Publicidad

Cómo fotografiar la Luna llena azul de Halloween (que no se repetirá hasta 2039): trucos, consejos y material necesario
Trucos y consejos

Cómo fotografiar la Luna llena azul de Halloween (que no se repetirá hasta 2039): trucos, consejos y material necesario

Hace poco nuestro satélite fue protagonista porque se confirmó que contiene agua pero estos días lo va a ser aún más porque se va a producir un fenómeno poco frecuente: una Luna llena azul en la noche del 31 de octubre; es decir en la noche de Halloween, de brujas o, según la tradición española, noche de Todos los Santos. Un hecho que no se volverá a repetir hasta el año 2039 y que, por ello, bien puede ser una excusa para lanzarnos a fotografiar la Luna.

Lo primero que hay que aclarar es que, aunque se llame "Luna azul" nuestro satélite no se verá de este color. Lo normal es que la Luna tenga el mismo tono de siempre, entre blanco leche y gris pálido, salvo cuando esté asomando por el horizonte en cuyo momento podríamos verla de un color más cálido.

Y es que el color de la Luna depende sobre todo de las condiciones atmosféricas, y desde luego no es ningún fenómeno mágico. Lo de "azul" tiene un origen complicado derivado del término inglés "belewe" (que en realidad significa "traidor"), pero lo cierto es que en la actualidad se utiliza para nombrar la segunda Luna llena de un mismo mes.

Luna Llena Azul Haloween 2020 No esperéis ver una Luna realmente azul, aunque siempre se puede virar posteriormente.

Es decir, como el ciclo lunar es de 29 días y medio, es complicado que un mes tenga dos lunas llenas; sin embargo, si los dos primeros días del mes hay Luna llena y ese mes tiene 31 días, sí que podemos asistir a este hecho. La casualidad esta vez hace que esta vez coincida con una noche como la de Halloween, algo que no se volverá a repetir (como ya hemos contado) hasta dentro de muchos años. Porque el fenómeno de la Luna llena azul se produce aproximadamente cada dos años y medio (la próxima será en 2023), pero hasta 2039 no volverá a coincidir con una de las noches más mágicas del año.

Cómo fotografiar la Luna azul

Lo cierto es que, aparte de la curiosidad de fechas que hemos comentado, esta Luna no tendrá nada en especial respecto a cualquier otra Luna llena; sin embargo, sí que puede ser un hecho que motive a muchos aficionados o curiosos a intentar retratar nuestro querido satélite. Y claro, hacerlo no es algo especialmente sencillo, por lo que no está de más repasar la mejor forma de lograrlo.

Supermoon Over Three Fingers Rock Caer Caradoc Shropshire Uk The Times Cover Photo Superluna sobre Three Fingers Rock, Caer Caradoc, Shropshire, Reino Unido. Foto de Andrew Fusek Peters, fotógrafo de fauna salvaje y paisaje, realizada con una Canon EOS 7D Mark II, Canon EF 500mm f/4L IS II USM, multiplicador Canon 2x III, ISO 800, 1/60 seg f/8

Claro que sí decimos que no será una Luna llena especial también queremos decir que los pasos a seguir serán los mismos que en cualquier otra ocasión. Por eso, los consejos que dábamos aquí sobre la superluna roja o estos tres mejores consejos para fotografiar la Luna son perfectamente válidos.

Pero tranquilos que no nos vamos a limitar a remitiros a esos links y vamos a hacer un repaso por los puntos esenciales, empezando por el equipo necesario. Ni que decir tiene que necesitaremos una cámara lo mejor posible, y por eso mismo hay que empezar aclarando que no, que el smartphone no es la herramienta más adecuada para este propósito. No vamos a negar que con algunos modelos concretos (los más capaces como por ejemplo éste) se puedan obtener resultados decentes, pero por las razones que vamos a enumerar a continuación en general los móviles no son lo más recomendable.

Luna Ejemplo

Sea como fuere, cuanta mayor resolución tenga la cámara que usemos mejor resultado deberíamos obtener, ya que lo normal es que sea difícil que la Luna aparezca muy grande en nuestro encuadre, de modo que tendremos que recortar la imagen posteriormente. Sirva de ejemplo la foto de arriba realizada en el análisis de la Sony A7C con un teleobjetivo Sony FE 100-400mm F4.5-5.6 GM OSS. A pesar de disparar a 400mm, el tamaño de la Luna no ocupa demasiado, pero al ampliarla al 100% (foto de abajo) es cuando obtenemos una imagen del satélite con un tamaño que sí nos permite verla con detalle.

Luna Ejemplo 100

Claro que no hace falta de que sea de formato completo como la mencionada Sony; si la cámara es de sensor recortado (APS-C o Micro 4/3), la distancia focal del objetivo que usemos se multiplicará en virtud del factor de recorte, por lo que podremos obtener un resultado similar, siempre dependiendo de la resolución del sensor.

A todo esto ya no hará falta decir que es más que recomendable usar un teleobjetivo para que la Luna no aparezca en la foto como un mínimo círculo en el cielo apenas apreciable. Para evitarlo, cuanto más distancia focal tenga el objetivo más podremos acercarnos al satélite (otro motivo por el cual un móvil o una cámara sencilla no es lo más recomendable para una foto de la Luna). Eso sí, siempre teniendo cuidado de que la imagen no aparezca trepidada por culpa de usar un tele.

Jumpstory Download20201029 122532 Si no usamos un buen teleobjetivo corremos el riesgo de que el tamaño de la Luna sea tan pequeño que pierda atractivo.

Para ello, hay que recordar la regla que dice que, para lograr la necesaria nitidez, la velocidad de obturación debe ser una fracción de segundo igual o superior a la distancia focal que estemos usando. Es decir, que si disparamos con un tele de 400 mm (como el que comentábamos antes), para estar seguros de que la foto no salga movida disparando a pulso tendríamos que usar un valor de 1/400 segundos o superior.

Como es posible que las condiciones de luz no permitan disparar a estas velocidades (y exprimir el ISO no es lo más recomendable) es mejor echar mano de un trípode y de algún tipo de disparador, ambos accesorios casi imprescindibles cuando vamos a hacer una toma de larga exposición, que ya sería el caso.

Claro que si no tenemos un trípode a mano, al menos deberíamos intentar colocar la cámara sobre una superficie estable y programar el disparo con temporizador. Por otro lado, para que el astro quede totalmente enfocado es recomendable evitar el uso del enfoque automático y decantarnos mejor por enfocar manualmente.

Luna Llena Azul Desnfoque Una buena medición de la luz y un enfoque correcto son fundamentales, aunque a veces un desenfoque aporte misterio a la foto.

En cuanto a la exposición, hay que saber que (aunque pudiera parecer lo contrario) la cantidad de luz que refleja la Luna es alta, por lo que si tenemos un teleobjetivo lo suficientemente potente como para que ocupe buena parte del encuadre, es factible disparar a pulso. Por el contrario, si no ocupa mucho no es difícil que su superficie quede sobrexpuesta, por la gran diferencia de luz respecto al entorno. Para evitarlo podemos recurrir a varios métodos, por ejemplo compensar la exposición, pero quizá es más adecuado medir la luz en la propia Luna, utilizando el modo de medición puntual de nuestra cámara (si es que lo tiene).

Por lo demás, lo ideal es usar el formato RAW, poner la sensibilidad al mínimo (normalmente ISO 100 o 200) y elegir un diafragma cercano al punto dulce del objetivo, todo ello para conseguir la mayor calidad posible de imagen. En todo caso, siempre se puede experimentar con diferentes parámetros para ver qué resultados nos da.

Jumpstory Download20201029 122627

Situación y composición son claves

Ya hemos hablado de aspectos técnicos pero no podemos olvidarnos de otros que pueden parecer menores pero sin duda no lo son para lograr una foto de la Luna llena azul de Halloween. Y más teniendo en cuenta que, a diferencia de lo que ocurre con el sol, la Luna no sale siempre por el mismo sitio. Por eso es muy importante estudiar el terreno previamente y recurrir a aplicaciones como Photopills que nos ayudan a localizar los lugares adecuados para ver salir nuestro satélite.

F22a4962 Si la situación no es adecuada, la foto puede resultar simplemente anodina.

Por ello es importante buscar un buen lugar, lo más elevado que sea posible y alejado de la contaminación lumínica. Por tanto, en la medida de lo posible conviene alejarnos de zonas urbanas. Si no es posible, siempre podemos buscar un parque desde el que hacer las fotos, comprobando previamente que no haya fuentes de iluminación cercanas o buscando su punto más alto.

También es importante estar atentos a la previsión meteorológica y esperar que la climatología sea adecuada. Y es que, evidentemente, si el cielo está totalmente cubierto ni siquiera podremos ver la Luna. De todos modos, las nubes también podrían convertirse en nuestras aliadas si nos permiten verla (al menos en algún momento) porque esto podría aportar un interesante misterio a la fotografía (muy adecuado para la noche de Halloween).

Jumpstory Download20201029 123728

Por otro lado, y dado que es posible que no tengamos el equipo más adecuado para (según os hemos contado) conseguir que la Luna ocupe la mayor parte del encuadre, es muy interesante buscar algún entorno en el que haya algún elemento adicional de interés. Es decir, se trataría de incluir la Luna dentro de una escena más amplia, quizá que cuente una historia, lo que puede resultar ideal en un contexto como éste.

Para ello nos interesa recordar la Regla del 100 que nos explicaba Toni Sendra a propósito de una foto del sol: "por cada 100 metros de distancia, la Luna o el sol tendrá un tamaño aparente de un metro". Por tanto, si queremos hacer una foto incluyendo algo de lo que conocemos su tamaño (por ejemplo un campanario que mida quince metros), sabremos que si nos situamos a unos tres kilómetros del elemento, la Luna al salir por detrás tendrá un tamaño relativo de unos 30 metros, el doble del campanario, con lo que quedará muy bien.

The Supermoon Over St Pauls London Uk La superluna sobre St Pauls, Londres, Reino Unido. Foto de Andrew Fusek Peters (fotógrafo de fauna salvaje y paisaje) realizada con una Canon EOS 5D Mark IV, Canon EF 70-200mm f2.8L IS III USM, multiplicador Canon 1.4x II, ISO 1250, 1/100 seg f/4

Pero claro, para eso tenemos que saber desde dónde hacer la foto (a la distancia indicada) y tener en cuenta que estemos en la perspectiva correcta para ver aparecer el satélite justo por detrás de donde queremos... ¿Entendéis por qué hablábamos de la importancia de la planificación?

En cualquier caso, si seguís estos consejos seguro que podréis conseguir una buena foto de la Luna llena azul de Halloween. Y si no, al menos es probable que os haya "picado el gusanillo" y estéis deseando que llegue el próximo eclipse o la próxima superluna para poner en práctica todo lo que os hemos contado.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios