Guía paso a paso para hacerte las fotos de carné sin salir de casa
Guías

Guía paso a paso para hacerte las fotos de carné sin salir de casa

HOY SE HABLA DE

Ya sea para la tarjeta de transporte, la de estudiante o para el DNI, en muchas ocasiones aún sigue siendo necesario presentar la típica fotografía de carné "física", o al menos tenerla en soporte digital. Y aunque esto es algo que tradicionalmente han hecho profesionales de la fotografía, con la tecnología y los dispositivos que todos tenemos a día de hoy, y un poco de conocimiento de edición fotográfica, prácticamente cualquiera puede hacerse sus fotos de carnet en casa con un resultado muy aceptable.

Antes de continuar, por supuesto queremos dejar claro que no es nuestra intención quitar el trabajo a los múltiples estudios que se dedican a este tipo de fotos; si lo que queremos es tener una foto de calidad, sin duda los profesionales son siempre la opción más recomendada. Y además, al fin y al cabo, a lo mejor al final sí que tenemos que recurrir a un profesional para que nos impriman la foto.

Guia Paso A Paso Hacer Fotos Carne En Casa 04
Foto de Kyle Glenn

Sin embargo, si no tienes un estudio cerca, no puedes desplazarte, necesitas tener una foto de carné actualizada rápidamente o eres un perfeccionista y no quieres dejar que otro te retrate, te vamos a explicar paso a paso cómo conseguir una foto de carné por tus propios medios y sin tener que salir de casa.

La foto del DNI

Esta foto podría tener los días contados porque, tal y como os contamos, este verano se anunció el lanzamiento del DNI 4.0 que en principio planteaba que la fotografía pasase a realizarse en la propia comisaria. Esto hizo que el sector se alzara "en pie de guerra" lo que ha llevado a que el Ministerio del Interior diera marcha atrás, aunque aún no es definitivo.

Dni 4 0
Así pretenden que sea el DNI 4.0, con la foto hecha en la propia comisaría

De hecho, hoy por hoy en los requisitos para obtener el Documento Nacional de Identidad sigue figurando la necesidad de llevar una foto de carné actualizada. Así que tenemos que seguir pensando en cómo conseguirla. Como decíamos, si queremos una foto de calidad lo mejor es recurrir a profesionales; sobre todo porque, en este caso, la foto debe cumplir una serie de requisitos:

Tamaño 32x26 milímetros, con fondo uniforme blanco y liso, tomada de frente con la cabeza totalmente descubierta y sin gafas de cristales oscuros o cualquier otra prenda que pueda impedir o dificultar la identificación de la persona. (La fotografía deberá mostrar claramente el óvalo de la cara, que incluye cejas, ojos, nariz, boca y mentón, y deberá ser de alta resolución y en papel fotográfico de buena calidad)

Esto puede echar para atrás a más de uno, pero si te planteas hacerla por tus propios medios es factible conseguirla cumpliendo los requisitos como vamos a ver. Por ello, en nuestro ejemplo vamos a enseñar cómo hacer una foto para el Documento Nacional de Identidad, ya que este sería el caso más complicado; a partir de aquí conseguir fotos de carné menos "exigentes" es mucho más fácil.

¿Dónde hacerla?

En principio hay dos aspectos clave para conseguir una foto adecuada muy relacionados entre sí. El primero es la iluminación, apartado en el que, como imaginaréis, lo ideal sería contar con equipos de iluminación profesional. Sin embargo, también se puede conseguir simplemente aprovechando la iluminación natural.

Para ello lo más aconsejable es situarnos cerca de una ventana en un día soleado, preferiblemente justo enfrente de ella (aunque siempre sin que los rayos del sol nos lleguen directamente). Si tenemos que situarnos lateralmente a la ventana el resultado tendrá una iluminación menos uniforme, y seguramente habrá una parte de la cara que estará mucho menos iluminada que la otra.

Guia Paso A Paso Hacer Fotos Carne En Casa 02
La modelo del centro sujeta un reflector para eliminar sombras en su cara. Foto de Flaunter

Para evitarlo podemos recurrir a algún tipo de reflector que ilumine esa zona, para lo cual tenemos una amplia oferta de reflectores que venden en plataformas como Amazon por muy poco dinero.

Pero como estamos hablando de hacerlo con nuestros propios medios, hay que saber que podemos tirar de algun elemento casero como una plancha grande de color blanco o un cartón al que le añadamos papel de aluminio corriente (del que se usa para la comida). El efecto no será el mejor pero os sorprendería ver cómo puede cambiar la cosa con estos métodos improvisados si orientamos bien el reflejo de la luz.

Aún así, siempre habrá que echar mano de edición posterior para conseguir que la cara esté iluminada uniformemente, importante al estar hablando de fotos para el DNI donde la cara debe verse claramente.

El otro elemento clave para la toma, muy relacionado con el anterior, es el fondo de la foto. Si esto ya es importante en cualquier fotografía aquí es crucial, al hablar de la foto para el DNI. De nuevo lo ideal es contar con un fondo fotográfico pero vamos a ver el método casero que se basará, como ya habéis visto, en utilizar una pared blanca.

Guia Paso A Paso Hacer Fotos Carne En Casa 03

No hace falta tener una pared entera completamente blanca, basta con un trozo alrededor de la silueta del retratado ya que, al final, sólo se va a ver una pequeña parte de fondo. De hecho podríamos usar un cartón o cartulina blanca grande como fondo. Y si no tenemos ni eso también podría servir con que busquemos un fondo lo más uniforme posible. Idealmente debería estar compuesto por un color único, que sea más claro que el sujeto retratado y con un tono lo más puro posible.

Gracias a ello, en la posterior edición, podríamos eliminar la saturación de ese tono concreto y convertir el fondo en blanco. Si no es posible, que el fondo sea claro y uniforme nos facilitará la tarea de siluetear la cabeza con algunos de los métodos disponibles. Por último en este apartado, para evitar que nuestro cuerpo cree sombras en la pared trasera tenemos que situarnos separados de ella de tal manera que las posibles sombras caigan hacia abajo y no se vean en la imagen.

Equipo y técnica necesaria

Ya tenemos el lugar que vamos a usar y, por tanto, resuelto el tema del fondo y la iluminación, así que ahora hay que ver la técnica a emplear para hacer la foto. Para ello podemos utilizar una cámara o un móvil; pensad que jugamos con una ventaja: el tamaño al que se va a imprimir es muy pequeño (incluso aunque su destino sea un archivo digital), así que no hace falta que la foto sea perfecta.

Guia Paso A Paso Hacer Fotos Carne En Casa 06
Hacernos la foto en un estudio profesional siempre va a dar mejor resultado; pero si no se puede...

Por supuesto lo mejor es un equipo lo más perfecto posible, pero lo mismo que no necesitamos un equipo de iluminación, tampoco necesitamos una cámara profesional: basta una "normalita" o la del móvil. Lo que sí se recomienda es utilizar una distancia focal adecuada, normalmente entre los 70 y los 100 mm aproximadamente (lo que solemos llamar un tele corto), ya estemos usando un dispositivo u otro.

Tampoco necesitaremos estrictamente utilizar un trípode, porque siempre podemos pedir ayuda a alguien para que nos haga la foto (siguiendo nuestras indicaciones). Claro que si estamos solos tendremos que recurrir a hacernos un autorretrato (que no deja de ser un selfie pero bien hecho), en cuyo caso sí necesitaremos trípode o algún tipo de soporte para el móvil o cámara.

Ya que hablamos de autorretratos, la mecánica que seguiría es muy similar a la que ya contamos para este tipo de tomas. A saber, una vez tengamos un buen punto de apoyo para la cámara o móvil, tenemos que encuadrar y enfocar.

Para ello nos vendría muy bien una cámara con pantalla abatible que se gire totalmente (cada vez más común), pero también podemos recurrir a la cámara frontal del móvil (siempre que sea medianamente decente) y vernos en su pantalla. No hay que obsesiornarnos mucho con esto porque no hace falta que la imagen resultante esté perfectamente encuadrada: basta con que aparezcamos en ella con algo de fondo alrededor que nos permita un recorte para lograr la imagen adecuada.

Guia Paso A Paso Hacer Fotos Carne En Casa 08
Ya usemos un móvil o una cámara, es importante que esté estable.

Por cierto, en este punto es interesante también contar con la ayuda de un espejo, situado estratégicamente detrás de la cámara y frente a nosotros, que nos ayudará a posar. Aunque como estamos hablando de la foto del DNI tampoco es muy necesario, ya que la pose se tiene que limitar a mirar de frente a la cámara. En cuanto al enfoque, lo dejaremos en manos del reconocimiento de caras que ya tienen todos los móviles y cámaras o lo ajustaremos en manual calulando la distancia del sujeto a la cámara.

Llegada la hora de disparar es importante poder hacerlo a distancia o con retardo, para lo cual en el caso de la cámara podemos recurrir a algún tipo de disparador remoto, ya sea de cable o inalámbrico. Sin embargo, siguiendo con la idea de hacerlo sencillo, simplemente basta con usar el disparador retardado que tienen todas las cámaras y móviles. Seleccionamos un número de segundos suficientes para poder sentarnos ante el objetivo y listos.

Claro que probablemente os estaréis preguntando ¿y los ajustes? Pues realmente no hace falta nada especial, sólo lo necesario para que la foto sea decente y suficientemente clara. Si usamos un trípode podemos elegir una velocidad de obturación lenta, porque no debería haber problema de trepidación, y aprovechar para poner el ISO al mínimo y el diafragma relativamente cerrado (ƒ8 por ejemplo) para que haya una profundidad de campo suficiente.

Si estamos usando el smartphone y no queremos complicarnos con ajustes, normalmente en modo automático el teléfono hará su trabajo sin problemas. Por cierto, no es recomendable echar mano del típico Modo Retrato de los móviles, ya que el efecto podría ser perjudicial a la hora de siluetear la foto (si es que es necesario hacerlo).

Guia Paso A Paso Hacer Fotos Carne En Casa 07
La pose no valdría para el DNI pero el fondo y la iluminación podría servir.

Si nos va a hacer la foto alguien "a pulso" tendremos que asegurarnos de que la velocidad de disparo es de 1/125 segundos o superior, para evitar trepidaciones. Si no hay mucha luz tal vez necesitamos subir el ISO, pero siempre dentro de unos valores que no hagan que la foto esté llena de ruido. Y, de nuevo, si estamos usando el móvil y queremos dejar que éste se encargue de los ajustes, lo más probable es que no haya que hacer nada.

En cualquier caso, siempre habrá que comprobar que las fotos resultantes estén bien, que estén mínimamente enfocadas y bien expuestas; aunque ya decíamos que, al tener como destino un tamaño muy pequeño, no hará falta que las imágenes sean perfectas.

La edición

Con todo y con esto, para conseguir una foto de carné tendremos que pasar inevitablemente por un programa de edición fotografíca como el popular Adobe Photoshop. En él abriremos la foto elegida, entendemos que en JPEG, una vez que hayamos decidido cuál es la que nos gusta más, y nos dispondremos a retocarla para lograr el formato adecuado.

Pero antes procederemos a retocar los niveles o curvas, para ajustar el brillo y contraste de la fotografía y lograr que la imagen sea clara; y, si es necesario, haremos también ajustes de enfoque, por ejemplo con este popular método, si el resultado no ha estado a la altura. También será momento, como decíamos antes, de igualar la luz del retrato (aunque eso daría para otro artículo, pero hay una herramienta en Adobe Lightroom llamada Filtro Graduado que permite hacerlo de forma muy rápida y sencilla).

Preparando 01

Pero en lo que nos vamos a centrar aquí es en conseguir que la foto tenga el tamaño correcto, cumpliendo los requisitos antes comentados. Lo primero será recortar la foto para que tenga una relación de alto por ancho similar a la que necesitamos. Para ello recortaremos la imagen centrándola en nuestro busto, sin preocuparnos de que la relación de formato sea perfecta de momento.

Una vez hecho, será momento de convertir la foto al tamaño de referencia, recordemos 32x26 milímetros. Para ello iremos al menú Imagen>Tamaño de imagen, desmarcaremos la casilla Remuestrear la imagen y en Tamaño del documento introduciremos estas medidas. Como es muy difícil que hayamos acertado con el formato exacto, lo ajustaremos en una de las medidas exactas dejando que sobren algunos milímetros en la otra. Este sobrante lo eliminaremos a continuación en Imagen>Tamaño de lienzo ajustando la foto al tamaño exacto.

Preparando 02

Eso sí, hay que tener cuidado de que el recorte que se haga sea hacia la zona que menos importe, en este caso por la parte de la camisa. Para ello, marcaremos en el cuadrado denominado Ancla la flecha central en la línea superior. Así lograremos que el recorte respete la imagen desde arriba y que se recorte por abajo y de forma centrada. Finalmente aplicaremos a la imagen el perfil sRGB, a través de Edición>Convertir en perfil, y con eso ya tendremos la imagen preparada (en principio) para imprimirla.

Preparando 03

Una "hoja de contactos"

Claro que imprimir una fotografía tan pequeña es algo absurdo, por lo que a continuación os vamos a enseñar a crear una especie de tira de contactos con varias fotografías como las que entregan en algunas tiendas de fotografía. Para ello abriremos un documento nuevo en Photoshop que tendrá un tamaño estándar para impresión. Al estar hablando de impresoras domésticas podría ser el habitual DIN-A4, pero nosotros preferimos el popular formato de 10x15 centímetros (en el que se imprimían hace años muchas copias de fotografías).

Imprimiendo 01

Este tamaño está estandarizado para las impresoras domésticas (como sabréis, hay impresoras para este tamaño concreto) y permite tener un documento con unas doce fotos de carné para utilizar en diversos usos (y también podemos combinar fotos de distintas personas e, incluso, tamaños).

Así que creamos un documento con orientación vertical, perfil sRGB, tamaño de 10x15 centímetros y una resolución de 300 ppp. Guardamos esta imagen base en formato PSD (ya que vamos a utilizar capas) y nos disponemos a utilizar las guías que nos ayudarán a lograr que las fotos se ajusten el tamaño exacto.

Imprimiendo 02

Si tienes experiencia con Photoshop probablemente ya sabrás cómo hacer el siguiente paso, pero si no tendrás que aprender a manejar la regla de este programa (tranquilo, es sencillo). Lo primero será asegurarte que está visible, para lo cual la activaremos en el menú Vista>Reglas. Una vez la tengamos, con la herramienta Mover activada (la flecha básica de Photoshop) podemos sacar guías que nos ayudan a situar los objetos. Basta con pinchar en el espacio de la regla, ya sea arriba o a la izquierda, y manteniendo pulsado el botón, desplazar el puntero hacia el centro del marco.

Imprimiendo 03

Verás como estás arrastrando una guía de color azul que puedes soltar donde quieras para marcar líneas sobre las que situar elementos. Además, al mover las guías verás que hay una indicación de distancia respecto al eje X (vertical) o Y (horizontal), de tal manera que podemos situar las guías en el punto exacto del documento que queramos.

Para nuestro caso sacaremos una guía horizontal y otra vertical y las situaremos cerca de la esquina superior izquierda. La distancia en este caso no es muy importante, porque podemos moverlas más tarde. Lo que es importante ahora es que la intersección entre ambas guías se convierta en el punto cero de referencia para las medidas; para ello, pincharemos en el cuadradito donde está la interesección de las reglas (arriba la izquierda). Pinchamos y, sin soltar, arrastramos hasta que las dos guías (vertical y horizontal) que aparecerán se superpongan sobre las que ya tenemos creadas (se volverán de otro color). Con esto lograremos que justo el punto en el que se cruzan se convierta en la referencia de las medidas.

Imprimiendo 04

Lo siguiente será crear otras dos guías que sirvan para cerrar el marco tanto en vertical como horizontal. Para ello crearemos una nueva guía fijándonos en soltarla justo en donde Photoshop nos indique 3,20 cm (32 mm), que es justo la medida que tiene que tener la foto en vertical, y otra en donde indique 2,60 cm (26 mm) para la medida horizontal.

Imprimiendo 05

Con esto ya tendremos creado el cuadrado en el que debe insertarse nuestra foto para tener las medidas exactas que nos pedían. Así que llega el momento de insertar la foto, que si hemos recortado correctamente se ajustará perfectamente al cuadrado creado ayudados por Photoshop y su atracción magnética (que hace que las imágenes se peguen a las guías automáticamente).

Por cierto que en este paso debes saber que también podríamos insertar la foto sin haberla recortado previamente; por tanto no se ajustaría al hueco creado pero se puede hacer ahora cambiándola de tamaño mediante Edición>Transformar y arrastrando desde una esquina (con cuidado de pulsar Mayúsculas para que la relación de aspecto no varíe) hasta ajustarla al tamaño exacto. Y, como probablemente sobrará por algún lado, habrá que recortar lo que sobre por la vía sencilla vía de seleccionar la zona sobrante y, simplemente, borrar.

Imprimiendo 06

Una vez tenemos nuestra primera foto al tamaño correcto, sólo tendremos que duplicar la capa tantas veces como fotos queramos insertar. Como la imagen ya tiene el tamaño exacto no hace falta crear más guías para ajustarlas; basta con crear otras dos guías verticales y tres horizontales sobre las que ir ajustando las filas de fotos para que estén perfectamente alineadas.

Guardamos el trabajo, manteniendo las capas, pero nos disponemos a obtener el archivo final para imprimir; para ello acoplamos las capas a través de Capa>Acoplar Imagen, asignamos el perfil sRGB, a través de Edición>Convertir en perfil, y guardamos la foto en formato JPEG de alta calidad. Y ya sólo faltaría imprimir la foto; para lo cual podemos usar nuestra impresora doméstica; pero ojo porque tiene que tener calidad fotográfica y usar el papel adecuado para que la impresión final sea válida para el DNI.

Como no todo el mundo puede hacerlo, siempre podemos usar un servicio online de impresión o guardar la imagen en un llavero USB y llevarla a una tienda de impresión fotográfica. Sea como fuere, con este método tendremos nuestras propias fotos de carné hechas en casa (o casi, si no podemos imprimirlas) y preparadas para presentar a donde nos las pidan.

Temas
Inicio