Compartir
Publicidad
Esto es lo que provocará que las cámaras sin espejo se impongan a las DSLR: la innovación
Opinión

Esto es lo que provocará que las cámaras sin espejo se impongan a las DSLR: la innovación

Publicidad
Publicidad

En el mercado de las cámaras de objetivo intercambiable mandan las DSLR. Y parece poco probable que esta situación vaya a cambiar a corto plazo. Sin embargo, la tendencia descrita por las cifras que manejan las consultoras parece indicar que a largo plazo las cámaras sin espejo acabarán imponiéndose a las DSLR en el mercado de consumo, y midiéndose de tú a tú con estas en el sector profesional.

En cualquier caso, el objetivo de este post no es repasar las cifras que reflejan las ventas de este mercado. Eso ya lo hemos hecho en otras ocasiones. Lo que me ha animado a escribirlo es la posibilidad de reflexionar acerca de la importancia que tiene la innovación para los usuarios, algo que muchos de vosotros valoráis positivamente en vuestros comentarios, y con lo que me identifico totalmente. Muchos de los lectores de Xataka Foto percibís que los fabricantes que apuestan con más fuerza por las cámaras sin espejo están innovando y arriesgándose más que los que siguen defendiendo con contundencia a las DSLR. Y esto, a la larga, puede acabar pasando factura a estos últimos.

Los que «tiran del carro»

Hace unos días publicamos un post en el que os hablamos de la posibilidad de que Sony lance una actualización del firmware de su A7 II que permita a esta cámara aprovechar la estabilización del sensor para generar imágenes de 96 megapíxeles. Y vuestra respuesta no se hizo esperar. Muchos de vosotros aseguráis que apreciáis el esfuerzo de esta empresa por mantener el ritmo de innovación. Es más, algunos incluso confesáis en los comentarios del post que vuestra próxima cámara será una Sony sin espejo, y no una DSLR de Canon o Nikon.

A mí, sinceramente, me parece una postura muy razonable. Y es que Sony nos ha demostrado en los últimos tiempos que no tiene miedo a arriesgarse e innovar. Su familia A7 es, por el momento, la única que nos ofrece cámaras sin espejo con sensor de formato completo, y su RX1/R es la única compacta profesional equipada con un sensor Full Frame. No obstante, afortunadamente, Sony no es ni mucho menos la única compañía que ofrece innovaciones claramente perceptibles por los usuarios, y, por tanto, valor añadido. Fujifilm y Olympus también son dos marcas a las que, en mi opinión, merece la pena seguir la pista muy de cerca.

650 1200

De estas dos últimas compañías yo destacaría el marcado carácter «retro» de sus cámaras, que puede gustar o no, pero que demuestra su apuesta firme por diferenciarse. Y, en lo que concierne de forma estricta a la innovación, Fujifilm está mejorando continuamente las prestaciones de sus cámaras a través de actualizaciones frecuentes del firmware. Pero no se trata de mejoras anecdóticas, sino de cambios muy importantes que, entre otros apartados, mejoran sensiblemente la velocidad de enfoque.

De Olympus yo destacaría el renovado sistema de estabilización que ha introducido en su muy apetecible OM-D E-M5 Mark II y la posibilidad de utilizarlo para tomar fotografías de 40 megapíxeles. Esta última prestación no es interesante para todo el mundo, pero puede marcar la diferencia, por ejemplo, en fotografía de producto y determinados paisajes. En cualquier caso, lo que está muy claro es que los usuarios apreciamos el esfuerzo que hacen algunos fabricantes por innovar y ofrecernos un valor añadido real en sus propuestas. Y estamos dispuestos a agradecérselo apostando por sus cámaras. Otros, sin embargo, deberían ponerse las pilas. De lo contrario se avecinarán cambios importantes en el statu quo de un mercado al que no le queda más remedio que afrontar una renovación profunda.

En Xataka Foto | Esta infografía resume qué le ha pasado al mercado fotográfico en 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio