Compartir
Publicidad
Publicidad
Siete consejos para sacarle partido fotográfico a la luz y el color en primavera
Trucos y consejos

Siete consejos para sacarle partido fotográfico a la luz y el color en primavera

Publicidad
Publicidad

El adelanto en el reloj, los días más largos y ese aroma fragante que envuelve las calles, son síntomas inequívocos de que la primavera ha llegado. El buen tiempo anima a la gente a salir de su casa y esto hace que muchos desempolven las cámaras que les regalaron los Reyes Magos unas navidades pasadas. Ten cuenta estos consejos para aprovechar al máximo la luz y los colores en esta estación.

Conocer nuestro equipo y rebajar las espectativas

Es bastante habitual ver una bucólina y bonita escena natural y que queramos capturar el momento. Seguramente al hacer la foto comprobaremos que no se parece mucho a lo que estamos viendo. Esto es porque el ojo y la cámara tienen formas muy diferente de recibir la realidad, tal y como comprobamos en esta comparativa entre el ojo humano y las ópticas fotográficas. Si sabemos algo de retoque fotográfico y nuestra captura está bien hecha es posible que podamos conseguir acercarnos a lo que hemos visto, si no sabemos mucho de Photoshop hace poco que Fernando Sánchez nos dio unos consejos para mejorar el color de nuestros paisajes.

Observar el entorno a diferentes horas

La Fotografía (con mayúsculas) a diferencia de la captura compulsiva de imágenes es un ejercicio de paciencia, de observación, casi como los ascetas de Filón en el lago Mereotis. Las diferencias de luz en primavera varían mucho de la toma matutina a la vespertina, a veces las nubes, o la luz tras una lluvia pueden hacer cambiar el paisaje.

Así que si tienes claro el paisaje que quieres capturar, ya sea urbano o natural, te aconsejamos que vayas varias veces a diferentes horas del día.

Si vas a fotografiar flores

Esta estación es la mejor para hacer fotos a las flores. dejando a un lado la fotografía macro, es posible que queramos hacer fotografías a pequeñas flores, lo mejor es que juguemos con la profundidad de campo, las grandes aberturas nos desenfocan el fondo, con lo que conseguiremos quitar las distracciones de otros elementos como tallos u hojas de flores que estén cerca.

Always Shooting Always Shooting

Usa el flash

Son muchas las ocasiones en las que utilizar el flash va a marcar la diferencia en la fotografía en exteriores. No servirá para contrarrestar las sombras producidas por el sol. Pese a que lo común puede ser utilizarlo para ayudarnos a "congelar" un momento, podemos emplearlo de manera creativa, si bajamos la velocidad de obturación y utilizamos el flash conseguiremos congelar una parte de la toma mientras que la otra saldrá movida. Este truco se puede utilizar tanto en escenarios que se mueven, como una catarata, como forzando el movimiento de la cámara tras disparar. Un poco de paciencia y de práctica te serán suficientes.

Alternativa al flash

Este consejo es para cualquier época del año, pero está bien recordarlo. Si no tienes flash, si solo tienes el de la cámara o si todavía no has conseguido domarlo hay dos alternativas que puedes ayudarte. Usar luz continua, como pequeños focos LED o el uso de un reflector, para este segundo es posible que necesites a alguien para que te eche una mano, porque suelen ser voluminosos.

Con Y Sin reflector El uso de un reflector dorado (derecha) puede mejorar la escena

El uso de reflectores puede ser una alternativa creativa muy interesante, a menudo podemos encontrar reflectores "5 en 1" que vienen con reflectores de diferentes materiales y colores que reflejan la luz en un tono diferente, lo que puede servir para mejorar bastante la toma con ciertos tipos de luz,

Fotima Light Disc 5 1 Reflector L

Uso de difusores

A media mañana la luz suele ser muy dura en días despejados. A veces no nos queda más remedio que hacer esa foto en ese momento, para facilitarnos luego la tarea en postproducción, podemos utilizar difusores traslúcidos que nos servirán para tamizar la luz. Es nuestra "pequeña nube" que nos ayuda a que no se nos suban mucho las altas luces.

Color o blanco y negro

Los conos y los bastones son dos de los tres fotoreceptores que se encuentran el el ojo humano. No se sabe con exactitud cuántos colores ve el ojo humano, pero "a ojo de buen cubero" se cree que podemos distinguir cerca de un millón de gamas cromáticas. Los conos, que son sensibles a los colores, son capaces de identificar unas 100 tonalilades distintas de azul, rojo y verde, y el cerebro puede combinarlas para "crear" muchos más.

Trip Caballada Atienza 2014Chema Sanmoran Chema Sanmoran

Tras esta disertación parecería una locura no aprovechar los colores que la naturaleza nos ofrece en primavera... tras encontrar el momento del día que más te gusta, decidir si vas a usar flash o no y elegir una composición que te gusta te queda decidir si quieres ser realista o aventurarte por los caminos de la creatividad artística.

Foto de inicio | Chema Sanmoran

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos