Siete razones por las que es buena idea comprar un objetivo de 50 mm
Trucos y consejos

Siete razones por las que es buena idea comprar un objetivo de 50 mm

HOY SE HABLA DE

Ya hemos hablado de cómo elegir un segundo objetivo para nuestra cámara, pero esta vez vamos a ver porqué una óptica de 50 mm podría convertirse en la mejor alternativa. Y es que, si tuviéramos que elegir un tipo de objetivo que reúna las famosas tres “B” (ya sabéis, “Bueno, Bonito y Barato”) sin duda apostaríamos por uno fijo de 50 mm por las razones que vamos a comentar a continuación.

Son buenos porque su construcción óptica les permite ofrecer una gran calidad y una excelente luminosidad que aporta muchas posibilidades para la toma de fotos. Son bonitos porque son pequeños y ligeros, ideales para llevarlos a cualquier parte. Y son baratos porque se pueden encontrar por precios más que atractivos.

Hablamos, eso sí, de los objetivos diseñados para cámaras réflex porque es cierto que los diseñados para cámaras sin espejo ni son tan ligeros ni tan baratos; en cualquier caso, sin duda los objetivos de 50 mm son de los más conocidos y recomendados porque, como decimos, estas lentes reúnen cualidades que las hacen acreedoras de una excelente relación calidad-precio. Pero vamos a verlo con más detalle.

Un vistazo a…
Qué es la sensibilidad ISO y cómo usarla en tus fotografías

Por su calidad de imagen y nivel de detalle

Ari Erma 1356574 Unsplash
Foto de Ari Erma

Lo primero que nos haría decantarnos por un objetivo de estas características es la calidad que normalmente ofrecen. Como ya hemos contado en otras ocasiones al respecto de las ventajas de los objetivos de focal fija, su construcción está realizada con un menor número de elementos y esto repercute directamente en una mejor calidad final de imagen y un mayor nivel de detalle. Sus lentes están diseñadas para lograr el máximo rendimiento en una sola distancia focal por lo que, en general, tienen unos índices de distorsión muy bajos y apenas aberraciones cromáticas.

Por su luminosidad

Ameen Fahmy 181044 Unsplash
Foto de Ameen Fahmy

Otra ventaja de tener la focal fija es que la abertura máxima suele alcanzar valores considerables; en este caso normalmente de ƒ1.8, ƒ1.4 o ƒ1.2 (lo hay incluso de ƒ0.7). Así, cuando la luminosidad de la escena es escasa podemos tirar de diafragma, y evitar tener que subir el ISO o realizar una exposición a una velocidad baja que podría provocar trepidación en la imagen.

Por otro lado, al hilo del anterior punto, teniendo en cuenta que un objetivo tiene su rendimiento ideal entre dos y tres pasos por encima de su apertura máxima, eso significa que un objetivo de 50 mm ƒ1.4 ofrecerá más calidad con un diafragma ƒ4 que otro conjunto de lentes que tenga ese valor como apertura máxima.

Por su bokeh, ideal para retratos

Timothy Dykes 773982 Unsplash
Foto de Timothy Dykes

Al hilo de lo anterior, estas grandes aperturas que ofrecen los objetivos luminosos restan profundidad de campo haciendo posible lograr grandes desenfoques. Así, una característica de los objetivos de 50 mm es la de crear un bokeh, es decir un desenfoque muy estético, donde las zonas desenfocadas tienen un aspecto muy atractivo (y con algo de magia), característica que sin duda aporta belleza a la fotografía.

Así, aunque los usos de este tipo de objetivos son bastante extensos (como vamos a contar a continuación) , una de las aplicaciones más destacadas para un objetivo de este tipo es el de los retratos, ya que gracias a la característica mencionada es posible separar claramente a los sujetos del fondo (además de que su distancia focal es adecuada para este propósito).

Por su versatilidad

Razones Comprar Objetivo 50 Mm 05
Foto de Loïc

Efectivamente son ideales para retratos, pero los objetivos de 50 mm también son perfectos para muchas otras situaciones. Se pueden utilizar para fotografía de calle, para fotografía nocturna, para fotografía de bodas o para fotografía de paisajes. Incluso, aunque no leguen a ser macros, su distancia mínima de enfoque suele ser corta con lo que se pueden utilizar para captar pequeños detalles.

Por su ligereza y tamaño

Razones Comprar Objetivo 50 Mm 06
Foto de Justin Main

Acostumbrados a los objetivos zoom, los de 50 mm resultan pequeños y ligeros (hablamos en general, claro), ya que su construcción es sencilla. Así, son una buena idea para aligerar peso en la mochila sin que eso suponga una pérdida de calidad o versatilidad respecto a los más voluminosos objetivos de distancia focal variable.

Por su precio

Razones Comprar Objetivo 50 Mm 07
Foto de Sohel Patel

La popularidad de este tipo de objetivos para cámaras réflex es tanta que todos los fabricantes de objetivos tienen modelos de 50 mm en su catálogo, normalmente en diferentes luminosidades. Su diseño y construcción más sencillas repercuten en un menor coste de fabricación y, por tanto, un precio menor. En este caso incluso se rompe la norma de que no es rentable comprar objetivos de las marcas “oficiales” (es decir, de la misma que la cámara).

De hecho, haciendo una simple búsqueda en Amazon se puede ver como es posible comprar un 50 mm ƒ1.8 de las dos marcas principales del mercado por entre 100 y 200 euros. Si encima hablamos del mercado de segunda mano y de objetivos antiguos con enfoque manual, es posible encontrar auténticas joyas ópticas por precios impensables, ideales para quien quiera tener un objetivo de gran calidad por un precio muy asequible.

Porque te ayuda a ser mejor fotógrafo

Juliette F 1060238 Unsplash
Foto de Juliette F

Como objetivos de focal fija que son, este tipo de lentes te obligan a esforzarte un poco más para lograr la composición perfecta. No teniendo la ayuda del zoom, que te permite acercarte o alejarte de la escena sin moverte del sitio, con un objetivo de este tipo serás tú quien tenga que moverse para encontrar el lugar ideal para la toma.

Por eso, utilizar un objetivo de 50 mm te servirá para aprender y desarrollar tus capacidades y tu técnica fotográfica. O bien para recuperar la ilusión en esos momentos en los que necesites un empujoncito para mantener tu pasión por la fotografía.

Temas
Inicio