“El 90% de las fotos se descartan de los concursos por tener colores artificialmente saturados”: Tino Soriano y 'Los colores y tú'
Entrevistas

“El 90% de las fotos se descartan de los concursos por tener colores artificialmente saturados”: Tino Soriano y 'Los colores y tú'

Tino Soriano ha escrito muchos libros en los dos últimos años. Desde que publicó en 2019 'Ayúdame a mirar' no ha parado de contar su visión del mundo fotógrafico. Ahora es el turno de 'Los colores y tú. Entender el color y las emociones en la fotografía'. Si quieres entender qué es el color y cómo funciona en el mundo de la imagen, es el libro que debes pedir en la lista de deseos.

Los libros te enseñan a pensar. Son capaces de contarte las cosas como nadie. Además tienes la oportunidad de marcarlos, escribir sobre ellos y volver una y otra vez sobres sus ideas para aprender. Si además tocan un tema que te apasiona, se convierten en los mejores consejeros. Y eso es lo que ocurre con el último libro de Tino Soriano que ha publicado Anaya PhotoClub.

Tino Soriano
La portada del libro

'Los colores y tú. Entender el color y las emociones en la fotografía' te cuenta cómo trabajar con el color desde el principio, justo antes de llevarte la cámara al ojo. Si quieres entenderlo, saber cómo enfrentarte a él y encontrarle sentido (además de disfrutar leyendo) este libro servirá para tu mesilla de noche y para tu mesa de estudio.

Tino Soriano es uno de los mejores fotógrafos que tenemos por esta tierra. Junto con Cristóbal Hara y José Manuel Navia forma la trinidad del color. Y ha decidido contar todo lo que sabe, todo lo que ha aprendido a lo largo de más de 40 años de experiencia, en un libro.

Por esta razón en Xataka Foto hemos hablado con él sobre los rojos, los verdes, los azules y todo lo que nos permita comprender sobre algo tan cotidiano y tan desconocido como mirar en color.

Los colores y tú: Entender el color y las emociones en la fotografía

Los colores y tú: Entender el color y las emociones en la fotografía

La entrevista a Tino Soriano

El color es uno de los temas más complicados de la fotografía. Por eso es una suerte poder hablar y aprender con uno de los que mejor lo dominan. La entrevista ha sido a través de una plataforma digital justo antes de que salga de viaje en busca de nuevas historias.

Entiende la fotografía de una forma directa, sin intermediarios: la cámara, la realidad y tú. Y realmente no se necesita mucho más... Y el ordenador lo justo. Se trata de atraparlo y darle forma, no de crearlo con un programa.

¿El color cambia la percepción del mundo desde un punto de vista fotográfico?

El cerebro asocia los colores a sensaciones. Nadie se puede imaginar un fuego azul porque siempre lo traducimos con tonos cálidos. Y al revés, tú no puedes concebir el hielo rojo. Así se descubre que el color influye directamente en la percepción. Esto para los fotógrafos supone algo positivo y algo negativo.

Tino Soriano

La parte positiva es que puedes utilizar el color de forma inteligente para enfatizar mucho más la intencionalidad de tus imágenes. Lo que se suele llamar atmósfera en un lenguaje más coloquial.

"En el libro enfatizo mucho una máxima: cuántos menos colores más potencia tendrá la fotografía final"

La parte negativa es que es muy fácil emplear mal el color. Si hacemos una fotografía en color sin pensar, lo que le estamos dando al espectador es una ensaladilla rusa, todo mezclado, y eso es complicado de leer. En el libro enfatizo mucho una máxima: Cuántos menos colores más potencia tendrá la fotografía final.

¿Por qué se lanzaron los maestros a apostar por el color? ¿Por qué apostaron por él?

Los primeros fotógrafos que trabajaron en color conscientemente, se sentían como miembros de una secta. Estamos hablando de la década de los sesenta, hace más de 50 años. En ocasiones se reunían para hablar de su color... Las galerías de arte no entendían que esta fotografía pudiera ser artística y la dejaban fuera del circuito.

"El problema es que al color no le damos importancia porque lo vemos siempre"

Ellos se pasaron al color, según mi opinión, porque existen cerebros que tienen una especial percepción cromática y fotógrafos como Jay Maisel o Ernst Haas son un buen ejemplo de esta virtud. Y se sentían insatisfechos con el blanco y negro...

El problema es que al color no le damos importancia porque lo vemos siempre. Un pez nunca se plantea qué es el agua ni por qué está nadando. Así nadie se plantea que algo tan cotidiano pueda ser considerado como arte u cuando toman una foto no se dan cuenta de que tienen que ordenar los colores.

Tino Soriano

Robert Capa y Henri Cartier Bresson trabajaron en color. Pero ellos lo utilizan mal, sus imágenes son vulgares porque sienten en blanco y negro. En aquellos años era más exclusivo y por ese motivo era más apreciado. Las revistas y la publicidad pedían color para lograr mucha más difusión.

"El color retiene mucho más tiempo la atención del espectador"

Además, el color retiene mucho más tiempo la atención del espectador. Concretamente dos segundos. El blanco y negro solo una sexta parte. Esto en publicidad tiene unos números. Un anuncio gris es un 42% menos eficaz.

El blanco y negro tiene una lectura mucho más directa. El color crea una especie de barrera entre el cerebro y la imagen. Cuando percibimos algo en color, antes de entrar en el contenido analizamos el continente. Es un retardo, no es que la foto nos atraiga más, sino que necesitamos más tiempo para procesar porque le estamos dando mucha más información.

Tino Soriano

Nos aporta datos sobre diversas sensaciones, como que algo puede estar frío o recordarnos lo que se siente al contemplar una estación del año.

¿Se compone de distinta forma en color que en blanco y negro?

Por descontado... El gran error de los aficionados es considerar que pasar a color o blanco y negro es una cuestión de gusto personal o de procesado. Cuando trabajábamos con película el cerebro lo tenías en modo color o en blanco y negro, según el carrete que tuvieras. No podías trabajar con las dos cosas a la vez.

"El gran error de los aficionados es considerar que pasar a color o blanco y negro es una cuestión de gusto personal o de procesado"

Cuando trabajas en blanco y negro estás pendiente de unas constantes como la textura, el volumen o las líneas... En color todo esto queda más desapercibido porque cuando lo que manda es el contraste cromático, la influencia de cada color.

Y esto es lo que la gente no sabe distinguir... Hay unos colores que percibimos claramente, pero luego están las dominantes que no se notan tan fácilmente y marcan el disparo.

Tino Soriano

¿La temperatura de color digital complica la fotografía? ¿Tantas opciones en el revelado que tenemos nos dificultan la vida?

Mi suegra suele decir que el gran problema que tiene esta generación es la abundancia. En el momento en el que tienes demasiadas opciones te pierdes... Hoy es muy fácil seguir a mil fotógrafos en internet, sin embargo, si tratas de analizar el trabajo de todos ellos ya no sabes con qué te tienes que quedar.

"Los grandes artistas como Miró suelen soltar lastre con el tiempo y se quedan con la simplicidad"

Con el color pasa algo parecido. Los grandes artistas como Miró suelen soltar lastre con el tiempo y se quedan con la simplicidad. Y esta es la clave, utilizar una paleta reducida. Como sucede con las buenas películas, que no suelen disponer de más de 6 colores...

Hay que restringir las posibilidades que tenemos hoy en día. Hay que limitar las opciones como metodología... Si tienes 3000 canciones en un disco duro al final no escuchas ninguna.

Uno de los capítulos que más me ha gustado es el de las curiosidades del color. ¿Cuál es la que más te llamó la atención?

Puede parecer frívolo, pero al final habla del comportamiento del ser humano. Durante siglos las mujeres se han muerto por maquillarse con cianuro. Sabían que cuando se pusieran el blanco como maquillaje, el cianuro entraba en contacto con la piel y podía provocar su muerte.

Pasaba lo mismo con el tono verde. El componente era tóxico y tardaron tiempo en darse cuenta. En el libro cuento que Napoleón sufrió envenenamiento por su preferencia con dicho tono en todo lo que le rodeaba.

Tino Soriano

¿Dónde se aprende a fotografiar en color?

Es una pregunta que me hicieron hace 40 años cuando empecé a dar clases. Y he estado 40 años reflexionando hasta que he escrito este libro porque no sabía cómo explicarlo.

He leído docenas de libros sobre el tema. La gran mayoría van dirigidos a diseñadores gráficos y acaban con pantones y similares... Todos acaban con páginas y páginas de postproducción, así que yo me centro en explicarlo a base distintas aproximaciones con el mismo espíritu que 'Ayúdame a mirar'.

"El resumen sería buscar pocos referentes y elegir pocos colores... Trabajarlos poco a poco"

El resumen sería buscar pocos referentes y elegir pocos colores... Trabajarlos poco a poco. Desde un punto de vista teórico tendrías que encontrar a Ernst Haas o cualquier otro maestro e intentar entenderlo. Lentamente, de uno en uno...

Y a la hora de practicar, tendrías que tomar color por color y trabajar en diferentes sesiones el amarillo, el azul o el rojo. Analizando cómo responden, cómo interaccionan entre ellos y facilitan las sensaciones. Con cuál se llevan bien o son incompatibles...

Hay pocos fotógrafos que sean referentes en color, David Lachapelle sería uno de ellos. Sus colores son el verde y el magenta, dos complementarios difíciles de encontrar en el mundo real, Y así consigue llamar la atención... Steve McCurry siempre trabaja con tonos complementarios con un toque de rojo, por ejemplo.

Tino Soriano

También podemos fijarnos en los maestros de la pintura. Picasso, cuando murió su amigo de la juventud, entró en la época azul durante varios años. Con el tiempo conoció a una de sus mujeres y avanzó a la época rosa. Esto es un ejemplo perfecto de lo que nos puede enseñar la pintura a los fotógrafos en este tema. Es interesante ver cómo trabajó con dos tonos opuestos de tal forma.

Los maestros utilizan pocos colores... En 'Las meninas' Velázquez pinta con una gama muy reducida. Básicamente, son tonos ocres con tonos rojos en lugares muy localizados. No podemos olvidar que este tono aumenta la tensión e incrementa la atención del espectador.

Como dice Tino Soriano este libro está lleno de anécdotas para que sea ameno, como ocurre con 'Ayúdame a mirar'. Sigue la filosofía de enseñar deleitando. Es un libro gestado en cuatro décadas de trabajo. Te enseña a entender el color en el momento de la toma, que los fotógrafos entiendan la materia prima que tienen desde el momento de la toma.

Y un buen consejo que nos da para terminar el que ha sido jurado de algunos de los concursos más importantes: "el 90% de las fotografías se descartan por tener colores artificialmente saturados. Tienen un uso desmesurado y poco racional del color".

En definitiva, un libro que te ayuda a recuperar las ganas de volver a salir con la cámara al hombro y buscar el disparo desde el primer momento, lejos de la dictadura de los programas de edición. No dudes en pedírselo a Papa Noel o a los Reyes Magos... Y si te has portado mal, acércate tú mismo a las librerías.

Los colores y tú: Entender el color y las emociones en la fotografía

Los colores y tú: Entender el color y las emociones en la fotografía

Tino Soriano | Página web | Instagram

Temas
Inicio