué estado quedan las anunciadas nuevas lentes para 2020 o si las cámaras que muchos esperaban poder comprar algún día se quedarán en un cajón (como una futurible Pen-F 2).

Por supuesto se habla de todo, desde casos similares como Kodak, que acabó desmantelada, o de Pentax y Konica Minolta que acabaron en manos de Ricoh y Sony (respectivamente). También de quién puede ser el siguiente (¿Nikon?) y cómo afectará la noticia, según evolucione, al posible rendimiento de sus cámaras, por ejemplo si seguirá funcionando el SAT de la casa o habrá nuevas actualizaciones de firmware.

Si os estáis preguntando si es buen momento para comprar Olympus la respuesta es, lógicamente, complicada. Es posible que los precios de sus productos caigan y se puedan conseguir cámaras y objetivos a precio de ganga (ya hemos visto algunas en nuestra sección de ofertas), pero es evidente que ante la situación generada la compra no deja de ser un riesgo.

Jumpstory Download20200625 104926

Sin embargo, si no tenemos intenciones profesionales ni estamos pensando en adquirir un gran sistema de objetivos, sí podría ser interesante hacerse con una Olympus y un objetivo o dos que nos garantizarán buenas fotos de aquí a unos años. Pasado ese tiempo ya veríamos qué pasa; puede que la marca siguiera o, si Panasonic cumple su promesa y mantiene el formato, incluso podríamos actualizarnos a esa marca manteniendo los objetivos.

¿Qué pasará finalmente con Olympus?

Lógicamente no tenemos ni idea y estamos totalmente en el ámbito de la especulación. Lo que sabemos es que la división fotográfica pasará a manos de un fondo inversor denominado JIP (Japan Industries Partners), una empresa que se dedica a comprar empresas en dificultades, sanearlas y, en el mejor de los casos, venderlas al mejor postor o, en el peor, vender sus activos rentables y desmantelar el resto.

Como todos sabréis a estas alturas, se trata de la misma empresa que compró la división de portátiles Vaio a Sony (por las mismas razones, su baja rentabilidad a pesar de ser productos muy valorados) y todos sabemos el resultado: los portátiles prácticamente han desaparecido del mercado. Es una realidad, y no podemos negarla.

Dust Bg El aclamado sistema de limpieza del sensor de las Olympus

¿Va a pasar lo mismo con Olympus? No podemos saberlo, eso está claro, pero sí es cierto que el comunicado oficial dice que la intención de Olympus es que la nueva marca se haga cargo del negocio y lo mantenga.

Podría ocurrir que se sigan vendiendo sus productos, y podría ocurrir que se mantuviera la marca Olympus o salieran bajo las denominaciones OM-D y Zuiko,

Podría ocurrir entonces que se sigan vendiendo sus productos y se relance el negocio (invirtiendo en él). No sabemos si se haría aún con la marca Olympus (si es posible, y la casa matriz permite que se siga utilizando) o bajo las marcas OM-D y Zuiko, como ocurre con los Vaio, que ya no son Sony sino simplemente Vaio.

En cualquier caso esto sería una gran noticia, desde luego, aunque hay que ser realistas y parece difícil que lo que no viene funcionando en años (supuestamente con la mejor intención por parte de sus dueños) lo vaya a hacer ahora en un mercado, como ya hemos contado, sumamente complicado.

Los defensores de la teoría del “reflote” aluden a que nadie compra algo con la intención de perder dinero, pero olvidan que este tipo de empresas compran activos a precio de ganga para revenderlos. Y puede que las patentes y tecnologías aplicadas a las cámaras y los objetivos de Olympus sean suficientes para recuperar la inversión si se venden a algunos de los actores del mercado, o a nuevas empresas que quieran entrar al mercado.

Jumpstory Download20200625 104937

Por supuesto todas las opciones son posibles, desde que una empresa china (por ejemplo) la compre y reflote la marca tal cual, hasta que esto no sea más que una operación de maquillaje para que no sea la propia Olympus (sino JIP) la que desmantele por completo la división de cámaras, algo que está muy mal visto en el país nipón.

Evidentemente no tenemos una bola mágica para saber qué va a ocurrir y, por cierto, deseamos lo mejor a una marca a la que tenemos cariño. Porque, por si no le queda claro a alguien, nosotros no tenemos ningún interés en dar por muerta a Olympus ni a ninguna otra marca. Nuestra labor es informar y hacerlo lo mejor posible, y así seguiremos haciéndolo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios