Publicidad

Sony ZV-1: toda la información y análisis de la compacta avanzada de una pulgada que quiere enamorar a YouTubers y VLoggers
Análisis y pruebas

Sony ZV-1: toda la información y análisis de la compacta avanzada de una pulgada que quiere enamorar a YouTubers y VLoggers

Publicidad

Publicidad

Hace justo una semana (y con mucho misterio) se anunció un nuevo modelo de cámara que ahora por fin es oficial. Se trata de la Sony ZV-1, una compacta avanzada, con sensor de 1”, LCD abatible lateralmente, micrófono direccional y funciones diseñadas para enamorar a los creadores de vídeo que nosotros hemos tenido ocasión de probar.

Sony Zv 1

Estamos hablando de toda esa “nueva ola” de YouTubers y VLoggers, muchos de los cuales utilizan su móvil y quizá quieran dar un salto con una cámara que les ofrezca más versatilidad y calidad. Y es que, según Sony, la nueva ZV-1 mejora a un móvil en los apartados del desenfoque y bokeh, en la facilidad para hacerse selfies o autograbarse, en la calidad de audio e imagen y en la autonomía, sólo quedando peor parada en lo que se refiere a las posibilidades para compartir fotos.

Sony Zv 1

Además, la idea es ofrecerles todo eso en un cuerpo muy compacto y ligero, ideal para llevar a todas partes. Para lo cual la firma nipona ha recurrido a un formato similar al de las RX100; es decir, cuerpo de compacta avanzada, con óptica luminosa y sensor de una pulgada; por eso bien podemos calificar a la ZV-1 como una hermana de aquellas, una saga de compactas premium bastante conocida y que están entre las mejores cámaras que podemos encontrar para viajar muy ligeros.

Sony Zv 1

Y es que estas cámaras ya reúnen muchas características destacadas (cuerpo compacto, estabilizador integrado, objetivo luminoso, rapidez de enfoque y disparo…) a las que ahora han añadido algunas otras (pantalla totalmente abatible, micrófono direccional de tres cápsulas, lámpara de aviso de grabación, entrada de minijack, botones especializados…) para hacer un modelo que quiere “iniciar una nueva generación para el Vlogging”.

Novedades de la Sony ZV-1

Y desde luego lo es para Sony, porque esta cámara abre una nueva familia dentro de su catálogo, con lo que no podemos hablar estrictamente de novedades en relación a un modelo anterior. Pero sí podemos compararlo con las Sony RX100 además de comentar los puntos que Sony pretende destacar de la cámara. En cualquier caso, vamos a empezar repasando sus principales especificaciones:

Sony Zv 1

Características principales de la Sony ZV-1

Sensor

CMOS Exmor RS tipo 1.0 de 20.1 Mpíxeles

Objetivo

Zeiss Vario-Sonnar T* 24-70 mm

Apertura

ƒ1.8-2.8

Visor

No

Pantalla

LCD OLED táctil 3”, 1.229 K de resolución y ángulo variable 176º

Sistema AF

Híbrido con 315 puntos AF

ISO

125–25.600

Velocidad de disparo

24 fps

Resolución máxima vídeo

4K 30p/ FHD 120p en formato XAVC S y AVCHD

Dimensiones

105,4 x 60 x 44 mm

Peso

294 gramos (con batería y soporte)

Los datos así en frío puede que no nos digan mucho, por eso conviene compararlos con las últimas RX100 y así nos daremos cuenta de que comparte muchos componentes internos con ellas, empezando por el sensor CMOS Exmor RS de tipo apilado, con una pulgada de tamaño y 20.1 Mpíxeles de resolución.

Sony Zv 1

Otro elemento fundamental, la óptica, también es compartida pero en este caso con la RX100 V, ya que la VI y VII incorporaron un nuevo objetivo en el que se apostaba por ofrecer más zoom en detrimento de la luminosidad. Así, si los dos últimos modelos tienen una lente ZEISS T* con una distancia focal equivalente de 24-200 mm y ƒ2.8-4.5, aquí encontramos el 24-70 mm ƒ1.8-2.8 que se estrenó en la tercera generación.

Por supuesto la cámara ofrece la posibilidad de grabar en resolución 4K a 30p, con la opción de Full HD a 120p en formatos XAVC S y AVCHD. Además incluye opciones avanzadas de vídeo para grabar en slow motion o timelapse, así como perfil de imagen HLG (Hybrid Log-Gamma) y curva SLog 3.

Sony Zv 1

Aunque a nivel de vídeo hay muchas otras cosas que destacar, y sin duda uno de sus puntos fuertes deberían ser algunas de las funciones especializadas que incluye. Es el caso del algoritmo de medición que permite dar prioridad al rostro (que detecta automáticamente) para ajustar la exposición y garantizar así que se represente con un brillo óptimo.

Y para garantizar el enfoque, la cámara se complementa con el sistema AF de la RX100 V (con 315 puntos AF y sólo 0,03 segundos para enfocar) con sistema de seguimiento de objetos en tiempo real, incluido el ya famoso Eye AF mejorado respecto al modelo mencionado ya que ahora también tiene detección de animales. Además, por supuesto, funciona tanto en foto como en vídeo.

Sony Zv 1

Otras funciones interesantes vienen de la mano de dos botones dedicados en el cuerpo de la cámara. El primero, que sería el C1, activa la función Bokeh que permite desenfocar el rostro en primer plano de forma rápida y sencilla. El botón C2 pone la cámara en modo Presentación de producto, eliminando la prioridad de las caras del sistema de enfoque y activando el enfoque en primer plano para facilitar el trabajo de los YouTubers que se dedican a hacer vídeos de productos.

También se incluye el habitual steady-shot aunque aseguran que se ha mejorado respecto a modelos anteriores y permite, combinando estabilización óptica y digital, asegurar una perfecta imagen en foto y, sobre todo, en vídeo incluso aunque el usuario esté caminando. Por lo demás, hay que mencionar que la ZV-1 incluye un filtro ND y el procesador de imagen BIONZ X que le permite disparar hasta 24 fps.

Sony Zv 1

Y si internamente las diferencias con sus hermanas no son muchas, sobre todo con la RX100 V, externamente ya se hacen bastante más patentes. No ya sólo por la pantalla totalmente abatible, inédita en esta familia, sino también por un diseño de la parte superior muy especial, y muy distinto al de sus hermanas, y que incluye un botón de grabación de vídeo casi del mismo tamaño que el disparador.

El visor escamoteable ha desaparecido y tampoco hay un flash; en su lugar se ha incluido un micrófono direccional de grandes dimensiones situado en la parte superior, aunque conserva una zapata en la que se puede insertar un flash externo, o bien el accesorio antiviento de pelo que viene incluido (y que por cierto da un toque curioso a la cámara).

Sony Zv 1

Por último, vendrá con nuevos accesorios diseñados para una mejor experiencia a la hora de grabar vídeo, a destacar un híbrido de trípode/empuñadura que incluye botones para el control de la cámara de forma inalámbrica mediante Bluetooth.

Sony Zv 1 Vpt2bt On

Precio y disponibilidad

La Sony ZV-1 debería llegar a las tiendas el próximo mes de junio con un precio recomendado de 800 euros.

Sony Zv 1

Análisis de la Sony ZV-1

Para conocer en profundidad lo que nos puede ofrecer esta cámara nada mejor que probarla, y nosotros hemos tenido la oportunidad de hacerlo antes de que el modelo fuera oficial. Tanto que, cuando nos llegó, hace unas semanas, ni siquiera sabíamos su orientación hacia la grabación de vídeo.

Sony Zv 1

Por supuesto al sacarla de la caja algo intuíamos, sobre todo al ver el capuchón antiviento de pelo y el tamaño del botón de vídeo. En cualquier caso, buscamos y revisamos las últimas versiones de las RX100 y también la HX99 (que es algo así como una versión barata) para ver dónde encajarla.

Pero poco después nos hicieron llegar una documentación que ya dejaba claro lo que habíamos intuido, que es una cámara para seducir a los videobloggers. Así que, sabiendo esto, y teniendo la mente puesta en que no es el tipo de cámara que más solemos probar, nos dispusimos a hacerlo en pleno estado de alarma.

Dsc01177 Sony ZV-1 a 1/125 seg, ƒ3,2 e ISO 125 a 24 mm

Esto, por cierto, nos ha implicado algunas limitaciones porque, por supuesto, teníamos que hacerlo de forma discreta para no molestar o incurrir en ilegalidades. A pesar de todo, hemos podido hacernos una idea bastante completa de lo que ofrece la Sony ZV-1, como vamos a contar a continuación, porque prácticamente la única limitación ha estado en la variedad de escenarios en que hemos podido testearla.

Construcción y ergonomía

Sony Zv 1

Empezando por lo habitual, donde ya hemos contado algunas de las peculiaridades de esta cámara que pasamos a valorar. Empezando por un tamaño muy similar a las RX100 pero algo más robusta. No ya en ancho y alto pero sí en grosor, una medida que se ve incrementada por la incorporación del sistema de pantalla que permite desplegarla hacia fuera en 176º y girarla para vernos en ella. Su implementación es muy buena, y ofrece un aspecto muy sólido, ayudado en gran parte por una pieza que hace de bisagra de dimensiones generosas.

Sony Zv 1

Por cierto que al desplegarla, deja un considerable hueco en la parte trasera de la cámara como se puede ver en la foto de arriba. Este grosor no la hace estrictamente una cámara de bolsillo, pero dentro del ámbito de las compactas avanzadas su tamaño no es para nada exagerado y, desde luego, es mucho más pequeña que casi cualquier sin espejo que se pueda usar para los mismos fines.

El acabado es muy bueno, como es marca de la casa, aunque es cierto que da la sensación de ser un pelín más tosca y de plástico que sus hermanas de la familia RX100 (eso sí, sin tener una al lado para comparar no estamos completamente seguros). Éstas, por cierto carecen de un grip que sí tiene la ZV-1.

Sony Zv 1

Se trata de una pieza con tacto gomoso y superficie curvada que, en una primera impresión, nos pareció que se hubiera añadido al cuerpo sin más. Además, al cogerla de una manera convencional, para hacer fotos, no parece que aporte mucho al agarre… Claro que eso fue una primera impresión, porque al girar la pantalla como si fuésemos a hacernos un selfie nos dimos cuenta de que la cosa cambiaba.

Ahí se nota que es una pieza realmente útil para el agarre cuando se trata de autofotografiarnos/grabarnos. De hecho, su diseño es perfecto para que el dedo gordo de nuestra mano izquierda sujete la cámara cómodamente, ayudado además por el generoso hueco que deja la pantalla en la parte posterior al abatirse, y que aporta sujeción adicional con el resto de dedos.

Sony Zv 1

Como decíamos al principio, el flash se ha sustituido por un micrófono de grandes dimensiones que ocupa buena parte de la zona central de la cubierta superior de la cámara (sin sobresalir lo más mínimo, eso sí). Desplazada a su izquierda tenemos la típica zapata en la que se puede insertar el flash o bien el accesorio antiviento de pelo que viene incluido.

Un accesorio que llevamos puesto la mayor parte del tiempo de pruebas y que tiene una pequeña pega: deja escondido (que no inaccesible) el botón de on/off. Pero hablando de botones sin duda hay que hacerlo de los botones relativamente peculiares que tiene este modelo. Primero el de grabación de vídeo que, como ya hemos dicho, tiene como peculiaridad ser casi tan grande como el disparador, por lo cual está circundado por una línea roja para diferenciarlo.

Sony Zv 1 Los tres botones más carcaterísticos de la cámara

Más peculiar aún es el botón C1, asignado a la función Bokeh, que también hemos comentado y está situado en la esquina de arriba a la derecha, en la parte superior de la cámara. Esto hace que sea muy fácil activarlo, para poner en marcha la función de desenfoque del fondo, tanto en modo normal como en modo selfie.

No ocurre lo mismo con el C2, situado en la esquina inferior derecha de la parte posterior. Este botón está asignado a la función Presentación de producto (en modo de disparo, porque en reproducción es la típica papelera para borrar las fotos) y resulta algo complicado accionarlo cuando apuntamos la cámara hacia nosotros, lo que puede ser un problema para los Youtubers que usen esta función.

Una de las causas que limitan el accionamiento es su pequeño tamaño, como el del resto de botones traseros, pero esto no deja de ser algo ya conocido en este tipo de cámara y, por tanto, difícilmente soslayable.

Dsc00722 Sony ZV-1 a 1/800 seg, ƒ2,8 e ISO 125 a 25 mm

Manejo y prestaciones

Pasamos ya a hablar de nuestras impresiones con la cámara en la práctica. La primera sobre la rapidez de disparo. Y es que, aunque se haya diseñado pensando sobre todo en el vídeo, la cámara cuenta con la posibilidad de hacer ráfagas de 24 fps. Una cifra nada despreciable que nos recuerda, una vez más, aquella comparación con “una inofensiva metralleta”.

Esto nos permitió hacer serie de disparos de hasta 150 fotos en JPEG y justo la mitad en JPEG+RAW (parece que no fuera casual y se hubiese limitado, quizá en este modelo que no era final). Eso sí, si lo utilizamos ya podemos armarnos de paciencia hasta que todas las fotos se guarden en la tarjeta, porque tarda bastante (al menos en nuestras pruebas), lo que deja claro que la cámara no se ha pensado para este uso específico.

Dsc00904 Sony ZV-1 a 1/250 seg, ƒ4,0 e ISO 125 a 25 mm

De todos modos es interesante saber que contamos con esta posibilidad, aunque nos gustaría dar un cariñoso tirón de orejas a Sony por una característica que hemos visto en muchas de sus cámaras y nos resulta francamente molesta. La cuestión es que, cuando está guardando datos, la cámara no permite hacer ciertos ajustes, aunque sí seguir haciendo fotos.

Sin embargo, no es posible cambiar el modo de ráfaga, para indicar que queremos hacer las fotos una a una (o al menos más despacio). El resultado es que, si seguimos disparando, es fácil que sigamos haciendo muchas más fotos de las que quisiéramos cada vez que pulsamos y, claro, aquello se convierte en una especie de bola de nieve que no acaba nunca.

Dsc00604 Sony ZV-1 a 1/1.000 seg, ƒ2,8 e ISO 125 a 25 mm

Por cierto que en nuestra prueba tuvimos un problema grave de estabilidad que hizo que muchas de las fotos realizadas en dos sesiones acabaran perdiéndose por un problema mientras se guardaban los datos en una tarjeta en concreto. Algo a lo que hay que quitar importancia por el hecho de ser una cámara de preproducción y que, además, pudo deberse a problemas en esa tarjeta.

En cuanto al enfoque, sin duda poco podemos decir que no se haya dicho sobre el sistema AF que Sony viene implementando en sus cámaras, tanto las mirrorless como las compactas avanzadas. Su rapidez y precisión es de lo mejor del mercado y en este caso concreto sus propiedades para el reconocimiento de rostros y ojos viene al pelo para el usuario tipo al que va dirigida la ZV-1.

Dsc01557 Sony ZV-1 a 1/100 seg, ƒ4,0 e ISO 125 a 25 mm

Así, la cámara prioriza los rostros de manera que cuando nos autograbamos nos aseguramos de que nuestra cara esté perfectamente enfocada. De hecho, el comentado modo de presentación de producto, que se activa con el botón de función C2, lo que hace básicamente es desactivar la prioridad del enfoque al rostro para que la cámara se fije en los objetos que situemos en primer plano (y quizá active también el modo macro).

Sony Zv 1

Si hay que ponerle alguna pega al enfoque sería lo que ya hemos dicho en otros análisis de alguno de sus modelos: es tan rápido que a veces resulta demasiado nervioso y, cuando no hay rostros claros en la imagen, cambia de “interés” de una manera bastante voluble.

Y ya que hemos hablado de la función asociada al botón C2, por supuesto hay que hacerlo del asociado al C1, es decir la función Bokeh. Una característica que al no iniciado podría parecerle magia pero que simplemente lo que hace es abrir automáticamente el diafragma al máximo, en este caso a ƒ1.8 para acortar la profundidad de campo.

Sony Zv 1

La idea está bien, y resulta muy efectiva y sencilla de accionar, y hubiera sido mucho más complicada de llevar a cabo con el objetivo de las Sony RX100 VI y VII, cuya abertura máxima es ƒ2.8. Así, lo que en principio se podría interpretar como un paso atrás, se entiende pensando en esa función y el tipo de usuario al que se dirige la cámara. Por ello el cambio de óptica está bien pensado para esta función, pero lo cierto es que tiene su contrapartida, ya que el zoom resulta bastante corto si pensamos en usar la ZV-1 para fotografía de viaje.

Dsc00931 Sony ZV-1 a 1/400 seg, ƒ1,8 e ISO 125 a 9.4 mm y con la función bokeh activada

Por otro lado, en el tema del desenfoque entra en juego otra característica interesante: el filtro ND integrado. Una opción que por defecto funciona en automático (aunque se puede hacer a demanda) y se activa cuando es necesario para poder seguir trabajando con la lente abierta a tope en situaciones de alta luminosidad.

Dsc00932 Sony ZV-1 a 1/50 seg, ƒ5,6 e ISO 125 a 9.4 mm y con la función bokeh desactivada

Y no podíamos terminar este apartado sin hablar de otro tema importante teniendo en cuenta el usuario del que venimos hablando: la conectividad. Evidentemente las posibilidades de una cámara están más limitadas que las de un móvil pero una rápida conexión con el teléfono era importante.

Y lo cierto es que esta es la cámara que más rápidamente hemos podido conectar a nuestro móvil mediante WiFi, a través de la aplicación Imaging Edge y el reconocimiento (rapidísimo por cierto) de una codigo QR en la pantalla de la cámara. Además, la app permite las cosas habituales (pasar fotos, manejar la cámara de forma remota, etc) con bastante detalle, porque incluso se puede acceder a su menú.

Dsc00941 Sony ZV-1 a 1/50 seg, ƒ5,6 e ISO 125 a 9.4 mm

3, 2, 1 ¡Acción!

Vamos a hablar ya de los resultados obtenidos y empezamos, cómo no, con nuestras impresiones en el apartado del vídeo. Una cuestión que, como sabréis, normalmente juega un papel secundario en nuestros análisis pero que aquí cobra protagonismo por lo que era obligado hablar más extensamente de lo habitual.

Dsc01580 Sony ZV-1 a 1/200 seg, ƒ2,8 e ISO 125 a 25 mm

Por supuesto probamos la efectividad de algunas las funciones específicas para Vloggers y YouTubers que hemos comentado, así como la estabilidad de la imagen con y sin el steadyshot activado, la efectividad del accesorio antiviento y las capacidades del sistema AF para mantenernos siempre enfocados a la hora de autograbarnos en vídeo.

Lo primero, recordar, como ya hemos dicho, que el agarre resulta muy adecuado y la operación es bastante cómoda, salvo para activar el modo de producto. Este funciona como era de esperar, dando prioridad a un objeto que coloquemos en escena por delante de nuestro rostro.

Dsc01430 Sony ZV-1 a 1/640 seg, ƒ4,0 e ISO 125 a 13.76 mm

También funciona bien el desenfoque y el AF efectivamente mantiene nuestra cara en foco sin problema. En cuanto a la estabilización, no notamos excesiva diferencia al hacer una prueba similar con y sin él, pero lo cierto es que todos los vídeos resultaron correctos sin graves problemas en este sentido.

Por lo demás, la calidad de imagen en movimiento nos ha parecido muy buena. No somos expertos en el tema pero nuestra impresión es que la imagen es muy estable y con mucho detalle. En cuanto al sonido, la señal es muy clara en general y pudimos comprobar que el accesorio antiviento es realmente efectivo. De hecho, en una de las pruebas en concreto nuestra voz se grabó clara con él puesto, mientras que sin él apenas se nos escuchaba.

Dsc00909 Sony ZV-1 a 1/400 seg, ƒ4,0 e ISO 124 a 25 mm

De todos modos la cámara cuenta con un conector minijack para añadir un micrófono externo (ignoramos si sirve también para conectar unos auriculares), pero la impresión es que no será muy necesario su uso porque la cámara viene muy bien dotada en este aspecto.

Por cierto, un excelente detalle la inclusión de una luz roja que se enciende en la parte frontal de la cámara cuando estamos grabando (a modo de lo que se estila en las cámaras de vídeo convencionales), y que permite que sepamos claramente si se está registrando la imagen o no.

Dsc01522 Sony ZV-1 a 1/640 seg, ƒ4.0 e ISO 125 a 11.6 mm

Detalle y calidad de imagen

Llegamos ya al penúltimo apartado de nuestro análisis, ese que siempre suele ser crítico y que aquí, por lo mismo que contamos en el anterior epígrafe, tiene algo menos de importancia (y por eso es más corto de lo habitual). Sin embargo, aunque la grabación de vídeo sea fundamental, no podíamos obviar la capacidad de la Sony ZV-1 para hacer fotografías.

Dsc00174 Sony ZV-1 a 1/125 seg, ƒ4,0 e ISO 125 a 9.4 mm
Dsc00174 A100 Foto anterior ampliada al 100%

En este sentido, hay que volver a remitirse a las RX100, una saga de cámaras que suele caracterizarse por una muy alta calidad de imagen que consigue gracias sobre todo a su sensor de una pulgada (para no iniciados, un tamaño grande para una cámara compacta) y ópticas Zeiss. Y claro, como aquí se mantienen estas variables el resultado no podía ser malo.

Dsc01678 A100 Detalle al 100% de un JPEG ya acabado a 8.000 ISO

De hecho es muy bueno, ofreciendo unas fotografías de gran calidad, con buen nivel de detalle, saturación y contraste, hablando siempre de una cámara compacta. Como sus hermanas ofrece un rango dinámico bastante amplio (aprovechable si se dispara en RAW) y unos niveles de ruido muy controlados hasta los 3200 ISO aproximadamente, aunque la cámara hace muy buen trabajo reduciendo el ruido resulante en las fotos hechas directamente en JPEG.

Como siempre, nada mejor que lo comprobéis vosotros mismos con las fotos que incluimos en la habitual galería de muestras.

Dsc01395 Sony ZV-1 a 1/640 seg, ƒ1,8 e ISO 125 a 9.4 mm
Dsc01395 A100 Recorte al 100% de la imagen anterior

Sony ZV-1: La opinión de XatakaFoto

Dicho todo esto, es una cámara que hace buenas fotos pero sobre todo que está muy pensada para grabar vídeo. Por tanto, podemos decir que no es una cámara para fotógrafos, con lo cual desaconsejaríamos su compra a aquellos que la vayan a usar muy poco para vídeo (para eso están las RX100).

Sony Zv 1

Sin embargo, para quien busque una herramienta completa pero de tamaño reducido para grabar vídeos, en especial aquellos en los que el propio autor sea el protagonista, nos parece una herramienta casi perfecta. Ciertamente no somos expertos en este campo, por lo que quizá no hayamos caído en alguna que otra pega en ese sentido.

Por último, lógicamente hay que hablar del precio. 800 euros es una cifra alta para una cámara compacta, pero baja comparada con lo que cuestan las RX100 cuando se presentan (las últimas 1.300 euros) o los móviles más avanzados. Por tanto, ninguna pega en este sentido.

sony ZV-1 Sony ZV-1 a 1/125 seg, ƒ4,0 e ISO 125 a 9.4 mm

Sony ZV-1: la nota de XatakaFoto

8.5

Características9.0
Diseño y ergonomía8.5
Controles e interfaz7.5
Rendimiento9.0
Calidad de imagen y vídeo8.5

A favor

  • Tamaño compacto
  • Agarre en modo vídeo
  • Funciones específicas para vídeo

En contra

  • Buffer de datos limitado
  • Ausencia de flash
  • Tamaño de algunos botones

La cámara ha sido cedida para el análisis por parte de Sony. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios