Dominar los modos semiautomáticos: Sí o sí. Prioridad a la apertura (II)

Síguenos

cabecera22.jpg

Hace poco hablábamos en uno de nuestros artículos sobre dominar el modo manual. Decíamos: Sí o sí. Esto no tiene porqué desprestigiar el uso de modos semiautomáticos que, dependiendo de la situación en cuestión, pueden ser más útiles que el modo manual, en principio. En el caso del modo manual una de las situaciones ideales para utilizarlo era en los casos de condiciones de luz controladas. Aunque yo uso el modo manual casi siempre hay circunstancias que aconsejan el la utilización de los modos semiautomáticos.

En esta segunda parte vamos a afrontar el uso adecuado del modo de prioridad a la apertura y su estrecha relación con la profundidad de campo, algo que también podéis consultar en nuestro curso de fotografía donde puedes completar tu formación al respecto de este concepto. Este modo, representado con la “A” o “Av”, en el dial de nuestras cámaras quizá sea uno de los primeros que utilizamos cuando estamos aprendiendo. Cuando comienzas en esto no sueles tener mucha idea pero suele llegar alguien que como consejor para empezar y que puedas hacerte el interesante ante los tuyos, te da el siguiente consejo: “Pon el modo A, ¿lo ves?, gira la rueda. Clic. ¿Ves el desenfoque del fondo? Queda guay”. Nosotros asentimos con la cabeza, en medio de un silencio sepulcral y con algo de cara de bobos.

Recordemos que los modos semiautomáticos que están presentes en casi todo tipo de cámaras son:

  • Prioridad a la obturación: A veces llamado también Prioridad a la velocidad (de obturación), y se suele representar por “S” o “Tv”.
  • Prioridad a la apertura: Suele estar representado por el símbolo “A” o “Av”.
  • Modo Programa: A veces llamado también semiautomático y representado con el símbolo “P” en el dial.

Prioridad a la apertura

Como decía suele ser un modo de iniciación. Lo malo de los modos semiautomáticos es quedarnos ahí, no avanzar y no tratar de comprender más. Así, al principio cuando tu amigo te explicó lo del desenfoque o más bien te lo dijo, pensaste inmediatamente en alguna serie de TV o alguna película donde priman esos primeros planos. A continuación, como disparador compulsivo que eres, gracias a que ya no que revelar para previsualizar, comienzas a realizar todas las fotografías de esa manera. Pones f/3.5 porque seguramente es la apertura más amplia que tienes en el objetivo del kit, ya que por entonces tenías el del kit, tampoco sin saber qué significa el número f o la profundidad de campo. Si hay un modo que podemos asociar a la profundidad de campo, sin duda es éste.

krrillo.jpg

Fotografía de Krrillo en nuestro grupo de flickr

Porque según abramos o cerremos más el diafragma incidiremos directamente en la profundidad de campo. Profundidad de campo. ¿Eso qué es? Es el valor que indica la zona de la imagen que aparece enfocada desde el primer plano de nuestra imagen hasta el fondo. La profundidad de campo depende de tres factores: la apertura, la distancia de enfoque del objetivo y la longitud focal (el zoom, por decirlo así). Otra forma de definición es que la profundidad de campo es la distancia por delante y por detrás del punto enfocado que aparece con nitidez en una foto. Ah, es que además incide en la nitidez también. Creías que desenfocaba mágicamente el fondo, pues no.

(*) NOTA: Gracias a Miguel Cid que nos precisa aclaramos la diferencia entre longitud focal y zoom. Técnicamente, cuando estamos hablando de distancia focal refiriéndonos a la existente entre el centro óptico de la lente y el punto en que la imagen queda proyectada en la película o el sensor digital. Lo que ocurre es que seguimos acostumbrados a decir distancias o longitudes focales (además en términos de 35mm muchas veces y deberíamos distinguir entre APS-C y FF, por ejemplo) y seguimos diciendo coloquialmente un zoom de 100mm ó 200mm, cuando deberíamos precisar que es un telezoom o que al hacer zoom ponemos una distancia focal mayor. Por ejemplo, en un objetivo 24mm-70mm podemos pasar de una distancia o longitud focal de 24mm a una de 70mm y decimos que hacemos zoom porque lo que hacemos es ““acercar”“ la imagen porque es la impresión que tenemos viendo el visor. Por lo tanto es un concepto distinto aunque relacionado.

(**) NOTA: Las propiedades básicas de un objetivo zoom son su distancia focal mínima y máxima, así como su valor de luminosidad para su distancia focal mínima y máxima. El cociente entre la máxima y la mínima distancia focal posible se denomina factor zoom y suele ser representado por el cociente acompañado por una ‘x’. Cuando nos dicen que una cámara tiene un zoom óptico x2, x3, o x10, a lo que se están refiriendo es a que la focal máxima es 2, 3 o 10 veces la focal mínima.

Cabecera aplicaciones profundidad de campo.

Ilustración del artículo de José Antonio Segura sobre aplicaciones para Android e IOS para calcular la profundidad de campo

En aquellos tiempos, en los que empezabas, no te planteaste qué eran estos conceptos. Incluso a lo mejor compraste un 50mm f/1.8 y empezaste a disparar siempre a f/1.8. Craso error. Cuantas más fotos hacías te dabas cuentas que algunas movidas y otras no demasiados nítidas. Además con este objetivo aprendiste una palabra nueva: bokeh. Veamos como usar correctamente este modo.

Usando correctamente este modo junto con el modo S de prioridad a la velocidad, no hay ningún problema y es un buen principio para pasar al siguiente nivel en el modo manual.

En el modo de prioridad a la apertura, elegimos la abertura del diafragma, determinando de esta forma la cantidad de luz que dejamos entrar al sensor de la cámara, y la cámara calcula la velocidad de obturación necesaria para que la fotografía basándose en los niveles de luz de la escena que estamos encuadrando, el modo de medición (puntual, matricial o ponderado al centro) así como el valor de la configuración ISO.

Tener claros los conceptos

Hemos comentado que hay 3 elementos que hacen variar la profundidad de campo: La apertura de diafragma, la distancia de enfoque y la distancia focal (zoom).

  • Así a mayor apertura de diafragma menor profundidad de campo. Esto es, que una fotografía realizada a f/1.8 (mayor apertura de diafragma que da por ejemplo, mi nikkor 50mm f/1.8) tiene una profundidad de campo menor que si realizo la misma fotografía a f/22 (menor apertura de diafragma) obteniendo una profundidad de campo mayor. En este caso, aunque no es objeto del artículo, ten en cuenta que, normalmente, la mejor calidad de imagen, así como la nitidez no la obtendrás en los extremos sino en un punto intermedio que se llama punto dulce del objetivo. En mi nikkor 50mm está alrededor de f/4, obteniendo el mejor desenfoque y mejor nitidez en ese primer plano enfocado.

arnau2323.jpg

Fotografía de Arnau23 en nuestro grupo de flickr
  • A mayor distancia focal (más zoom, hablando sencillamente) obtenemos una menor profundidad de campo. Es decir que una fotografía realizada a 24 mm tiene una profundidad de campo mayor que la foto hecha con un zoom de 100 mm siendo la abertura del diafragma la misma.
  • La distancia real entre la cámara y el punto enfocado. Cuanto menor es la distancia al motivo que enfocamos menor es la profundidad de campo. Ahora ¿entiendes porqué esas fotos hechas con macro, incluso en una apertura algo cerrada, tienen poca profundidad de campo?. Así una fotografía realizada a 1cm (mi Lumix LX3 enfoca a 1cm) del motivo tiene una profundidad de campo menor que una que haga a 5 metros. Ahora tiene sentido la fotografía macro ¿verdad?

vladi.jpg

Fotografía de Vladi Vega

Recomendaciones

Al hacer una fotografía usando prioridad a la apertura piensa antes qué partes de la escena quieres enfocadas y qué partes no, aprende a focalizar la atención con el enfoque selectivo. También ten en cuenta la velocidad que te ajusta la cámara, si es muy baja puede que te salga movida. Vimos en la primera parte como dependiendo del motivo, si estaba en movimiento o no, o si el movimiento era rápido algunas velocidades de obturación recomendadas. Por lo tanto para sujetos en movimiento tal vez sea recomendable que cambies al modo S o de prioridad a la obturación.

  • Profundidad de campo reducida: Utilizar una profundidad de campo reducida puede ayudarte a destacar un elemento sobre el fondo (o sobre un primer plano) y también puede aislar un objeto como en la fotografía de portada de este artículo.
  • Profundidad de campo amplia: Sirve para sacar toda la escena lo más nítida posible y no obviar ningún detalle. Es muy utilizada en la fotografía de paisaje o naturaleza.

En Xatakafoto:

Fotografía de portada | Alfonso Domínguez Lavín

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios