Compartir
Publicidad
Sony A7R II: ¿solo rumores o está al caer? Esto es lo que esperamos
Opinión

Sony A7R II: ¿solo rumores o está al caer? Esto es lo que esperamos

Publicidad
Publicidad

La próxima cámara Full Frame de Sony, la A7R II, está al caer. Aunque la compañía japonesa aún no ha desvelado nada oficialmente acerca de este modelo tenemos suficientes pistas para estar razonablemente seguros de que esta sin espejo no se demorará demasiado. Como recordaréis, las A7 y A7R originales (no os perdáis nuestro análisis si no lo leísteis en su momento) fueron presentadas en octubre de 2013, y la sucesora de la A7, la A7 II, «dio la cara» a finales del año pasado. Por esta razón parece razonable pensar que Sony tiene entre manos la heredera de la A7R, y también que este nuevo modelo incorporará, al menos, las mejoras introducidas por la marca en la A7 II.

Pero no todo se reduce a unas expectativas razonables. Durante los últimos meses se han producido muchas filtraciones que giran en torno a esta cámara, y una de ellas es especialmente interesante: los datos EXIF de las muestras oficiales publicadas por Zeiss para demostrar la calidad de imagen de sus nuevas ópticas Batis, de las que os hablamos en su momento, reflejan que han sido tomadas con una cámara desconocida equipada con un sensor de imagen de más de 50 megapíxeles. ¿Podría tratarse de la esperada A7R II? Parece razonable pensar que sí. Pero esto no es todo.

Estabilización de 5 ejes y sensor de más de 50 Mpx

De todas las características de la A7R II que se están comentado son dos las que parecen tener una mayor solidez: la integración de la misma estabilización de 5 ejes que ya podemos encontrar en la A7 II y la incorporación de un captador CMOS de formato completo con una resolución de más de 50 megapíxeles. Una nota antes de seguir adelante: sé que algunos pensáis que la designación «estabilización de 5 ejes» no es rigurosamente correcta, y estoy de acuerdo, pero la mantendré a lo largo del post para respetar la nomenclatura de Sony y no confundir a los lectores que están acostumbrados a utilizarla.

Este sofisticado sistema de estabilización es una de las características más atractivas de la A7 II, y jugará también un rol clave en la A7R II debido a su eficacia a la hora de compensar las vibraciones. Además, también está «sobre la mesa» la posibilidad de que Sony siga los pasos que ha dado Olympus con su OM-D E-M5 Mark II, y aproveche la estabilización de 5 ejes para permitir la toma de fotografías con una resolución muy superior a la nativa del captador utilizando como estrategia la combinación de varias instantáneas ligeramente desplazadas, que, sobre el papel, superarían con holgura los 100 megapíxeles. Obviamente esta prestación no es interesante para todos los tipos de fotografía, pero en paisajes, y, sobre todo, en productos, puede marcar la diferencia.

5ejes

Como os he adelantado al principio del post, la otra gran aportación de la A7R II es muy probable que sea su sensor de formato completo de más de 50 megapíxeles (se comenta que tendrá una resolución efectiva de 56 o 59 millones de puntos). Para buena parte de los usuarios los 24,3 megapíxeles efectivos de la A7 II son más que suficientes, pero aquellos que se dedican, por ejemplo, a la fotografía de producto, sí pueden sacar partido a esta resolución adicional (recordemos que la A7R II no incorporará filtro óptico de paso bajo).

Por lo demás, podemos esperar que el enfoque híbrido de la A7R II tenga un rendimiento similar al de la A7 II, que, según nuestras pruebas, va pero que muy bien. Y su visor electrónico OLED es probable que no sea muy diferente al que nos ofrecen los demás modelos de esta familia, y que destaca por su baja latencia y muy interesante capacidad de reproducción del color. Un último apunte: también podemos esperar que sea capaz de grabar vídeo 4K/UHD, acompañando de esta manera a la A7S en este segmento de mercado. En cualquier caso, es importante que tengamos en cuenta que, por el momento, todo esto son conjeturas. Razonables, y, por tanto, creíbles, pero conjeturas al fin y al cabo.

Interesante, sí, pero con algunas sombras

Esta compañía se ha arriesgado a colocar en el mercado productos que en su día fueron, en cierto modo, catárticos, como las primeras, y, por el momento, únicas, cámaras sin espejo con sensor de formato completo (Leica y sus telemétricas juegan en otra liga, sobre todo por su precio), o la primera compacta con captador Full Frame. Y los usuarios hemos respondido agradeciéndoselo. La innovación siempre es bienvenida, sobre todo si aporta un valor añadido, y, al margen de lo que opinamos los editores de Xataka Foto, es evidente por vuestros comentarios que a muchos de vosotros las propuestas de Sony os gustan cada vez más.

A7ii

Si se cumplen nuestras expectativas la A7R II no solo será una muy digna sucesora de la interesante A7R; además, permitirá a Sony ofrecer una alternativa consistente a las nuevas 5Ds y 5Ds R de Canon, e incluso a las cámaras de formato medio que muchos profesionales utilizan para la fotografía de paisajes y productos, entre otros escenarios de uso. No obstante, no todo es tan bonito como parece. Es muy probable que el precio de la A7R II sea elevado, lo que podría jugar en su contra, sobre todo si tenemos en cuenta que algunos modelos de la familia A7 han bajado bastante de precio. Y es que es más que probable que su precio esté por encima del actual de la A7R, por lo que posiblemente se acercará peligrosamente a la frontera de los 2.400 o 2.500 euros.

Por otra parte, si finalmente se confirma que Sony apostará por un sensor de más de 50 megapíxeles tendremos que ver qué objetivos nos ofrecen una resolución óptica a la altura de la resolución efectiva de este captador. Y es que si ambos elementos «no juegan en la misma liga» el incremento de la resolución pierde buena parte de su atractivo. Y no podemos olvidar que la llegada de un sensor con una arquitectura nueva plantea también algunas dudas: ¿estará su calidad de imagen a la altura? ¿Cómo se comportará a altas ISO? Sony tiene experiencia porque ya está vendiendo sensores con estas características a Hasselblad y Phase One, entre otras compañías, pero se trata de captadores para cámaras de formato medio, y no Full Frame, por lo que lo más prudente es adoptar una postura crítica hasta que veamos cómo rinden. Os seguiremos contando tan pronto como tengamos más información.

En Xataka Foto | Esto es lo que provocará que las cámaras sin espejo se impongan a las DSLR: la innovación

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio