Compartir
Publicidad
Publicidad
Cómo conservar el máximo rango dinámico en situaciones de alto contraste
Trucos y consejos

Cómo conservar el máximo rango dinámico en situaciones de alto contraste

Publicidad
Publicidad

Seguro que como fotógrafo te has enfrentado a muchas escenas con un contraste tan elevado entre zonas que rápidamente te has dado cuenta de que era imposible que el sensor de tu cámara fuera capaz de registrar semejante diferencia de luminosidades. Son situaciones bastante habituales pero para las que, afortunadamente, hay maneras de conservar el máximo rango dinámico en las tomas.

Como sabéis, el rango dinámico de un sensor es la capacidad que tiene para captar detalles tanto en las luces altas como en las sombras. Por tanto, este rango se mide por la cantidad de tonos o niveles de luz que puede registrar un sensor, valores que lógicamente (a pesar de que se ha mejorado mucho con los años) son limitados.

Conservar Maximo Rango Dinamico 02 Foto de Emilio Küffer

Para entenderlo de forma sencilla podemos recurrir a la comparación con la cámara más perfecta que existe: el ojo humano. Mientras que nuestros ojos son capaces, en una situación de alto contraste, de ver con detalle tanto lo que hay en las zonas más oscuras como lo de las zonas más iluminadas (aunque no sea real sino, simplemente, que el ojo es capaz de adaptarse muy rápidamente a la luz ambiental), la cámara no puede registrar estas diferencias de luz.

Nuestras cámaras normalmente sólo son capaces de recoger detalle en un ámbito alrededor de cinco diafragmas (como norma general, porque hay modelos que sobrepasan los diez), con lo cual no pueden captar una escena en la que las diferencias entre luz y sombra superen ese rango. Por este motivo, al hacer la foto tenemos que hacer una difícil elección entre registrar correctamente una zona u otra, hacer un promedio o bien recurrir a alguna de las técnicas que os vamos a explicar a continuación:

1. Uso de filtros degradados de densidad neutra

set tres filtros degradados

La primera es una técnica que proviene de la era analógica y que consiste en algo tan simple como colocar delante del objetivo un filtro de densidad neutra. Este tipo de filtros, de los que os hemos hablado ampliamente, son muy utilizados en fotografía de larga exposición diurna ya que sirven para reducir la cantidad de luz que entra por el objetivo y, por tanto, permiten utilizar velocidades de obturación más lentas de lo que sería necesario de acuerdo a la luz reinante en la escena.

En el caso que estamos tratando necesitaríamos uno de densidad neutra degradado, es decir un tipo de filtro que está dividido en dos mitades, siendo transparente en un extremo y oscuro en el otro (sin trastocar el color) mezclándose ambos en el centro del filtro, lo que se puede hacerse de manera gradual o sin que haya transición. Así, este accesorio permite disminuir la luz que llega al sensor sólo en una parte de la escena, siendo muy útil entonces para equilibrar el contraste entre zonas con diferencias luminosas importantes (como el cielo y la tierra).

Conservar Maximo Rango Dinamico 03 Foto de Pacheco

Además, este tipo de filtros normalmente son de tipo cuadrado con lo que podemos moverlo para ajustar las zonas que queremos equilibrar de tal manera que se ajuste correctamente a la línea del horizonte. Si esta línea que separa ambas zonas de contraste está muy marcada podemos usar un filtro degradado en el que no haya transición entre un área y otra, pero lo más normal es que elijamos uno en el que ambas zonas se mezclen de forma gradual.

Por otro lado, existen filtros con diferente graduación de tal manera que la parte oscura puede restar desde unos dos pasos de luz hasta llegar a ser casi completamente opaca, para que podamos elegir dependiendo de las necesidades del momento.

A la hora de utilizarlos, es importante medir bien la luz para ser capaces de compensar las diferencias de iluminación. De hecho, la manera correcta de actuar en estos casos sería medir la luz de forma puntual en las zonas de iluminación máxima y mínima y a partir de ahí elegir un filtro degradado que compense esta diferencia. Sin embargo, si directamente ponemos el filtro en principio podemos fiarnos de la medición matricial de la cámara ya que se realizará teniendo en cuenta ya la compensación de luz que ofrezca el filtro que hemos puesto ante el objetivo.

2. Derecheo del histograma

Histograma

El derecheo del histograma o sobreexposición intencionada (ETTR, expose to the right, en inglés) es una técnica muy popular que consiste, como su nombre indica, en colocar la curva del histograma de nuestra foto lo más cerca posible del margen derecho sin que se lleguen a quemar las altas luces.

Se trata de una técnica que tiene ya sus años (apareció por primera vez en este artículo de la mano de Michael Reichmann), sólo se puede utilizar disparando en RAW y no sirve para todos los escenarios, pero a base de incrementar la relación señal/ruido de lo que capta el sensor es muy útil para conservar el máximo rango dinámico en las tomas, así como prevenir el posible ruido que se pudiera producir en las zonas de sombra.

Para llevarla a cabo, debemos exponer para las altas luces utilizando el modo de medición puntual y añadir un extra de luz. Si nuestra cámara nos permite ver el histograma en vivo, o nos sobreimpresiona un aviso si hay zonas quemadas, el trabajo será más sencillo, pero si no sería conveniente realizar unas pruebas previas para saber hasta qué punto podemos sobrexponer las zonas más luminosas.

Conservar Maximo Rango Dinamico 04 Foto de R. Crap Mariner

Estas pruebas podrían consistir en realizar una foto en RAW de una superficie lisa y de un solo color a los valores que nos indique la cámara y después ir repitiendo la toma sobrexponiendo escalonadamente hasta unos cuatro pasos aproximadamente. A continuación, revisaríamos las fotos y su histograma para ver en qué valor de luz el gráfico se queda rozando la banda derecha, lo que sería el momento justo antes de empezar a quemar la foto.

Por supuesto, el resultado de las tomas que hagamos en principio serán imágenes demasiado claras, con zonas claradamente sobrexpuestas que tendremos que compensar en el procesado de las fotos. Sin embargo, una vez corregida la exposición el resultado será (ya decimos que no es aplicable a todas las situaciones) una mayor cantidad de información en el archivo y, en consecuencia, un mayor rango dinámico.

3.Uso de la técnica HDR

Conservar Maximo Rango Dinamico 05 Foto de Feans

El High Dynamic Range es, como su nombre indica, una técnica ampliamente conocida y que fue pensada para situaciones de alto rango dinámico; es decir justo las que estamos tratando. La idea, como sabréis, es conseguir una imagen de alto rango dinámico a base de fusionar varias tomas en las que hayamos cambiado la exposición para ajustarla a las diferentes zonas de contraste.

Por tanto se trataría de mezclar varias imágenes, normalmente tres, que hayan sido expuestas de manera que en una se recoja la información de las altas luces, en otra la de las sombras y en una intermedia la de los tonos medios. Por supuesto, esta técnica tiene unos requisitos importantes, básicamente que no haya variación entre las distintas fotos (más allá de la exposición, claro) lo que implica utilizar un trípode y, en principio, realizar tomas de escenas en las que no haya movimiento.

Lo del trípode, por cierto, así como utilizar la sensibilidad ISO más baja que nos ofrezca nuestra cámara, es otro punto que deberíamos seguir y que incluso se puede extender al resto de técnicas de las que hemos hablado, ya que no sólo permite conseguir el mayor rango dinámico sino también la mayor calidad en nuestras fotografías.

Conservar Maximo Rango Dinamico 06 Foto de michael marston

Una vez realizadas las tomas, el HDR requiere de un procesado posterior para fusionar las distintas imágenes registradas, algo que se puede realizar con programas como Photoshop y Lightroom o bien con otros específicos para este tipo de propósito. Este paso necesario para conseguir una foto de alto rango dinámico también es clave para lograr que el resultado sea el esperado. Y es que, sus posibilidades son tantas que no es raro ver imágenes con un rango dinámico tan amplio que resultan muy irreales.

De hecho, este tipo de procesado se puso muy de moda hace unos años provocando un aluvión de imágenes exageradamente irreales, lo que hizo que su uso quedara bastante desprestigiado. Sin embargo, las fotos HDR bien hechas, sin halos ni artefactos (defectos que se pueden producir en el proceso), son un buen recurso para lograr que la imagen final obtenida se asemeje lo máximo posible al alto rango dinámico que nuestro ojo es capaz de captar.

Conservar Maximo Rango Dinamico 07 Foto de John Cunniff

En Xataka Foto | Nueve trucos para hacer fotos desde el otro lado de una ventana evitando los reflejos

Foto de portada | Bernd Thaller

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos